Temas

Observan el Plan de Mantenimiento Anual del Proyecto Especial Alto Piura

El Consorcio Supervisor Hidráulico concluyó que la causal de prestación adicional se debe a deficiencias en el expediente técnico por no evaluar el estado de la línea de transmisión. El consejero por Morropón, Óscar Echegaray, advierte que la contratista podría iniciar un proceso de arbitraje y resolver el contrato

Observan el Plan de Mantenimiento Anual del Proyecto Especial Alto Piura

Observan el Plan de Mantenimiento Anual del Proyecto Especial Alto Piura

21 de Noviembre del 2016 - 09:07 » Textos: Cinthia Cherres » Fotos: Correo

La veeduría especializada para la obra del Componente I del Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético del Alto Piura (Peihap) ha observado el Programa de Mantenimiento Anual de la línea de media tensión y subestaciones de dicho proyecto por carecer de sustento técnico.

De acuerdo al presidente de la comisión de veedores, Ing. Hugo Garcés Solano, el informe -que fue incluido en la actualización del expediente técnico para licitar la obra- no especifica las fallas de construcción detectadas durante la inspección que debió realizarse previamente a la elaboración del Programa.

INFORME. En el Programa de Mantenimiento Anual MT y SED, a la que este Diario tuvo acceso, se establecen solo las estrategias y los programas de mantenimiento que deben ser aplicados en el sistema de utilización (líneas de media tensión y subestaciones).

“El informe para mantenimiento no tiene sustento. Indica que hay que hacer algunos cambios en un período determinado pero no especifica en qué parte de la línea, ni por qué, ni cómo. Es un informe deficiente. Se debió sustentar por qué cambiar los aisladores en seis meses, por ejemplo”, explicó.

En otra parte del Plan Anual, se recomienda a la contratista realizar un mantenimiento predictivo para verificar que el estado de la línea de media tensión 22.9 KV y las subestaciones trifásicas existentes garanticen la continuidad del suministro, cuya inspección deberá ser dentro de un período de 6 a 8 meses después de iniciada la obra. En este caso, la contratista Obrainsa Astaldi inició los trabajos en abril del 2016 y debió realizar el mantenimiento predictivo recién en setiembre de ese mismo año, cuando inició la excavación del túnel.

“La persona que elaboró el Plan de Mantenimiento de la línea debió detectar que no estaba energizada y que además presentaba fallas estructurales. Ese informe que se usó para la actualización del expediente hubiese advertido las deficiencias que ahora han aparecido”, precisó.

CONFIRMADO. Ello se confirma en el informe Técnico del Consorcio Supervisor Hidráulico N° 001-2016/CSH/JS, el cual indica que la causal de la necesidad de la prestación adicional de obra “se origina por deficiencias en el expediente técnico porque no se ha evaluado el estado situacional en que se encuentra la línea de transmisión a media tensión a 22.9 KV, y al no haberse evaluado la posibilidad del suministro de energía eléctrica de parte de Servicios de Electricidad Electronoroeste S.A.”

No obstante, para el gerente general del Peihap, Carlos Pagador, parte de la responsabilidad es del Consorcio Obrainsa Astaldi porque nunca realizó un mantenimiento.

“Sí hay responsabilidad de la contratista porque se le entregó la línea y debió cerciorarse si funciona o no. Debió hacer el mantenimiento preventivo como la limpieza de corte de maleza, de los pozos a tierra, y las cosas por reparar debieron quedar para el mantenimiento correctivo”, indicó.

Al ser consultado sobre si el consorcio supervisor informó que la contratista no había iniciado los trabajos de mantenimiento, Pagador indicó que “el supervisor representa al Estado como entidad especializada en ver que se cumpla con lo establecido. El contratista ve eso. Sí nos informa, pero tiene que ver que cumpla (con los trabajos). No se ha hecho el mantenimiento preventivo”.

ADVERTENCIA. Para el consejero por Morropón, Óscar Echegaray, la contratista podría iniciar un arbitraje y hasta una resolución de contrato por incumplimiento por parte del Gobierno Regional de Piura al no entregarle la línea de transmisión operativa y energizada, tal y como lo estipulaba el contrato.

“El gobernador ya se dio cuenta que no puede ser ligero al decir que la obra no paraliza y que sí o sí hay que pagar el adicional. De todas maneras habrá perjuicio económico porque la aprobación del adicional significaría favorecer a la contratista, y si no se aprueba habrá paralización total del proyecto”.

Echegaray agregó que este no sería el único adicional que tendría que aprobar la entidad, pues aún no se ha contemplado el costo de la reparación de la línea. “Hasta el momento hay delito de omisión de funciones de los ex funcionarios del Peihap y del propio gobernador”, indicó.

Cabe precisar que el Peihap entregó S/70 millones como adelanto al consorcio Obrainsa Astaldi en diciembre de 2015. Además, pagó tres valorizaciones correspondientes a los meses de abril, mayo y junio del 2016, cuyo monto asciende a S/4’429,498. En ese entonces la empresa aún no había iniciado los trabajos de excavación. 

Lo más leído