Una mirada más allá de lo evidente

22 de Octubre del 2014 - 23:21 » Textos: Silvia Quispe

Aparentemente su piel luce radiante y hermosa, pero si la viera al detalle podría llevarse más de una sorpresa. Ahora, conocer el estado de su piel, el porcentaje de daño solar que tiene su cutis, el desarrollo de las arrugas o saber si ese lunar que tiene (cielito lindo) junto a la boca es cancerígeno o no, ya es posible gracias a Visia, un equipo de diagnóstico que está revolucionando el mundo de la dermatología y que ya se encuentra en nuestro país.

Este equipo de última tecnología se ha convertido en un gran apoyo para los profesionales de la salud y de la cosmiatría porque les permite conocer al detalle el estado del rostro de sus pacientes e incluso proyectar cómo se verá en unos años.

Una gran foto. Walter Ponciano, endocrinólogo y director de Vital Center, explica que, en una sola sesión, Visia captura información visual del rostro en seis áreas claves que afectan la salud de la piel: arrugas, manchas, poros, uniformidad (variación de color en el tono de la piel), nivel de porifinas (evidencia de bacterias en los poros) y los puntos UV (característica del daño solar producto de la sobreexposición al sol)

"Luego de hacer la toma (que tarda menos de dos minutos), el programa automáticamente identifica los lugares del rostro donde pueda haber un tipo de daño", explica el doctor.

Realizada la "foto", el médico explica a detalle las imperfecciones o problemas que pueda tener el cutis. La paciente observa a través de imágenes a color y en 3D el estado de su rostro y la estructura de su piel. Además, Visia también puede indicar si un lunar es cancerígeno o no.

Pero, ¿para qué realizar un examen tan detallado? El doctor Ponciano indica que conocer el estado de la piel ayuda al médico a elegir los tratamientos ideales para cada caso. Además, en el campo de la cirugía, permite determinar cómo realizar las operaciones y el tipo de hilo a utilizar, por ejemplo.

El doctor que toma la prueba elabora un informe con fotos que detallan los problemas que tenga la piel y qué hacer en cada caso. Luego, la paciente se lleva su diagnóstico impreso para que el especialista ponga en práctica el tratamiento que corresponda. La evaluación se realiza en una consulta.

Ahora que se acerca el verano, antes de exponer su piel al sol, primero sepa en qué estado se encuentra para tomar las medidas del caso y no lamentarse en el futuro.