Prevenga una trombosis

23 de Octubre del 2014 - 00:37 » Textos: Cecilia Arias

¿Alguna vez escuchó hablar sobre la trombosis? El término es conocido a nivel médico, pero nosotros lo conocemos de forma común como "coágulo de sangre".

"El coágulo suele aparecer, en la mayoría de pacientes, en las piernas. Suele ser pequeño, pero a medida que pasa el tiempo, crece hasta obstaculizar alguna vena e impedir que el flujo sanguíneo sea el apropiado; por eso se hincha la pierna y se pone colorada. Esto sucede cuando ya se desarrolla la enfermedad, pues no hay síntomas previos", explica la doctora Ysabel Montoya, directora científica de laboratorios Biolinks.

Explica que esta enfermedad no da señales de alerta previas. Puede aparecer por factores genéticos (familiares que la padecieron) o luego de una cirugía en la que no cierra bien la herida, que puede motivar la aparición de coágulos. Pero también hay motivos que podemos evitar, como llevar una vida sedentaria y/o sufrir de sobrepeso, detalla Montoya.

Mucha atención. Es importante prestar atención a la formación de coágulos en cualquier parte de nuestro cuerpo, porque de no ser tratados a tiempo, se pueden transformar en émbolos (una masa sólida, líquida y hasta gaseosa, como burbujas de aire) que se desplazarán a otras zonas en las que pueden bloquear vasos sanguíneos y derivar por ejemplo en una embolia pulmonar (bloqueo de la arteria pulmonar) y hasta un paro cardiaco.

Además de llevar una vida sana, con buena alimentación y ejercicios, la especialista explica la importancia de realizarse un examen genético por medio del ADN para descartar si ya se tiene o no una trombosis.

Recomienda a las personas que han sufrido un paro cardiaco o que han tenido familiares con trombosis que se realicen la evaluación. "La tecnología del ADN diagnostica de manera temprana el riesgo de sufrir de trombosis para que el médico la controle a tiempo. Con una gota de sangre se hacen análisis de hasta tres marcadores genéticos: factor V de Leiden, Protrombina y Metilentetrahidrofolato reductasa (MTHFR), los que determinan si se padece o no de una trombosis", comenta la especialista de Biolinks.