Temas

Gerardo Viñas envía otra carta desde el penal de Piedras Gordas de Lima

Deslinda responsabilidades en el caso A&J, por el que fue declarado culpable y sentenciado a 11 años de pena privativa de la libertad al comprobarse el delito de colusión. El expresidente regional indica que se le ha acrecentado la diabetes que padece, así como la hipertensión e incluso asegura tener claustrofobia

Gerardo Viñas envía otra carta desde el penal de Piedras Gordas de Lima

Gerardo Viñas envía otra carta desde el penal de Piedras Gordas de Lima

09 de Noviembre del 2016 - 09:12 » Textos: Janina Rodríguez » Fotos: Cristina Aguilar

El sentenciado expresidente regional de TumbesGerardo Viñas, desde el penal de Piedras Gordas envió otra carta de cuatro carillas a la población tumbesina.

Días antes de que el Poder Judicial de Lima le dicte la condena de once años de prisión efectiva, al comprobarse el delito de colusión agravada en la obra de la planta de agua de Francos, la exautoridad regional escribió que estaba preparado para una sentencia condenatoria.

“Tengo fe en que seré absuelto, pero estoy preparado para lo peor porque del centralismo limeño todo se puede esperar”, se lee en la misiva.

El condenado por corrupción señala con su puño y letra que “nunca conoció a los árbitros que conciliaron con la empres A &J Inversiones”.

“Jamás firmé contrato alguno con los señores de A&J, fue la gestión de Wilmer Dios que mediante exoneración le dio cinco obras a A&J, pero al entrar mi gestión las encontré abandonadas y sin presupuesto, y las terminé e inauguré a excepción de la planta de agua de Francos”, escribe.

Asimismo, justifica el abandono de la obra en mención, al indicar que los exconsejeros regionales no quisieron aprobar los adicionales, al ser de oposición.

Gerardo Viñas Dioses hace un deslinde total de la empresa, sin embargo, cabe mencionar que utilizó pasajes aéreos adquiridos por socios de la empresa A&J, mientras se daba la conciliación.

En los siguientes párrafos, Viñas Dioses dice que no autorizó al entonces procurador Daniel Castañeda Serrano a conciliar con la contratista, sino que, lo hizo el exvicepresidente regional Orlando La Chira Pasache.

“Yo me encontraba en Brasil viendo los terminales terrestres de Sao Paulo para hacer uno en Tumbes con la municipalidad, tampoco firmé la resolución que autoriza a Quinde Riojas para que surtan los efectos de conciliación”, señala.

No obstante, la Contraloría a través de un informe concluye en que Viñas Dioses y otros exfuncionarios viajaron a la capital justo en la fecha donde se realizó la conciliación, con pasajes aéreos pagados por socios de la empresa A&J Inversiones.

Además, cabe indicar que el registro de llamadas telefónicas arrojó el constante flujo de comunicación que se dio entre las autoridades regionales y los empresarios, mientras se negociaba la conciliación.

En otra carilla, el encarcelado exmandatario regional recalca que el centralismo limeño impide que sea Juzgado en su pueblo. Descartó el delito que se le imputaba de asociación ilícita para delinquir.

“Me asocié para servir al pueblo de todo corazón y si nombré a Guilmer Córdova Paker, Marco Córdova Rivera, y Daniel Castañeda Serrano fue porque la Constitución Política del Estado en su artículo me atribuyó a contratar y cesar funcionarios de mi confianza”, sostiene.

ENFERMEDADES. En la carta Viñas refiere que su salud se ha deteriorado considerablemente.

“Se me ha acrecentado la diabetes, la hipertensión y la claustrofobia”, asegura.

Como se recuerda el expresidente, durante su deportación presentó un cuadro de diabetes, por lo que tuvo que ser atendido por el médico legista.

En torno a las obras abandonadas, el expresidente regional también menciona al actual gobernador Ricardo Flores Dioses.

“El Palacio de los Deportes lo dejó abandonado Ricardo Flores, yo lo encontré cuando era un muladar, era una letrina y se prestaba para realizar fechorías, y no dudé en terminarlo, invertí más de seis millones de soles, sin mezquindad terminé esa obra , la Fiscalía no enjuicia a nadie por no culminar las obras, sino por hacerlo“, subrayó.

Finalmente el encarcelado expresidente del gobierno regional dijo que espera salir de la cárcel para criar a su menor hijo de un año y tres meses de edad, que tuvo con una joven cuando se encontraba en la clandestinidad.

Sin embargo al expresidente le esperan treinta y siete casos de corrupción que se ventilan en Tumbes y en Lima.

Cuatro de ellos ya pasaron a la etapa de juicio oral y pronto se sabrá el fallo final en torno a estos procesos.

Es preciso mencionar que la Contraloría General concluyó en la existencia de un perjuicio económico al Estado, que se cometió en el departamento de Tumbes, durante su gestión de Gerardo Viñas Dioses de más de S/. 90´000,000.

Lo más leído