Temas

Lambayeque: Policías que estuvieron recluidos vuelven al servicio

Antes de irse de baja el general Eleuterio Díaz Pérez, exinspector general de la PNP firmó resolución de suspensión temporal para el coronel Jorge Linares y cinco suboficiales investigados en la red criminal “El clan del norte”

Lambayeque: Policías que estuvieron recluidos vuelven al servicio

Lambayeque: Policías que estuvieron recluidos vuelven al servicio

16 de Octubre del 2016 - 09:11 » Textos: Perla Polo Salés » Fotos: Correo

Estuvieron suspendidos temporalmente y ahora nuevamente regresaron al servicio activo de la Policía Nacional del Perú - PNP. Se trata del coronel Jorge Linares Ripalda, exjefe de la Región Policial Lambayeque, quien fue repuesto en la Policía por medio de un mandato del Tribunal de Disciplina Policial.

Junto al oficial también son restituidos en el servicio activo seis suboficiales que integraron el desaparecido Grupo Especial de Inteligencia Operativa (GEIO), quienes estuvieron presos por más de dos años, acusados de pertenecer a la supuesta organización criminal “El nuevo clan del norte”.

Con la resolución 240-2016-IN/TDP/SI-2°SP, se deja sin efecto la suspensión temporal del servicio que firmó el entonces inspector general PNP, exgeneral Eleuterio Díaz Pérez. Esta medida la ejecutó días antes de pasar a situación de retiro invitado por el Ministerio del Interior del actual Gobierno.

APELAN. Al firmar Díaz Pérez el cese temporal, Linares Ripalda y los policías Jesús Martín Litano Zapata, Marco Chavesta Míñope, Manuel Antonio García Bocanegra, Arcenio Gonzáles Santa Cruz, José Inocente Cabrera Chávez y Carlos Enrique Samamé Mendoza, rápidamente presentaron la apelación a esa resolución, por lo que aproximadamente después de tres meses por fin fueron repuestos en sus actividades policiales.

En el recurso de apelación sustentan que la resolución del exgeneral Eleuterio Díaz adolece de motivación y de elementos de convicción, ya que en razón al sobreseimiento de los delitos investigados en la resolución judicial N° 36-2016, del 9 de junio a folios 32 al 79, no existen elementos de juicio que persuadan de la existencia o comisión de las infracciones imputadas.

También que no existe riesgo de continuación o repetición de los hechos que son objeto de investigación, ya que aquello actualmente se encuentra sobreseído y todo ocurrió en la Capital de la Amistad. Sin embargo, cuando salieron en libertad prestaban servicio en Lima, desempeñándose en labores administrativas más no operativas.

Además que se vulneraba el principio de irretroactividad, en razón a que se aplica el Decreto Legislativo N° 1150; el mismo que fue modificado en agosto del 2015, desconociendo que los hechos datan del 2012 y 2013.

Asimismo que a pesar que el Tribunal de Disciplina Policial, el 1 de marzo del 2016 decidió absolverlos en el extremo de la comisión de la infracción con código MG-54, la administración persistía en investigarlo por lo mismo.

SUCESO. Cabe recordar que en diciembre del 2013, agentes de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) y el grupo Génesis de la Policía detuvo al oficial, suboficiales y civiles acusados de integrar “El nuevo clan del norte”.

Se les acusó de los delitos de extorsión agravada, lavado de activos, encubrimiento real agravado, asociación ilícita para delinquir y usurpación agravada.

A Linares Ripalda junto a los suboficiales mencionados y otros más, se les imputó de formar el GEIO para favorecer a la presunta organización criminal. Además de la supuesta ilegal posesión de la garita de control 4 de Mayo, en beneficio de Luz María Jiménez Mera (a) “Lucha” y Luis Antonio Burga Delgado; del mismo modo por la supuesta usurpación del exfundo “San José” a favor de los hermanos Luz María y Alfredo Jiménez Mera.

ACUSADOS. La Fiscalía Especializada Contra el Crimen Organizado, en un primer momento solicitó prisión preventiva para 25 investigados supuestamente por ser miembros de la mencionada red delictiva.

Los Policías acusados fueron enviados al penal Miguel Castro Castro.

Posteriormente, después de haber estado presos 27 meses en penales de la capital y al haberse declarado compleja la investigación, el fiscal Manuel Castro Sánchez trató de ampliar la acusación y que los involucrados continúen presos.

Sin embargo, el Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional rechazó el pedido de adecuación de prisión preventiva.

Posteriormente la Sala Penal Nacional de Apelaciones, el 15 de marzo del 2016, ordenó que el coronel Jorge Linares Ripalda recobrara su libertad, pues dejó el penal de Piedras Gordas en Ancón. Del mismo modo lo hicieron los suboficiales y civiles investigados con la supuesta banda criminal, que al parecer jamás ha existido.

TRAICIÓN. La historia del exjefe policial de la Dirtepol Lambayeque, Linares Ripalda, resultó algo novelesca, porque quien lo acusó de integrar la supuesta organización criminal fue uno de sus subordinados, el suboficial PNP de Segunda, Carlos Enrique Samamé Mendoza.

El mencionado agente fue parte del GEIO que el propio oficial formó en enero del 2013. No obstante, acusó a todos los integrantes de brindar apoyo y seguridad a la banda al parecer encabezada por “Pepe Clavijo”.

El policía brindó sus declaraciones al someterse al principio de oportunidad y aceptar ser colaborador eficaz durante la investigación. Es por ello que la Fiscalía solicitó el levantamiento de las comunicaciones de todos los acusados, en donde también habían abogados.

En su declaración explicó los presuntos actos delictivos que realizaban.

Delitos que con el pasar del tiempo fueron saliendo a la luz y quedando solo en acusaciones, debido que no habían pruebas que los confirmen.

Es por ello que casi todos los delitos que se les acusaba ya han sido sobreseídos y solo falta uno para determinar el final de esta investigación.

Lo más leído