Temas

​Glaciar de Huaytapallana retrocede en más del 63% 

El Inaigem reveló que solo queda 21,39 kilómetros cuadrados de cobertura de hielo, el problema es a nivel nacional

​Glaciar de Huaytapallana retrocede en más del 63% 

​Glaciar de Huaytapallana retrocede en más del 63% 

03 de Julio del 2017 - 09:13 » Textos: Thalia Vivanco » Fotos: Correo

El aumento de la temperatura en el Perú viene acelerando el retroceso de los glaciares en el país y las cumbres nevadas no son ajenas a este devastador proceso. En ese sentido, hasta la actualidad, en un 63,08% se redujo el glaciar del nevado Huaytapallana, reveló el Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem).

CONDICIONES. Debido al cambio climático, Huaytapallana, el nevado forma parte de la Cordillera Central de la Cordillera de los Andes, en la provincia de Huancayo, en Junín, hoy agoniza, y de él quedan apenas 21,39 kilómetros cuadrados de cobertura de hielo, según datos recientes del Inaigem. Su extinción es algo inevitable, dentro de algunos años. Podría ser 20 años en promedio.

Si una persona regresa nuevamente al nevado, el retroceso del glaciar es evidente e impresionante: antes se llegaba a ver la nieve desde que uno estaba a cuadras, pero ahora hay que caminar un largo tramo hasta llegar a la zona más cercana al hielo.

La deglaciación del Huaytapallana ha producido la aparición de lagos que almacenan parte del agua derretida. El gerente de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente del Gobierno Regional Junín (GRJ), Fredy Valencia Gutiérrez, manifestó que los nevados son fortalezas de agua natural que nutren los ríos y las represas. “La reducción del glaciar es irreversible por el calentamiento global que nos afecta. Este proceso podría cortarse en unos años causando el desabastecimiento”, señaló. Sin contar las innumerables especies de flora y fauna que se perderían por el cambio en los ecosistemas.

Como se sabe, el nevado Huaytapallana es la principal fuente de vida para el valle del Mantaro. Sus aguas son usadas para el consumo humano, para las actividades agrícolas y para la industria. En ese sentido, la deglaciación en esta parte de la región dañaría las reservas hídricas de Huancayo, lo que afectaría, irremediablemente, la vida de las personas, el turismo y el ecosistema de la ciudad.

NACIONAL. Inaigem, informó que de los 1.035 kilómetros cuadrados de cobertura glaciar que tenía Perú en 1962, al 2017 le quedan solo 445 kilómetros cuadrados, lo cual representa una reducción del 65% en 55 años.

Similar situación de la cordillera Central que tenía 117 kilómetros cuadrados de cobertura, y al 2016 le quedan apenas 40 kilómetros cuadrados, lo que equivale a una perdida de 3 mil millones de metros cúbicos de agua que se perdió en el mar.

ESTUDIO. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi) cuenta actualmente con tres estaciones climáticas, ubicadas en las cordilleras de estudio. De estas estaciones, dos se encuentran sobre el hielo (Cusco y Arequipa) y una en la morrena frontal de un glaciar (Junín).

PRONÓSTICO. La radiación ultravioleta en la región es extrema. El país ocupa el primer lugar en ser afectado por los altos índices de radiación ultravioleta. Según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), se intensificarán en los próximos días (considerado extremo), siendo una amenaza a la salud. Además, entre las zonas más afectadas figuran la región central de Junín, y las sureñas de Cusco, Arequipa, Puno, Moquegua y Tacna. También habrá bajas temperaturas.

Pandora Slam

Lo más leído