Para Fujimori, el 5 de abril, salvó la democracia antes que matarla

Mientras legisladores de Fuerza Popular se esfuerzan en destacar que este episodio de la historia es irrepetible, bancadas parlamentarias cuestionan que alguien que propició el quiebre del orden constitucional se catalogue “arquitecto de la democracia”
Para Fujimori, el 5 de abril, salvó la democracia antes que matarla

Para Fujimori, el 5 de abril, salvó la democracia antes que matarla

06 de Abril del 2017 - 06:30 » Textos: Karina Valencia / klvalencia@grupoepensa.pe | Óscar Cornetero / ocornetero@grupoepensa.pe » Fotos: AFP

El expresidente Alberto Fujimori, desde su prisión de la Diroes, donde cumple una pena de 25 años por actos de corrupción y crímenes de lesa humanidad durante la década de los 90, reivindicó ayer el autogolpe de Estado del 5 de abril de 1992.

Fujimori disolvió el Congreso y desarticuló otros poderes del Estado, como el Poder Judicial, además del Consejo Nacional de la Magistratura, el Tribunal de Garantías Constitucionales y el Ministerio Público.

Con siete mensajes publicados en su cuenta oficial de Twitter, se autoproclamó “arquitecto de la democracia moderna” y sostuvo que la medida que adoptó “valió la pena”.

“El arquitecto de la democracia moderna, perdón que les diga, fui yo. Quien generó la Constitución que hoy todos respetan”, dijo defendiendo aquella acción.

El exmandatario señaló que ese hecho dio lugar a la Constitución de 1993, que ha trascendido incluso a cinco gobernantes de oposición.

“El 5 de abril de 1992 no se mató la democracia. Se la salvó. El 80% de peruanos aprobó la medida. Pregunta a tus mayores”, escribió respondiendo a sus críticos de ese episodio, que contó con el respaldo de las Fuerzas Armadas.

OPOSICIÓN. Alberto Fujimori destaca la polémica medida abordada hace 25 años, mientras que congresistas del partido Fuerza Popular, agrupación política que preside su hija Keiko Fujimori, no comparten la idea de que esta disposición vuelva a repetirse, debido a que consideran que se vive y respira una coyuntura política distinta.

Héctor Becerril (FP) sostuvo que el autogolpe causó un quiebre democrático que no tiene justificación. “Fue un quiebre democrático, pero tampoco vamos a negar que luego hubo un Congreso Constituyente Democrático (CCD) con elecciones, que luego sacaron la Constitución de 1993. (...) Yo no justifico bajo ningún punto de vista, fue un hecho excepcional que nunca más debe repetirse”, indicó.

A su turno, el vocero fujimorista, Luis Galarreta (FP), dijo que esta medida forma parte de un “momento irrepetible” en la historia por la “ruptura del orden constitucional del país”. Señaló que este acto no es celebrado por el fujimorismo, ya que fue “el copamiento de algunos poderes”.

“He criticado y sigo criticando algunas cosas de los 90 porque considero que se hicieron cosas de mala forma, pero también se hicieron otras buenas. El autogolpe fue un tema negativo que FP no celebra”, aclaró.

Esta posición también es compartida por su colega Daniel Salaverry (FP), quien declaró a El Comercio que lo sucedido el 5 de abril de 1992 “fue un autogolpe y hay que decirlo con todas sus letras”.

CUESTIONAMIENTOS. El recuerdo de este suceso generó diversas reacciones ayer en el Palacio Legislativo.

Desde la bancada de gobierno, Mercedes Aráoz (PPK) cuestionó esta medida adoptada en aquella fecha y recordó que se debe defender la democracia.

“No hay razón alguna para romper el orden constitucional. Digan lo que digan hay que rechazarlo. Las relaciones autoritarias no son buenas. Tiene que haber balance con otras instituciones como el Congreso, el Poder Judicial”, manifestó.

