PPK: "La Constitución y la democracia están bajo ataque"

Anoche, en Mensaje a la Nación, sostuvo que “estamos ante un golpe bajo el disfraz de interpretaciones legales supuestamente legítimas”

21 de Diciembre del 2017 - 07:00 » Textos: Karina Valencia / Oscar Cornetero » Fotos: Presidencia de la República

El jefe de Estado se presenta hoy ante la representación nacional, desde las nueve de la mañana, para exponer sus descargos que ayuden a reflexionar a los integrantes de las bancadas de oposición al momento de la votación.

Según el parlamentario, Víctor A. García Belaunde (AP), al presidente de la República se le brindarán todos los honores correspondientes desde su ingreso al Palacio Legislativo, tal como lo manda la Constitución. “Se va a poner la alfombra roja y se le va a dar toda las prerrogativas que tiene como Jefe de Estado”, indicó y explicó que la guardia de honor del recinto le brindará los honores militares durante su traslado desde el Hall de los Pasos Perdidos a la puerta central que conduce al Hemiciclo.

En ese lugar, el presidente del CongresoLuis Galarreta lo invitará a subir al estrado de la Mesa Directiva donde el fujimorista leerá el meollo de la moción y la pretensión de vacancia.

Acto seguido, PPK se ubicará junto a su abogado Alberto Borea en una mesa condicionada desde donde se dirigirá a los 130 parlamentarios por un lapso de dos horas como mínimo a pedido de la bancada oficialista; mientras que los legisladores tendrán entre cuatro a cinco horas para hacer el debate respectivo.

Una vez terminada la sesión, y de eventualmenteaprobarse el pedido de la vacancia contra Kuczynski Godard -con 87 votos-, el presidente del Congreso, Luis Galarreta, deberá convocar a una Junta de Portavoces para fijar la manera en que al día siguiente se realice la juramentación del nuevo presidente.

Entre tanto, el vocero alterno de la bancada de Peruanos por el Kambio, Juan Sheput, confirmó que el mandatario acudirá acompañado de algunos invitados.

 Mensaje a la Nación

El presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, informó anoche que ni el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, ni la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, asumirán la Presidencia si mañana el Congreso decide vacarlo.

"Se trata de una convicción (de la defensa de la democracia) que mis dos vicepresidente comparten, porque ninguno de los dos quiere ser parte de un gobierno que nazca de una maniobra injusta y antidemocrática", señaló el mandatario  en un Mensaje a la Nación.

PPK reiteró que con el pedido de vacancia "la Constitución y la democracia están bajo ataque". "Estamos ante un golpe bajo el disfraz de interpretaciones legales supuestamente legítimas", señaló.

Kuczynski afirmó que "las intenciones de nuestros opositores quedan desenmascaradas por su comportamiento apresurado y abusivo".

Además se refirió a la acusación constitucional contra el fiscal de la Nación Pablo Sánchez, y contra los miembros del Tribunal Constitucional que se lleva a cabo en el Congreso y señaló que este "golpe" afectará no solo la política, sino la economía.

"El ataque a las instituciones, a la Presidencia de la República, la Fiscalía y el Tribunal Constitucional, constituiría, no solo un golpe político, sino también un golpe económico al Perú, pues estamos a punto de recuperar el dinamismo que el país perdió hace más de 3 años", indicó.

Asimismo, consideró que no es favorable para el Perú “regresar a la dominación de un solo grupo que maneje todo el país a su antojo. Exigimos el respeto a la decisión popular que dispuso un equilibrio de poderes con el Congreso de un lado y el Ejecutivo del otro, sin que haya uno dominante”.

Se defenderá en el Congreso

El mandatario informó que se presentará ante el Parlamento junto a su abogado y defenderá su mandato, "lo haré con todo mi empeño, mi corazón y mi patriotismo".

 “Soy una persona transparente, alguien que jamás ha cometido un acto de corrupción en toda su vida”, aseveró PPK al asegurar que asistirá con sus dos vicepresidentes.

“En pocas horas iré al Congreso para enfrentar el intento de vacancia a la Presidencia de la República cuyo mandato ustedes me dieron. (…) Sostendré con total convicción mi compromiso con el país y defenderé mi capacidad moral para continuar sirviendo a todos los peruanos hasta el final de mi mandato”, aseguró.

Ofrece disculpas

Al dirigirse a la Nación, el presidente se disculpó con la ciudadanía “con claridad de mente y dolor de corazón” por “no haber sido lo suficientemente cuidadoso y prolijo en el orden y registro de todas mis actividades. No he sido suficientemente ordenado con mis archivos y memorias. Lo reconozco y lo lamento profundamente”.

“Ser descuidado y desprolijo es un defecto pero no es, no ha sido, ni será jamás para mí una herramienta de deshonestidad y mucho, mucho menos, de delito”, expresó Kuczynski desde el salón Túpac Amaru de Palacio de Gobierno.

Consideró además que otro error “fue esperar algo distinto de nuestros opositores. Muchos me aconsejaron que a la primera censura respondiera con una cuestión de confianza. No los escuché y asumo mi responsabilidad. Decidí optar por el diálogo, no por la confrontación. Hoy, sin embargo, todos estamos viendo las consecuencias de esa decisión”.

Oposición "agresiva"

El jefe de Estado también afirmó que todos los peruanos “han sido testigos de la actitud agresiva de la mayoría opositora que controla el Congreso”.

“En los primeros quince meses, cinco de mis ministros fueron censurados o forzados a renunciar, un verdadero récord histórico. No somos perfectos, por supuesto. Pero ahora es evidente que desde un principio se buscaba llegar a lo que está ocurriendo hoy”, indicó.

El presidente de la República, invocó a los peruanos a confiar en él, pues a lo largo de su vida personal y profesional nunca tuvo que ver con actos de corrupción, deshonestidad o delitos.

“Quiero decirles, con todo mi corazón, que si ustedes me apoyan, su confianza no será defraudada. Afirmo con toda la solemnidad y gravedad del juramento que entre mis defectos jamás, pero, jamás, he tenido el de la corrupción, la deshonestidad o el delito”, puntualizó.

La destitución 

La eventual destitución del mandatario requiere el voto de 87 legisladores, de los cuales el fujimorismo cuenta con 71 y el izquierdista Frente Amplio con 9 representantes. Pero primero Kuczynski tendrá más de 60 minutos para ejercer su defensa, en compañía de un abogado Alberto Borea.

En caso de aprobarse, el primer vicepresidente Martín Vizcarra, actual embajador en Canadá, asumiría la Presidencia de la República o, en caso que no acepte, lo haría la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, que actualmente preside el Consejo de Ministros.