Verano 2019: Señales de alerta ante un posible cuadro de deshidratación por calor

Los cuadros de deshidratación no se deben dejar pasar por alto
Verano 2019: Señales de alerta ante un posible cuadro de deshidratación por calor

Verano 2019: Señales de alerta ante un posible cuadro de deshidratación por calor

16 de Febrero del 2019 - 14:11 » Textos: Redacción Multimedia

El excesivo calor, propio del verano, sumado al trajín diario de las personas podría provocar un estado de desequilibrio en el cuerpo, el cual se manifiesta con cuadros de deshidratación que no se deben dejar pasar por alto.

El infectólogo del Instituto Nacional de Salud del Ministerio de Salud, Manuel Espinoza, explicó que la deshidratación es un cuadro clínico que se da cuando el cuerpo pierde líquido y electrolitos como el sodio y potasio (dos sales importantes para el organismo). Por lo que se debe tener cuidado al exponerse demasiado al sol, al hacer ejercicios o permanecer en ambientes calientes y con poca ventilación por ser estos factores de riesgo para la deshidratación.

¿Cuáles son los síntomas?

El color de la piel se torna pálida

La piel permanece húmeda, debido a la sudoración abundante

Se tiene más sed de lo normal

El pulso es débil

La respiración es rápida, algo superficial

Se manifiesta también con dolor de cabeza (poco tiempo después el paciente puede presentar náuseas y vómitos)

La temperatura del cuerpo se mantiene normal

Resultado de imagen para site:diariocorreo.pe verano calor sol

El experto en la salud remarcó que las personas deben estar atentas a estas señales ya que ayudan a identificar cuadros desde una deshidratación leve (muchas veces clínicamente no detectable, con pérdidas de líquidos que van del 3% a 5% del peso corporal), moderada (se manifiesta por la sensación de sed o sudoración y posteriormente se producen náuseas y vómitos, con pérdidas de líquidos que van del 6% al 9% del peso corporal) o grave (puede provocar pérdida de conocimiento, baja de la presión arterial y en algunos casos puede llevar a la muerte. Esto ocurre cuando las pérdidas son mayores al 9% del peso corporal).

Asimismo, indicó que los grupos con mayor riesgo de deshidratación son los niños, especialmente los lactantes, así como los adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

Por ello se recomienda a las madres observar si la boca del bebé está seca, si tiene los ojos hundidos o si la piel presenta algún pliegue, que es cuando la piel presenta poca elasticidad, ya que estos son signos de deshidratación.

En el caso de los bebés se debe recuperar el líquido de manera inmediata, por lo que se recomienda el uso de suero oral para contrarrestar el proceso de deshidratación, mientras se transporta al niño al centro asistencial más cercano.

Medidas de prevención

Mantener los ambientes ventilados

Evitar el calor excesivo

Echarse agua en el cuerpo de manera constante

Usar ventiladores para generar ambientes más confortables

Beber abundantes líquidos (mínimo 2 litros para un adulto)

Consumir frutas con abundante contenido de agua

El Bocón en Vivo

Lo más leído