La también segunda vicepresidenta aseguró que quizá este autogolpe pueda tener una intencionalidad de querer arreglar las cosas -como la economía-, pero que finalmente no pudo arreglar la institucionalidad del país.

Indicó además que en ese momento la ausencia de instituciones democráticas hizo que el exasesor presidencial Vladimiro Montesinos tuviera gran poder.

“Durante su tiempo (de Fujimori), la falta de instituciones crearon una figura oculta que tenía demasiado poder, como era el caso de Montesinos, que corrompió todo”, expresó.

Aráoz señaló que en el actual Parlamento se defenderá la democracia. “Ahora nosotros (el Gobierno) jugamos este juego y no vamos a cerrar el Congreso, no tenemos ninguna intención de hacerlo. Creo que es el espacio donde podemos hablar y dialogar, aunque tengamos diferencias”, precisó.

El integrante de la bancada de Alianza Para el Progreso (APP) César Vásquez criticó al expresidente Alberto Fujimori por el cierre del Congreso, señalando que eso constituyó la muerte de la democracia.

“Las frases del expresidente (en Twitter) no están acorde a la realidad. Decir que es el arquitecto de la democracia alguien que hizo un golpe de Estado y que mató a la democracia no es cierto, no se puede llamar (a una persona así) arquitecto de la democracia”, precisó.

Agregó que ninguna dictadura es aceptable ni justificable “bajo ningún punto de vista”.

Para Jorge del Castillo (APRA) todas las dictaduras siempre empiezan con buenas intenciones pero terminan mal. “No hay dictadura buena, todas empiezan aparentemente con buenos propósitos de moralidad, eficiencia y terminan en una corrupción, terminan en violaciones de los derechos humanos y con incompetencia. Eso es lo que se ha visto en todas, y la de Alberto Fujimori no fue distinta”, dijo.

Recordó que los integrantes del Partido Aprista sufrieron el hostigamiento y la intolerancia del gobierno de turno desde el primer día de aquel golpe de Estado.

“Sufrimos el golpe desde el primer día y desde el primer día le hicimos oposición al Gobierno, por lo cual nos metieron presos, nos persiguieron de manera injustificada, pero estuvimos en primera fila desde el primer momento”, recordó.

El vocero del Frente Amplio (FA), Marco Arana, arremetió contra los integrantes del fujimorismo, a quienes exhortó a no defender una acción antidemocrática como esta.

“El fujimorismo debe decirle al país que no puede seguir defendiendo un régimen mafioso, corrupto. No puede seguir justificando lo que todos condenamos que fue el resurgimiento de una forma política abusiva, corrupta y antidemocrática”, manifestó.

Subrayó que en el gobierno de Alberto Fujimori se inició una etapa “nefasta” para la población con el tema de las esterilizaciones, el pase a la impunidad y otros temas de corrupción.

También rechazó que en aquella fecha se hayan tomado los medios de comunicación a través de la intervención militar, así como la persecución de algunos líderes sindicales y la represión a políticos demócratas. Por ello, recomendó que se debe aprender de esta clase de errores para que no se vuelvan a repetir en un futuro y preservar la autonomía de los poderes del Estado.

DATOS:

- Historia

Una medida anticipada

La noche del 5 de abril de 1992, el entonces presidente Alberto Fujimori optó por ejecutar la polémica medida de autogolpe a través del mensaje a la Nación más recordado de las últimas décadas. “Disolver... disolver temporalmente el Congreso de la República”, fueron las primeras palabras que pronunció como parte de su plan “Gobierno de Emergencia y Reconstrucción Nacional” y que quedaron registradas en la memoria de los peruanos.

CIFRA

- 2014. Expresidente Alberto Fujimori en una carta señaló que no es exacto que haya sido un golpe de Estado.

- 21 abril de 1992 Máximo San Román asume las funciones de presidente de la República, pero no fue reconocido.

- 25 años de prisión recibió Alberto Fujimori, en el 2009, por delitos de lesa humanidad.