La “Plantalámpara”: el invento que volvió a iluminar la selva (VIDEO)

El artefacto brinda luz a partir de los nutrientes de las plantas. Los prototipos se llevaron a Nuevo Saposoa (Ucayali), donde no había energía eléctrica. 42% de las zonas rurales en la selva están en la misma situación.
La “Plantalámpara”: el invento que volvió a iluminar la selva (VIDEO)

La “Plantalámpara”: el invento que volvió a iluminar la selva (VIDEO)

01 de Diciembre del 2015 - 09:50 » Textos: María C. Medina » Fotos: Captura video

A cinco horas de Pucallpa, en los alrededores del río Pachitea, se encuentra la comunidad nativa Nuevo Saposoa que pertenece al grupo étnico Shipibo-Conibo. Desde marzo de este año, los 173 habitantes de esta comunidad se quedaron a oscuras debido a una inundación que dejó inutilizables sus cables de suministro eléctrico. Por varios meses los niños se valieron de mecheros con gasolina para cumplir con sus tareas y el resto de actividades quedaron restringidas.

Esta situación, que se repite en el 42% de las zonas rurales de la selva, fue parcialmente revertida hace cuatro meses por un ingenioso artefacto: la “Plantalámpara”.

CREATIVIDAD. Este problema impulsó a un equipo de investigadores de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) a desarrollar la “Plantalámpara”, un sistema que genera energía alternativa limpia a partir de los nutrientes que elaboran las plantas durante la fotosíntesis.

“En Ucayali encontramos mucha vegetación y mucha tierra. Tomamos algunas muestras, las trajimos al laboratorio y en base a eso, profesores y estudiantes nos pusimos a trabajar. Así nació este prototipo”, señala Elmer Ramírez, profesor de la carrera de Ingeniería de la Energía (UTEC) y responsable del equipo de investigación.

Mientras presiona el interruptor que se encuentra en el macetero, el docente explica que la gran ventaja de este equipo es su sencillo uso y mantenimiento, ya que solo necesita lo que la naturaleza proporciona para encender una lámpara LED hasta por dos horas al día. Solo recomienda cambiarle la tierra en un periodo de tres meses para su óptimo funcionamiento.

En total, 10 prototipos fueron entregados a las familias de Nuevo Saposoa.

Angello Vindrolla, alumno de la universidad y miembro del equipo de investigación, asegura que este intercambio representó una motivación adicional. “Saber que lo que hacemos se puede aplicar y beneficiar a la gente, nos ha dado una nueva perspectiva sobre los proyectos”, comentó.

Equipo

Siete docentes y ocho alumnos de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) participaron en esta investigación.