Terremoto afectaría a 450 mil casas y a 2 millones de limeños

Ministro de Defensa, Jorge Nieto, asegura que la capital tendrá un sistema de alerta y que se trabaja para que esté implementado antes de fin de año
Terremoto afectaría a 450 mil casas y a 2 millones de limeños

Terremoto afectaría a 450 mil casas y a 2 millones de limeños

21 de Septiembre del 2017 - 09:36 » Textos: Juan Hidalgo » Fotos: Correo

El terremoto en México, además de una tragedia que ha causado más de 200 muertes, también ha remecido la conciencia sobre las consecuencias que esta clase de desastres ocasionarían en el Perú, los que, por su gravedad, superarían a los registrados en el hermano país norteamericano.

Para muestra, un botón. El jefe del Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred), Wladimiro Giovannini y Freire, advirtió que si ocurriese un sismo de grandes proporciones en nuestra capital, este afectaría a unas 450 mil viviendas y pondría en peligro la integridad y hasta la vida de aproximadamente 2 millones 100 personas.

“Los diferentes distritos de Lima tienen diferentes tipo de suelo; incluso un mismo distrito puede tener tres o cuatro tipos de suelo. Pero en el riesgo no solo influye el tipo de suelo, sino también la clase de vivienda o la densidad poblacional, porque en una casa pueden vivir tres o cuatro familias; es parte de nuestra realidad”, explicó el especialista en ATV+.

LEA: Lima: estos son los distritos que soportarían un terremoto (VIDEO)

Sobre la base de estos factores, precisó que en los distritos de San Juan de Lurigancho, Villa El Salvador, Ate, Los Olivos, Chorrillos, Puente Piedra, Comas y Lima, la población estaría expuesta en caso de un fuerte movimiento telúrico.

Del mismo modo, Giovannini y Freire enfatizó que en caso de que un terremoto ocurra frente a Lima, un tsunami podría llegar a la ciudad en aproximadamente 18 minutos.

“Ese es el tiempo que tiene la gente que vive en el Callao, Ventanilla y Lurín. La principal alerta es el sismo en sí mismo, un sismo muy fuerte”, remarcó.

ES INMINENTE. Por su parte, el Instituto Geofísico del Perú (IGP) reiteró que hay un silencio sísmico en la capital de 271 años, pues el último terremoto que tuvo como epicentro nuestra capital ocurrió en 1746. En consecuencia, se espera la ocurrencia de un movimiento telúrico que supere los 8 grados en la escala de Richter.

Sobre el tema, el jefe de dicha institución, Hernando Tavera, detalló que en lo que respecta a la calidad del suelo Surco, San Isidro y Surquillo están entre los distritos capitalinos bajo mayor riesgo.

“Somos un país de alta actividad sísmica, pero cuando vemos a Lima y el sur del país, notamos que hay un vacío importante y puede haber un sismo de magnitudes grandes”, refirió.

SISTEMA EN MARCHA. En respuesta a esta preocupación, el ministro de Defensa, Jorge Nieto Montesinos, informó que con la colaboración del IGP ya se trabaja en la instalación de una alerta temprana de sismos en Lima.

“Estamos trabajando en eso, de modo que la población tenga toda la información en el momento que ocurra, o antes”, declaró desde el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN).

Nieto Montesinos agregó que no se escatimará en gastos para tal plataforma, la que -explicó- se debe implementar a la medida de cada país o ciudad.

También advirtió que el sistema que se instalará en Lima advertiría la ocurrencia de un terremoto con algunos segundos de anticipación, entre 18 y 20 (mientras que en el caso de Ciudad de México puede ser de entre 30 y 60 segundos), debido a que nosotros estamos al lado del mar -donde se producen la mayoría de los sismos de grandes magnitudes-, mientras que la capital de México se ubica en el centro de ese país.

Por tal motivo, adelantó que el sistema de prevención en nuestra metrópoli debe imitar al japonés, por la semejanza en cuanto a la proximidad de la falla geológica a la costa.

Asimismo, el titular de Defensa sostuvo que el problema de la “autoconstrucción” -es decir, de las viviendas construidas por los mismos residentes- es un factor que podría incidir en las consecuencias de los movimientos telúricos, pues muchas veces estos inmuebles se levantaron sin el debido asesoramiento técnico de arquitectos e ingenieros.

A su turno, el titular de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (Cismid), Miguel Estrada, refirió que los sensores para alertas tempranas en Lima se deben instalar en las islas aledañas.