Temas

La sorprendente nueva revelación del Santo Sudario

Millones de católicos en el mundo creen que con dicha sábana fue envuelto Jesús tras morir en la cruz

La sorprendente nueva revelación del Santo Sudario

La sorprendente nueva revelación del Santo Sudario

17 de Julio del 2017 - 16:20 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: AFP

Desde su descubrimiento, el Sudario de Turín, también llamada la Sábana Santa o el Síndone, ha sido objeto de controversia ya que algunos consideran que realmente dicha tela envolvió el cuerpo de Jesús luego que este fuera crucificado. Ahora, los resultados de una nueva investigación parece un asidero para alimentar sus creencias sobre su origen divino.

Un grupo de investigadores del Instituto de Materiales de Trieste y del Instituto de Cristalografía de Bari, ambos parte del reconocido Centro Nacional de Investigación de Italia, determinó que el tejido de la reliquia estuvo en contacto con sangre humana y, de acuerdo a los materiales hallados en el estudio, el manto envolvió a una persona que fue torturada.

La fibra analizada en esta investigación pertenece a la huella dorsal de la sábana correspondiente al pie. De acuerdo al jefe de la investigación, Elvio Carlino, los estudios fueron realizados con un novedoso sistema llamado “microscopia electrónico en transmisión de resolución atómica y difracción de rayos X con amplia angulación”.

Como resultado, se descubrió que en la fibra de lino existe creatinina de entre 20 y 90 nanómetros unida a pequeñas partículas de hidrato de hierro de entre 2 y 6 nanómetros, típico de la ferritina. Según los expertos la presencia de ambos elementos son típicos en personas que estuvieron sometidos a torturas.

"El estudio indica que el hombre envuelto en el sudario fue víctima de duras torturas antes de una muerte cruel", señaló Giulio Fanti, profesor de la Universidad de Padua. Asimismo, el informe afirma que en las fibras quedó registrado "un escenario violento, cuya víctima después fue envuelta en la tela fúnebre".

Como se sabe, el Santo Sudario es una tela de lino de unos 460 centímetros de largo por 110 de ancho y la leyenda asegura que el cuerpo de Cristo fue envuelto con esta antes de ser colocado en el sepulcro y quedó grabada la imagen de Jesús. Sin embargo un grupo de científicos siempre ha renegado sobre su veracidad asegurando que, en realidad es una pintura creada en la edad media.