Temas

Arequipa: Alcoholismo y anemia, los enemigos de Pampamarca

Pampamarca es uno de los diez distritos de la provincia de La Unión.

02 de Septiembre del 2016 - 13:49 » Textos: Nery Alemán » Fotos: Nery Alemán

Pampamarca es uno de los diez distritos de la provincia de La Unión. A diferencia de la realidad en otras jurisdicciones, aquí continúa arraigado el alcoholismo y es parte de la mal llamada cultura agrícola.

En nombre del consumo de alcohol metílico, se han acuñado frases tan absurdas como la expresada por Joselo, un muchachito de apenas 14 años de edad a quien sus padres le dan de tomar cada madrugada durante la época de siembra.

“Señorita, si no tomo, la acequia se seca porque eso es rechazo a la Pachamama”, dice mientras sus ojos brillan en señal de convicción.

No es extraño ver en las calles a grupos de hombres y mujeres adultos mayores, consumiendo licor adulterado, precisamente el mismo día cuando cobraron Pensión 65.

“¿Quién les puede prohibir?, les he hablado muchas veces, parece que me entienden, pero al mes siguiente hacen lo mismo, se gastan la plata del Gobierno en trago”, dice el SOT PNP Chara, lleno de impotencia porque es el único policía en todo el distrito y su relevo llega cada diez días.

OLVIDO. El médico serumista del puesto de salud, Julio Álvarez Gamero, tiene apenas 25 años de edad, es la primera vez que sale de Arequipa y se topa con una realidad tan dura.

“Este es el lugar más olvidado del mundo, me parece ilógico no tener siquiera señal telefónica adecuada, a veces inclusive falla el sistema de radio por la variabilidad del voltaje eléctrico, no tenemos una ambulancia para llegar a los anexos, nos vemos obligados a caminar nueve horas a lugares como Santa Rosa, pero lo hacemos, nuestra esperanza es salvar a la gente, aún a costa de sus costumbres”.

El anexo Santa Rosa queda al otro lado del cañón, para llegar, es necesario descender unos 500 metros, pasar el río y volver a subir. Cuando se trata de festejar y por ende consumir licor, nada es obstáculo.

El domingo 28 último, trece músicos con sus instrumentos llegaron a la plaza de Pampamarca a bordo de una miniván y dos horas después, emprenden la tremenda caminata. Se diría que su devoción los mueve, pero no. Es el dinero.

Ellos permanecerán tres días tocando para la santa y cobrarán por lo menos 7 mil soles, sin contar costos de transporte, alimentación y mucho licor. ¿Quién afrontará ese gasto? Un devoto de la fiesta, un lugareño que salió hace muchos años y encontró el ansiado progreso. Ahora vuelve para demostrarle a sus paisanos cuán “generoso” puede ser.

No entiendo por qué gastan tanto, su fe podrían demostrarla haciendo donativos al pueblo para comprar una ambulancia o un patrullero y así habría posibilidad de controlar el ingreso de alcohol, aunque antes es necesario tener una ordenanza municipal autorizando esos operativos”, reflexiona el jefe policial, mientras observa con paciencia cuando los músicos sujetan sus instrumentos al lomo de una mula que los cargará hasta el otro lado del río.

ORDENANZA. Tanto el jefe policial como el médico del distrito, han solicitado en varias oportunidades al alcalde Edgar Zanabria Huamaní, debatir en el municipio la ordenanza para declarar ilegal la venta de alcohol metílico, pero aún cuando han pasado 20 meses de su gestión, la mentada norma edil sigue siendo una simple idea.

Este es uno de los pocos distritos donde el consumo de “trago” no está controlado por falta de la ordenanza en cuestión. Distinta es la realidad en Puyca, también ubicada en la zona más alta de la provincia.

Olga Vera Huayhua es una joven madre natural de Puyca, pero radicada en Pampamarca por motivo conyugal. Su cuñada Paulina, tiene hijos adolescentes y a raíz de su adicción al licor, dejó de acudir al puesto de salud para controlarse. Por eso hace cinco años volvió a tener hijos, uno de 5 años y otro de apenas meses de nacido.

“En Puyca total está prohibido, va la Policía con el alcalde y le quitan el trago a las tiendas y lo echan al suelo, antes todos tomaban champán y caballo viejo, pero ahora ya no. Acá todas las tiendas venden y por eso mi cuñada total toma, ni atiende a sus hijos, tiene grandes y chiquitos, nadie le da de comer a estos chiquitos”, dice mientras observa compasiva a sus sobrinos.

El otro flagelo, que nace como consecuencia directa del alcoholismo de hombres y mujeres, es la anemia y, peor aún, la desnutrición crónica infantil.

El enfermero José Manuel Bravo es uno de los 5 trabajadores nombrados que laboran al servicio del Ministerio de Salud en este distrito. “Recién desde el año 2015 tenemos a disposición el equipo para tamizaje de hemoglobina para infantes menores de 3 años. La primera medición hecha el año pasado arrojó 70% de casos con anemia. Se está aplicando sulfato ferroso, chispitas salvadoras y asesoría en alimentación, esperamos tener mejoras”, refiere.

RELIGIÓN. Jessica Quenta Valdez, habla quechua, es nutricionista y cumple su servicio Serums en Pampamarca. Dominar el idioma nativo de los lugareños le ha servido para acceder en mejor posición a las familias de anexos como Seccencaylla, Tecca, Larcco y Ñecceta, donde ni infantes ni padres hablan castellano.

“Estamos avanzando en la educación alimentaria, esperamos tener resultados a fines de este año, pero hay muchos obstáculos, uno es la religión que les prohibe consumir sangre de animales y por más que les explicamos el valor nutriticional de la sangre, parece imposible hacerlos entender”, asegura en tono pesimista.

Frente a la deficiencia de proteínas y minerales de origen animal, existe la alternativa de orientar a la población a la crianza de truchas en el lecho del río, de manera controlada. De esa forma podrían acceder a carne para enriquecer su comida diaria dado que disponen de productos como habas, quinua y ocas para el complemento.

EMBARAZO.La tasa de natalidad en adolescentes ha bajado en los últimos años porque las jóvenes que estudiaron en el albergue de Pampamarca, recibieron información de parte del personal de puesto de salud.

En el año 2015 se registró un caso de mortalidad materna por aparente suicidio no esclarecido a pesar del tiempo transcurrido.

CIFRA.70 por ciento de menores de 3 años afronta déficit de hierro en la sangre.

DATO.20 meses de gestión tiene el alcalde Edgar Zanabria y aún no aprueba la ordenanza.

Correo a las 6

Lo más leído