Temas

El Ejecutivo transfiere más de S/4’000,000 al sector salud

El dinero será destinado para realizar el mantenimiento de los 42 centros médicos que resultaron afectados por las precipitaciones pluviales. Los funcionarios del Minsa supervisarán el uso de los recursos

El Ejecutivo transfiere más de S/4’000,000 al sector salud

El Ejecutivo transfiere más de S/4’000,000 al sector salud

20 de Julio del 2017 - 08:59 » Textos: Luigi Vignolo » Fotos: Correo

El Gobierno Central transfirió más de 4´300, 000 al sector salud, dinero que servirá para efectuar el mantenimiento a los centros de salud de la región Tumbes, así lo indicó el director de la Diresa, Wilmer Davis Carrillo.

Como es de conocimiento, las instalaciones de varias postas y hospitales de todo el departamento fronterizo quedaron afectadas por las precipitaciones pluviales a causa del fenómeno El Niño Costero.

El director regional de salud reveló que, del presupuesto asignado, al Hospital Regional de Tumbes le corresponde alrededor de S/500, 000. Agregó que el resto del dinero será distribuido entre los 42 establecimientos de salud y la propia Diresa.

MANTENIMIENTO. Wilmer Davis manifestó que esta medida forma parte de las implementaciones del decreto supremo que declara en emergencia sanitaria a la región de Tumbes a causa de las lluvias.

Indicó que la rehabilitación de los servicios de salud son una prioridad, por lo que se iniciarán los trabajos para mejorar las condiciones de los sistemas eléctricos, de agua, pintado, drenaje y de seguridad.

Para ello, precisó existe un lineamiento que se debe seguir a fin de ejecutar de manera correcta el dinero de los contribuyentes.

De acuerdo a cómo avancen los trámites administrativos, se empezarán a desarrollar algunos servicios que mejorarán en cierta medida la atención que se da en los centros de salud y hospitales.

El funcionario refirió que se espera avanzar con los trámites para mejorar la calidad de los servicios en beneficio de la población.

SUPERVISIÓN. Se pudo conocer que los representantes de la Dirección General de Infraestructura, Equipamiento y Mantenimiento (DGIEM), unidad adscrita al Ministerio de Salud, han arribado a la ciudad para realizar un trabajo de supervisión a la Dirección Regional de Salud.

Wilmer Davis Carrillo, señaló que los representantes del Ministerio de Salud han solicitado información sobre los gastos que se han efectuado con el dinero destinado específicamente a combatir las enfermedades metaxénicas y a garantizar una normal atención en los hospitales, postas y centros de salud.

Ante ello, precisó que “se han entregado todos los datos solicitados por los funcionarios del Ministerio de Salud y hasta el momento no existe ninguna irregularidad”.

El director de la Diresa, comentó que se continúa con la lucha frontal por disminuir las enfermedades metaxénicas.

INFORMES. Al término del período lluvioso, la oficina Defensorial de Tumbes, emitió varios informes dando cuenta de los estragos ocasionados en los distintos centros de salud de la región, además emitió recomendaciones a la Diresa para que realice las acciones correspondientes a fin de brindar un buen servicio.

En su momento, el funcionario Wilmer Davis, indicó que para mejorar las deficiencias era necesario contar con presupuesto, por tal motivo, no se ejecutaron acciones inmediatas.

A inicios de mayo, la Defensoría del Pueblo realizó visitas de supervisión a los establecimientos de salud de las provincias de Zarumilla y Tumbes, encontrando una serie de deficiencias como la inadecuada conservación de los medicamentos y la falta de limpieza en algunos locales.

SIN REFRIGERACIÓN. Según el informe, en los puestos de salud de Uña de Gato, Loma Saavedra, Lechugal, Cuchareta Baja de la provincia de Zarumilla, y de Rica Playa, Casablanqueada y Vaquería del distrito de San Jacinto, se verificó que los servicios de farmacia no contaban con el sistema de aire acondicionado, debido a desperfectos en el sistema de conexión, hecho que generó una exposición al calor y un almacenamiento inadecuado de los medicamentos.

Además, en los puestos de salud de Lechugal, Matapalo, Loma Saavedra y Aguas Verdes de la provincia de Zarumilla, y en los puestos de salud de Rica Playa y Casablanqueada del distrito de San Jacinto, se encontró desordenado los servicios de farmacia, hecho que generaba una demora en la ubicación de los medicamentos para la atención a los pacientes.

SIN AGUA. Durante la supervisión del mes de mayo la Defensoría constató que el centro de salud de Aguas Verdes, no contaba con el servicio de agua potable, por lo que previa coordinación con la comuna aguaverdina eran abastecidos mediante cisternas; sin embargo, en el momento de la visita del personal de la Defensoría, el jefe del establecimiento manifestó que la cisterna no había llegado a entregar el líquido elemento por una semana.

Ante esta situación, el encargado del establecimiento médico precisó que estaban utilizando la poca agua que queda en el tanque que tiene el centro de salud, hecho que resultó preocupante.

SIN LIMPIEZA. En el puesto de salud de Rica Playa, del distrito de san Jacinto, se constató que las paredes del ambiente del servicio de enfermería, se encontraba manchado con excretas de aves, en la unión del techo habían nidos de golondrinas, hecho que generó la preocupación del personal del establecimiento de salud, en vista que podían ocasionar problemas en la salud de los niños y niñas que acuden para el control de crecimiento y desarrollo.

En su momento, precisaron que solicitaron a la Dirección Regional de Salud de Tumbes la atención con un personal de limpieza. Un tema similar ocurrió en el puesto de salud de Vaquería, en el que se encontraron hasta murciélagos.