Temas

Escuchas delatan a integrantes de banda “La Jauría del Norte”

En las interceptaciones telefónicas se evidencia coordinación entre cabecilla y banda
Escuchas delatan a integrantes de banda “La Jauría del Norte”

Escuchas delatan a integrantes de banda “La Jauría del Norte”

03 de Septiembre del 2017 - 08:53 » Textos: Fiorella Blas » Fotos: Correo

Aunque Jhon Rainer Muñoz Vargas (29), alias “Reyner”, desde hace meses se encontraba recluido en un penal de Tacna, esto no representó ningún impedimento para que continuara dirigiendo a la organización criminal “La Jauría del Norte” desde su celda, en La Libertad

De acuerdo con las interceptaciones telefónicas, este prontuariado delincuente coordinaba con los demás integrantes de la banda sobre el recojo y envío de droga a otras ciudades del país.

Asimismo, se evidencia que planificanban homicidios por encargo o por ajuste de cuentas.

comunicación. En una escucha telefónica del 30 de enero de este año , “Reyner” se comunica con “Fernando”.

Fernando: “Quiero matar a un pata, cómo lo hago, no quiero que nadie se entere, cómo lo hago, ¿tienes contactos en Salaverry?”.

Reyner: “Sí, tengo varios contactos, acá hay un loquito que es de ‘La Jauría’, así que no te preocupes, hablaré con él para que mueva su gente”.

Reyner: “cómo hacemos ¿o solo lo asustamos?; tú dime si quieres que lo asustemos o lo matemos, tú solo dime”.

Mientras que el 4 de febrero hay otra comunicación.

Fernando: “Tengo un patita que le han cortado la cara y la mano y quiere pagar 500 soles para que lo maten”.

Reyner: “Por 500 soles es solo una asustada nada más”.

Drogas. Durante los seis meses de seguimiento, en las interceptaciones telefónicas, se evidencia la coordinación para el traslado de droga desde la sierra liberteña hacia la capital.

El 23 de enero, “Reyner” se comunica con “Segundo” y le pregunta si es que tenía “ganchos” en los carros que van hacia Lima; “Segundo” le responde que sí; “Reyner” le indica que quiere mandar una cositas a Lima y que necesiaba gente de confianza.

“Conozco un ‘gancho’ en Huancaspata que siembra, es un viejo y allá también tengo un patita que maneja un bus para que lo transporte. En Lima el kilo vale 1300, y vamos a mandar una muestra de dos kilos para ver cómo va, le comenta que ya tiene los compradores, si baja 10 kilos lo compra rápido (...) Primero haremos la prueba y luego ya vemos, tengo una prima que es una bandida, ella se irá a Lima a recibir el producto y ella lo entrega a los que han hecho el pedido”, dice.

Tal parece que la comercialización de drogas traspasó fronteras. Según la escucha telefónica del 25 de enero, “Reyner” se comunica con un “burrier” que no está identificado y coordina para que lleve droga a otros países.

Reyner: “Hay un pata que está pagando 3 mil dólares por viajes a México y a República Dominicana”.

Burrier: “Yo me encuentro en Trujillo”.

Reyner: “Dime, compare, si aceptas mañana mismo te vas a Lima, el pata te compra tu pasaje y todo y te vas de viaje, él te va a dar el pasaporte, la movilidad, la maleta todo y todo cachimba, mantente en contacto y mañana mismo te vas a Lima , él ya tiene la merca, ya tiene la plata, todo”.

Burrier: “Ya no hay problema porque yo soy positivo, dile no más cualquier cosa, al toque no más, pues”.

Para lograr su cometido esta gavilla se encargaba de todos los detalles para que la mercadería llegara a su destino.

El 4 de febrero, “Reyner” se comunica con “Walter”.

Reiner: “Mira, primero saldría Gladis en un bus limpiando la zona de noche ,para que vea si hay operativos o no, y el carro ‘minado’ vendrá atrás en el lapso de una hora”.

Walter, en tanto, indica que él solo quiere invertir y “no meter la mano”.

Se supo que esta banda organizada operaba en las regiones de La Libertad, Lambayeque, Cajamarca (regiones de la zona norte del país), motivo por el cual la organización criminal se denomina “La Jauría del Norte”.