Investigan a policías de comisaría de Canto Rey por muerte de niña de 11 años

Padre de la víctima cuenta modus operandi de criminal César Alva Mendoza. Otras dos mujeres revelan que fueron violadas por el acusado y que ni la Policía ni el Poder Judicial las apoyaron
Investigan a policías de comisaría de Canto Rey por muerte de niña de 11 años

Investigan a policías de comisaría de Canto Rey por muerte de niña de 11 años

08 de Febrero del 2018 - 10:36 » Textos: Cris Vilchez y Joselyn Herrera » Fotos: Yodashira Pérez

Cuatro días después de que una menor de 11 años fuera secuestrada, violada y asesinada tras asistir a un taller de pedrería en la comisaría de Canto Rey, en San Juan de Lurigancho, el Ministerio del Interior (Mininter) dispuso ayer una investigación “profunda y exhaustiva” sobre los hechos sucedidos el pasado jueves en la citada dependencia policial.

Los cuestionamientos que recaen sobre los efectivos de la comisaría de Canto Rey corresponden a la falta de control y seguridad de los niños que ingresan y salen de sus talleres de verano y la posibilidad de que César Alva Mendoza (31), asesino confeso de la menor de iniciales M.J.V.R., haya sido “informante” de los policías de esa dependencia.

En diálogo con Correo, el ministro del Interior, Vicente Romero, señaló que su sector dispuso dos medidas: establecer al responsable del asesinato de la pequeña y una investigación administrativa y disciplinaria de lo que pudo haber ocurrido mientras la menor estuvo en la comisaría.

TRANSPARENCIA

“Todos los inconvenientes los vamos a responder mediante un documento que nos alcancen mañana o pasado en investigación administrativa y disciplinaria. Si los funcionarios policiales incurrieron en algún ocultamiento, falta o delito, vamos a darlos a conocer. Que quede bien claro eso. Tiene que haber respuestas transparentes”, manifestó.

Más temprano, en un comunicado, el Mininter ordenó la creación de un protocolo de seguridad e integridad de niños beneficiarios de programas de prevención en las comisarías.

También se indicó que se revisará y mejorará el reglamento de investigación policial de denuncias de desapariciones de menores a fin de agilizar los procedimientos.

Con relación a las denuncias de otras dos víctimas del “asesino de la bicicleta”, Susy y María, y de los familiares de la menor M.J.V.R., sobre una presunta lentitud, desgano, desinterés e indiferencia de los policías en seguir las denuncias, el Mininter dispuso la revisión de las estrategias de trabajo policial con la comunidad.

DILIGENCIAS

En tanto, las diligencias continuaron ayer en la sede de la Dirincri, en la avenida España, donde el asesino confeso César Alva Mendoza (37) fue sometido a las pruebas psicológicas correspondientes.

El abogado de la familia de la menor de 11 años, Marcos Riveros, señaló que aún está pendiente la declaración del imputado, la visualización de los videos y la inspección técnico-policial para la reconstrucción de los hechos, cuyas fechas y horas deben ser señaladas por la fiscal Consuelo Chipana Ortega.

Después de las 72 horas de detención, la fiscal tiene la facultad de decidir la prolongación de la privación provisional de la libertad o hacer caso a la defensa, que está interesada en que se solicite la prisión preventiva por 18 meses en contra del “asesino de la bicicleta”, según explicó Riveros, quien acompañó a Jorge Vellaneda Ambrosio, padre de la menor, a la sede policial.

“Pido la máxima pena. Claro, la cadena perpetua por el momento”, expresó el padre de familia, quien más temprano, en entrevista con varios canales de televisión, reveló más denuncias contra Alva Mendoza tras desentrañar su modus operandi y afirmar que su pequeña habría sido abusada hasta por tres hombres.

“Por información de nosotros; la necropsia general completa aún no ha salido, pero parece que ha sido violada. Hay tres (tipos de) semen, o sea, fue violada por tres personas diferentes. Ha sido degollada, calcinada, violada. Es fuerte”, manifestó Vellaneda a punto de romper en llanto.

No obstante, a su salida de la Dirincri se le volvió a consultar sobre el tema y sostuvo que “se sospecha, es una versión”, y que es responsabilidad de las autoridades investigar. Fuentes policiales comentaron que los resultados de las muestras de semen serán entregados a los detectives en el transcurso del día de hoy.

PROPINAS DE 1 SOL

Vellaneda Ambrosio dijo que gracias a su sobrino policía, Robert Jesús, descubrió que el asesino tenía ocho violaciones no denunciadas en perjuicio de menores, a quienes captaba con propinas de 1 sol.

HIPÓTESIS

Jorge Vellaneda, quien dijo llevar cinco días sin dormir, manifestó que su niña cayó en las garras del “Monstruo de la bicicleta” porque “ha tenido que conocerlo en la comisaría” y que aquel jueves 1 de febrero la pequeña fue atropellada por su asesino. Luego de ello, el sujeto le ofreció llevarla a un centro de salud con el fin de que su padre no se entere del accidente y tome represalias en su contra.

“Hemos analizado que mi niña va caminando, aparentemente le impacta con la bicicleta, luego ella cojea, él la convence y se la lleva. La engatusó, era su modus operandi”, narró el padre de familia tras denunciar que la mayor parte de la investigación la hizo él y su familia, y no la Policía, con excepción de algunos agentes.

El padre de la menor fallecida también contó que la mochila con que su niña salió de su casa con dirección al taller de pedrería fue encontrada en la vivienda del agresor. En su interior se encontró los cuadernos que la niña utilizaba para asistir a las clases de su taller.

MÁS ULTRAJES

Entre sollozos, dos mujeres revelaron la noche del domingo haber sido abusadas sexualmente por el “Monstruo de la bicicleta”, César Alva Mendoza, y que pese a las denuncias en su contra no fue encarcelado.

Una joven que se identificó como María contó que el ultraje ocurrió en abril del 2014, cuando tenía 14 años y se perdió en San Juan de Lurigancho al regresar de su trabajo. Ella le pidió a Alva Mendoza que le dé un sol para su pasaje y el hombre le dijo que en su casa le entregaría el dinero, pero una vez en el lugar, la metió a la fuerza y la golpeó. Ante sus gritos, el sujeto le desfiguró el rostro y la amenazó de muerte. Con el apoyo de sus familiares, puso la denuncia en la comisaría de Mariscal Cáceres, pero no continuó con las diligencias al no tener dinero.

A su vez, Susy, de 28 años, reveló que Alva Mendoza abusó sexualmente de ella después de acudir a una casa multifamiliar a cobrar una deuda.

INICIATIVA

Proyecto de ley para apurar búsquedas

Jorge Vellaneda, padre de la niña asesinada, contó que presentará un proyecto de ley para que se decrete alerta roja máxima cuando ocurran casos como los de su hija, a fin de que se permita allanar domicilios con rapidez, pues hubo mucha demora para obtener la autorización del Ministerio Público y del Poder Judicial, pese a que ya tenían identificado al sospechoso y se había ubicado su casa.