Denuncia por violencia familiar hunde a fujimorista Juan José Díaz Dios

Parte policial señala que el 29 de junio el legislador Juan José Díaz Dios propinó a su esposa puñetes y puntapiés, además la jaló del cabello.
Denuncia por violencia familiar hunde a fujimorista Juan José Díaz Dios

Denuncia por violencia familiar hunde a fujimorista Juan José Díaz Dios

19 de Septiembre del 2015 - 08:01 » Textos: Mari Liss Núñez

El congresista Juan José Díaz Dios no tuvo más remedio que renunciar a la bancada de Fuerza Popular tras conocerse que es protagonista de un caso de violencia doméstica luego de que su esposa, Cinthya Vanessa Morales Pastor, interpusiera una denuncia en su contra por maltrato físico y psicológico.

El caso no tardó en levantar una polvareda de críticas, entre ellas la de la propia lideresa de su partido, Keiko Fujimori, quien, a través de su cuenta en Twitter, la noche del jueves, lamentó la situación de Díaz Dios y rechazó cualquier acto de violencia contra la mujer.

“La violencia contra la mujer es inaceptable, venga de donde venga”, tuiteó Keiko.

Ayer por la mañana, el parlamentario anunció públicamente su alejamiento de Fuerza Popular, en el que paradójicamente desempeña el cargo de secretario de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos (DD.HH).

“No me voy a esconder en mi inmunidad, ni en mi partido. Hoy mismo me retiraré de la bancada. Nada me devolverá mi nombre”, escribió en la misma red social.

Por su parte, la afectada, Cinthya Morales, usó el Facebook para pronunciarse: “Mi vida privada es privada, por lo que pido que respeten la intimidad ajena. Siempre hemos hecho uso de los canales adecuados. Agradezco de todo corazón que eviten juzgarnos antes que los llamados a hacerlo. Yo no soy un personaje público para que usen mi nombre como una venganza política”, escribió.

LO NIEGA. No obstante, a pesar de que en todo momento aseguró que se allanará a las investigaciones de la Fiscalía de Familia, el legislador negó en Canal N las afirmaciones que su expareja hizo ante los policías de la comisaría de Monterrico.

Según el parte policial del 29 de junio último, Cinthya Morales Pastor refirió a la Policía que fue agredida físicamente por Díaz Dios “en su cuerpo, con puñadas (puñetes), puntapiés”. El documento añade que la abogada fue “jalada del pelo, siendo arrastrada por el piso”, concluyendo que “no es la primera vez que pasa”.

En respuesta, el padre de la patria aseguró que fue él quien llamó a los policías en medio de una discusión que sostuvieron ese día.

“No es cierto que hayan habido patadas, jaladas de pelo. No tengo forma de defenderme mediáticamente. El Ministerio Público lo investigará. No va haber inmunidad parlamentaria”, sostuvo en su defensa.

Además, en la entrevista televisiva expresó que las lesiones que, de acuerdo con el informe del médico legista se encontraron en el cuerpo de su cónyuge, fueron porque “hubo un forcejeo (entre los dos) para evitar que (ella) se salga de control”.

En esa línea, Díaz Dios aseguró que “no puede pedir perdón (a su esposa) por aquello que no ha cometido”.

Piden investigar. En ese contexto, ayer, una de las primeras entidades en pronunciarse fue el ministerio de la mujer que, por medio de un comunicado, solicitó que se hagan las investigaciones pertinentes.