Temas

​Consideran poco probable que estándares de calidad ambiental sean modificados 

Por otro lado, alcalde de La Oroya señala que se debría culminar plan de acción para mejora del aire

​Consideran poco probable que estándares de calidad ambiental sean modificados 

​Consideran poco probable que estándares de calidad ambiental sean modificados 

18 de Abril del 2017 - 10:31 » Textos: Daniel Mitma » Fotos: Correo

Luego de que en marzo de este año la subasta de Doe Run Perú quedara desierta, el Ministerio del Ambiente elaboró un decreto supremo que flexibiliza los estándares de calidad ambiental (ECA) que antes se exigía a las empresas mineras. Para el alcalde de la provincia de La Oroya, Carlos Arredondo, si ello garantiza la salud de la población está de acuerdo pero consideró que se debe culminar la actualización del plan de acción para la mejora de calidad del aire en La Oroya.

Por su parte, el presidente de la Junta de Acreedores, Guillermo Shinno, consideró que este había sido uno de los motivos por el que la subasta quedó desierta; sin embargo, también están los temas laborales no resueltos y la remediación de suelos.

POCO PROBABLE. Sin embargo, para el director de Energía y Minas, Juan Samanez, esta es solo una propuesta que resulta improbable. “Debido a los altos estándares que se exige la empresa no se pudo vender y considero que es poco probable que estos se reduzcan, por ahora solo es una propuesta que necesita todo un estudio y evaluación para ser ejecutado”, señaló.

Desde el Ministerio del Ambiente, Marcos Alegre, viceministro de Gestión Ambiental se pronunció a través de un medio nacional que esta propuesta está basada en recomendaciones del Organismo Mundial de la Salud.

RETRASO. Cabe resaltar que la subasta del complejo metalúrgico ya viene siendo retrasada en dos oportunidades. La primera se programó para el 21 de marzo para la que el precio base incluso había sido reducida en 15%, es decir 230 millones para ambos activos.

El próximo remate ha sido programado para julio de este año, aunque se considera que los ECA no serían modificados aun para esa fecha. “El Plan de Trabajo aprobado por la Junta de Acreedores en el último trimestre del 2016, contempla un segundo remate programado para julio”, sostuvo Guillermo Shinno con referencia al futuro de la empresa.

DESCIENDE. El precio del complejo fue de $196 millones, mucho menos que los $270 millones iniciales que propuso la junta.