La píldora del día siguiente enfrenta a la Iglesia con el Ejecutivo (VIDEO)

Controversia tras fallo judicial. Mientras monseñor Piñeiro considera que anticonceptivo oral de emergencia causa “microabortos”, el Gobierno niega que tenga tales efectos y anuncia compras preliminares para su distribución gratuita en el plazo establecido
La píldora del día siguiente enfrenta a la Iglesia con el Ejecutivo (VIDEO)

La píldora del día siguiente enfrenta a la Iglesia con el Ejecutivo (VIDEO)

24 de Agosto del 2016 - 07:00 » Textos: Mari Liss Nuñez / Ana Lescano » Fotos: Hugo Curotto

El fallo emitido por el Poder Judicial que establece que en los centros de salud estatales se distribuya gratuitamente y de manera provisional el anticonceptivo oral de emergencia (AOE), conocido también como “píldora del día siguiente”, ha generado una recia controversia, al punto de enfrentar a la Iglesia con el Ejecutivo.

El presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, monseñor Salvador Piñeiro, sentó posición al afirmar ayer que esta píldora produce “microaborto”.

Piñeiro fue implacable y sostuvo que la posición de la Iglesia católica es que la vida empieza a partir de la concepción, es decir, cuando el óvulo es fecundado por el espermatozoide.

“Otros interpretan que la vida comienza cuando el óvulo se ha implantado en el útero, pero la enseñanza de la Iglesia es muy clara: la vida comienza desde el momento de la concepción (fecundación). Si ponemos cosas mecánicas o químicas, como la pastilla, afectará a la implantación en el útero. Por eso es de mucho cuidado, y lo vemos como un microaborto”, argumentó.

El también arzobispo de Ayacucho afirmó que el fallo provisional del Primer Juzgado Especializado en lo Constitucional de Lima se contrapone a lo establecido en el Código Civil del Perú, en el que se “anuncia que la vida comienza desde la concepción”.

En el mismo sentido se pronunció el exministro de Salud Luis Solari, quien calificó la medida cautelar de “inaudita” pues, a su juicio, su utilización no garantiza la reducción de las tasas de abortos no deseados.

“En ningún país donde se ha distribuido masivamente la píldora del día siguiente se ha reducido ni la tasa de abortos ni la de embarazo involuntario. No sirve para una política pública”, declaró.

Por su parte, José Garrido Lecca, director de la ONG Alas Sin Componenda -que en 2009 logró que el Tribunal Constitucional (TC) prohíba que el Estado entregue gratis la pastilla-, calificó el dictamen judicial de “un escándalo” y “una vergüenza”.

Desde su punto de vista, una instancia menor como el juzgado especializado no puede contradecir lo establecido por el TC.

“Un auto de menor jerarquía no va a traer abajo cinco años de entendimiento (...) Se ha emitido un fallo que está violando la propia Constitución. Vamos a solicitar una investigación a la Ocma, porque ya hemos averiguado que este juez tiene muchas denuncias por incompetencia”, adelantó.

“NO ES ABORTIVA”. Frente a estas posiciones, la ciudadana Cristina Gómez y la ONG Promsex (que interpusieron la demanda para retomar la distribución gratuita de la píldora) consideraron que al ser Perú un Estado laico, las creencias religiosas no se pueden imponer a la sociedad civil.

“Estamos en un Estado laico, no es un Estado católico, no es un Estado religioso, entonces la creencia religiosa no puede imponerse a la sociedad civil para mantener una situación que no es favorable a la ciudadanía”, dijo Gómez.

Acotó que, aunque la medida cautelar es temporal, el fallo final del magistrado será favorable, pues ha presentado una serie de documentos y evidencias que demuestran que la AOE no tiene efectos abortivos.

Versión que fue apoyada por el médico Elmer Huertas, quien en distintos medios de comunicación enfatizó ayer en que la utilización de la píldora no causa la interrupción de un embarazo.

“Aborto se llama al hecho en el cual un huevo implantado en el útero es extraído de raíz desde el útero, entonces esta píldora del día siguiente no es considerada abortiva”, aseguró.

Sin embargo, recalcó que su uso es solo de “emergencia”, por lo cual no puede ser consumido de manera indiscriminada por las mujeres.

LA BROMA DE PPK.  Entre tanto, en una actividad pública, la ministra de Salud, Patricia García, aseguró que acatarán la orden judicial en los 30 días que establece la resolución.

A su costado, un irónico Pedro Pablo Kuczynski afirmó lo mismo agregando que aún “le quedan 29 días (a la ministra) y le va a consultar al Cardenal primero”.

Broma que para la representante de Pronsex, Brenda Álvarez, es “de mal gusto” con todas las mujeres peruanas.

A pesar de este chascarillo, las ministras de la Mujer, Inclusión Social y de Justicia se mostraron a favor de que la pastilla del día siguiente sea accesible también para las personas de escasos recursos por ser un acto de “justicia”.

Para lograrlo, el viceministro de Salud, Percy Minaya, precisó que su sector empezará a preparar “pequeñas compras” del anticonceptivo de emergencia.

Asimismo, refirió que retomarán y actualizarán los protocolos que antes de 2009 había establecido el Minsa para su reparto en los establecimientos de salud.

Garantizó que las mujeres beneficiarias también recibirán orientación para que la usen apropiadamente.

No obstante, el decano del Colegio Médico de Perú, Miguel Palacios Celis, advirtió que se debe pedir una partida presupuestal especial al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para concretar las adquisiciones pues, recordó, los hospitales del país quedaron en un “tremendo desabastecimiento”.

Por la noche, la ministra de Salud, a su salida del Congreso, explicó que su sector preparará guías, las cuales contienen los lineamientos sobre el entrenamiento a los profesionales para que ofrezcan la consejería sobre el uso de la píldora, la cantidad de píldoras necesarias y el presupuesto para su compra.

Aseguró que hay suficiente evidencia científica que demuestra que la píldora es anovulatoria, es decir, que impide que el ovario libere el óvulo. “Si no hay óvulo, no hay concepción, y si no hay concepción, no hay aborto”, finalizó.