Perdonar a aquellos que te han hecho algún daño es beneficioso para tu salud, según la ciencia

Un estudio publicado en 2016, encontró que con el tiempo, los aumentos en el perdón se asocian con disminuciones en el estrés.
Perdonar a aquellos que te han hecho algún daño es beneficioso para tu salud, según la ciencia

Perdonar a aquellos que te han hecho algún daño es beneficioso para tu salud, según la ciencia

06 de Junio del 2019 - 11:17 » Textos: Redacción Multimedia

¿Quién no ha sentido cólera o ira cuando ha vivido una injusticia?. Todos los días en las noticias se hablan de robos, de asesinatos y familias que pierden hijos, hermanos, padres, debido a la delincuencia que se vive en nuestro país y el mundo.

Definitivamente todos hemos -alguna vez- sentido tanto coraje y hasta quizás odio por las cosas malas e injustas que suelen pasar en la vida, y empezamos a guardar sentimientos negativos que afectan nuestra salud.

¿Qué sucede con aquellos padres que pierden un hijo debido a un asesinato? Algunos terminan por perdonar a los asesinos para así liberarse de esa carga pesada que cargan. ¿Pero es esto lo mejor?

Según un profesor emérito de psicología en la Virginia Commonwealth University en Richmond, Everett Worthington "trabajar por el perdón en casos tan trágicos puede parecer noble para algunos, pero desconcertar a otros que podrían argumentar que un asesino no debería ser perdonado".

Sin embargo, muchos estudios científicos sugieren practicar actos de perdón ya que está relacionado con los beneficios de salud mental y física, incluidas la reducción en los niveles de presión arterial.

Un artículo publico en 2009, en el Journal of the American College of Cardiology sostiene que albergar ira y hostilidad produce un mayor riesgo de alguna enfermedad coronaria.

"La ira es una forma de estrés, por lo que cuando nos aferramos a la ira es como si estuviéramos activando la respuesta de estrés del cuerpo, o la respuesta de lucha o huida, crónicamente. Sabemos que activar esta respuesta de forma crónica lleva al desgaste del cuerpo" , sostiene el artículo. "Puede que no sea sorprendente que cuando nos comprometemos con el acto de perdonar, podamos comenzar a desactivar la respuesta del estrés y los cambios fisiológicos que la acompaña".

Otro estudio, publicado en Annals of Behavioral Medicine en 2016, encontró que con el tiempo, los aumentos en el perdón se asocian con disminuciones en el estrés.

El estudio encontró que los niveles de perdón tendían a cambiar con el tiempo, pero en general, "los aumentos de perdón se asociaron con reducciones en el estrés percibido, que a su vez se relacionaron con disminuciones de los síntomas de salud mental pero no física",  escribieron los investigadores en el estudio.

Lo más leído