Casi 500 llamadas mensuales por agresión sexual recibe la Línea 100

Cifras evidencian que cada día 16 personas denuncian violencia, 75% son mujeres
Casi 500 llamadas mensuales por agresión sexual recibe la Línea 100

Casi 500 llamadas mensuales por agresión sexual recibe la Línea 100

31 de Octubre del 2017 - 07:13 » Textos: Mari Liss Nuñez » Fotos: Correo

Cada hora, los profesionales que están detrás de la Línea 100 reciben al menos dos llamadas de peruanas que, después de armarse de valor, deciden denunciar que sufrieron agresión sexual, acompañada -en algunos casos- de violencia física y psicológica.

El teléfono no para de sonar”, dice desde el otro lado del auricular una trabajadora que tiene que colgar inmediatamente porque una nueva comunicación está entrando. De acuerdo con las cifras de la línea gratuita, implementada hace más de siete años por el Ministerio de la Mujer, de enero a setiembre de este año se han recibido 4313 denuncias por abuso sexual. Es decir, 480 por mes. De todas las víctimas, el 75% son mujeres.

Hay más llamadas en las mañanas y en las tardes. Las cifras suben siempre después de festividades como Navidad, Año Nuevo e incluso Fiestas Patrias, porque se incrementa el consumo de alcohol y otras sustancias en la población”, relata la psicóloga que atiende estos gritos de auxilio. En esta estadística se agrupan los casos de acoso, tocamientos indebidos y violaciones.

A comparación del mismo periodo del año pasado, en 2017 se han registrado unas 2471 acusaciones más. Esto, a juicio de otra de las telefonistas que atendió a Correo, porque las mujeres han entendido que el mejor camino para salir de los círculos de violencia es “no callando”. A pesar de que el número de abusos sexuales es alto, los casos que más se alertan son los de maltrato físico que, durante los primeros nueve meses, alcanzaron los 22,900; seguido del psicológico, con 14,737. La mayoría ocurre dentro del círculo familiar, pues los agresores son identificados como padres, padrastros, hermanos, esposos, cuñados, hijos, yernos, entre otros.

“Para estar operativos las 24 horas, los turnos se dividen en 3 de 8 horas. Coordinamos con los bomberos, el Samu y los Centros de Emergencia para dar apoyo en el acto”, concluye la joven que dedica su tiempo a escuchar a mujeres víctimas de agresión.