Temas

​Puerto Prado: Una comunidad que llora, estos son los dramáticos relatos de damnificados

El huaico los ha dejado sin casa, sin agua, sin luz, sin comida y con pocas esperanzas. Pobladores piden ayuda

04 de Marzo del 2017 - 00:51 » Textos: Daniel Mitma » Fotos: Daniel Mitma

El devastador huaico que cayó sobre el Centro Poblado Puerto Prado marcó la vida de decenas de familias que lo perdieron todo. Mónica Chávez vive de milagro. Su cuerpo tiene heridas, como arañazos y llora cuando habla. Su tío la salvó del huaico cuando la estaba arrastrando hacía el río. Pero el tío no se salvó. El huaico se llevó a su papá, hermano y tío. A sus gallinas, cuyes, patos. Su ropa, cocina, cuadernos. Ella ahora está juntó a su familia que llegó de Pangoa, está triste y apenas puede hablar cuando recuerda lo que le pasó.

HISTORIAS. Vargas Avilés perdió una tienda completa y un hotel llamado “Nuevo Horizonte”. Ella estaba en Huacho cuando sucedió y retornó en el acto. Cuando dice que perdió todo contiene el llanto.

Inocencia Sharete Díaz escapó por el monte junto a sus 5 hijos. Cuando escuchó el sonido se fue para el monte y ahí se refugió hasta que pasó el desastre. Junto a su hijo fue hasta la municipalidad a empadronarse para que le den alimentos.

Uriel Churibante es el técnico enfermero del puesto satelital Puerto Prado. Lo único que tiene es ibuprofeno y algunas inyecciones para dar a los heridos. La Diresa no les prove de medicinas y cuando los heridos del huaico fueron, tuvieron que enviarlos a Satipo porque ahí no podían hacer nada. Él también escapó del huaico junto a sus 4 hijos y su esposa. El puesto de salud queda en una loma alta 10 minutos de camino del centro poblado. Está al borde de un acantilado y podría caerse.

El alcalde Iván Cisneros está en Lima y no llegará. Eso es un problema porque solo a él le pueden entregar la ayuda para que reparta los alimentos, agua, carpas, etc.

El gobernador estuvo recorriendo el lugar en la mañana pero después se retiró. La gente pide ayuda inmediata, reclama agua pero esta se encuentra en el almacén hasta que llegue el alcalde.

Asimismo, 20 soldados del Ejército y 10 Sinchis de Mazamari están en la zona buscando a los desaparecidos. A las 10 de la mañana hubo una alarma de que los habían encontrado pero fue falsa. El huaico cayó en dos lugares. Uno en medio del pueblo, se llevó la mitad entera. No dejó ni un árbol parado. El otro cayó detrás del pueblo donde habían 10 casas, allí se llevó todo y lo que no se llevó lo dejó inundado.

En el lugar no para de llover. El huaico cayó en tres bloques y el tercero fue el que se llevó todo. Un chofer que hace esa ruta dice que hace 15 años cayó uno igual, la gente del pueblo dice que nunca pasó algo así. Las casas son de madera y calamina, la única infraestructura de material noble es la municipalidad que se salvó por ubicarse en una zona alta igual que las 20 casas que se salvaron, también.

NÚMERO. En total solo hay 3 desaparecidos, y decenas de casas fueron arrasadas por el intenso huaico.

Lo más leído