Temas

​El Ángel de Varsovia: Un día como hoy murió la enfermera que salvó a niños en la II Guerra Mundial

Se recuerda a Irena Sendler por salvar a niños en la II Guerra Mundial y los hacía pasar como muertos para salvarlos de ser torturados por los alemanes

​El Ángel de Varsovia: Un día como hoy murió la enfermera que salvó a niños en la II Guerra Mundial

​El Ángel de Varsovia: Un día como hoy murió la enfermera que salvó a niños en la II Guerra Mundial

12 de Mayo del 2017 - 10:04 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Difusión

Hasta en los peores momentos existe una luz en el camino y eso fue lo que sintieron los niños que fueron salvados de morir por la enfermera conocida como «El Ángel del Gueto de Varsovia», durante la Segunda Guerra Mundial. Irena Sendler, fue una enfermera y trabajadora social polaca católica, que durante el holocausto ayudó y salvó a más de 2500 niños judíos prácticamente condenados a ser víctimas, arriesgando su propia vida.

Como ella misma explicó en vida: «la razón por la cual rescaté a los niños tiene su origen en mi hogar, en mi infancia. Fui educada en la creencia de que una persona necesitada debe ser ayudada de corazón, sin mirar su religión o su nacionalidad», aseguró en ese entonces Sendler.

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Cuando Alemania invadió el Polonia en 1939, Irena era enfermera en el Departamento de Bienestar Social de Varsovia, el cual llevaba los comedores comunitarios de la ciudad. Viendo todo el riesgo que corrían los más pequeños, la enfermera se puso en contacto con familias a las que ofreció llevar a sus hijos fuera del gueto. Pero no les podía dar garantías de éxito. Lo único seguro era que los niños morirían si permanecían en él.

Muchas madres y abuelas se negaban a entregar a sus niños, algo absolutamente comprensible pero que resultó fatal para ellos. Algunas veces, cuando Irena o sus chicas volvían a visitar a las familias para intentar hacerles cambiar de opinión, se encontraban con que todos habían sido llevados al tren que los conduciría a los campos de la muerte. A lo largo de un año y medio, hasta la evacuación del gueto en el verano de 1942, consiguió rescatar a más de 2500 niños por distintos caminos: comenzó a sacarlos en ambulancias como víctimas de tifus, algunos aseguran que los drogaba para hacerlos pasar como moribundos y ocultaba su identidad en frascos debajo de la tierra. Pero pronto tuvo que buscar otros métodos para hacerlo. Desde colocarlos dentro de bolsas de basura hasta en ataúdes, cualquier idea era bienvenida.

CONDENA.

El 20 de octubre de 1943 las cosas se complicaron para Irena, quien fue detenida por la Gestapo. En la prisión de Pawiak fue sometida a terribles torturas con las que los nazis no consiguieron averiguar el paradero de los niños a los que había estado ayudando a escapar del gueto. Condenada a muerte, Irena pudo escapar de la prisión gracias a un soldado quien la ayudó a escapar y su nombre fue apuntado en la lista de ejecutados. Hasta el fin de la guerra, continuó con su labor bajo un nombre falso. Una vez terminada la guerra, Irena desenterró las listas con los nombres de los niños y la entregó al Comité de salvamento de los judíos supervivientes.

La Orden del Águila Blanca de Polonia, título de Justa entre las Naciones de organización Yad Vashem de Jerusalén o su candidatura al Premio Nobel de la Paz fueron algunos de los reconocimientos a una mujer quien nunca pensó que su labor humanitaria descubierta muchos años después levantara tanto revuelo. Para ella fue lo que tenía que hacer. Irena Sendler falleció en Varsovia a los 98 años, el 12 de mayo de 2008.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

EE.UU. lanzó 59 misiles contra base militar del régimen sirio tras ataque químico [VIDEO]

Lo más leído