Temas

Terremoto en Italia: el desconsolado testimonio de un sobreviviente a la tragedia

Francesco Morelli, de 17 años, relata que vio muertos a tres de sus amigos de apenas 14 años "apenas se disipó el polvo".

Terremoto en Italia: el desconsolado testimonio de un sobreviviente a la tragedia

Terremoto en Italia: el desconsolado testimonio de un sobreviviente a la tragedia

25 de Agosto del 2016 - 04:42

Francesco Morelli, de 17 años y uno de los supervivientes del terremoto que asoló su pueblo, Pescara del Tronto (centro de Italia), cuenta emocionado a Efe que cómo vio morir a tres amigos suyos.

Morelli vive durante el año en Roma pero como muchas otras personas, pasa el verano con sus abuelos en dicho municipio, enclavado en una zona montañosa del centro italiano.

Se trataba de un lugar idílico y un verano apacible hasta que el pasado miércoles el pueblo fue reducido a escombros por un terremoto de 6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter.

El joven, ahora en un campamento para desplazados en Arquata del Tronto, recuerda su vivencia la noche del desastre: "estaba paseando con un grupo de amigos cuando, de repente, se produjo un estruendo y nos encontramos rodeados de polvo y en el pánico mas absoluto".

Una vez que el polvo desapareció se veía con mas claridad, se percató de que tres de sus amigos, "más pequeños, de 14 años" y que de habían quedado más atrás durante el paseo yacían muertos bajo grandes cascotes.

"Cuando se disipó el polvo vi a gente corriendo por todos los lados y a mis tres amigos muertos", relata a Efe mientras apura un bocadillo repartido por los voluntarios que asisten a los damnificados.

Morelli aún desconoce de dónde sacó la frialdad suficiente para afrontar esta situación pero afirma que rápidamente comenzó a ayudar a personas atrapadas.

"Fui con algunos amigos a rescatar y ayudar a otras personas dentro de las casas, a buscar gente bajo los escombros. Había fugas de gas y gente muerta en todos lo sitios. Fue una pesadilla", rememora.

A pesar de la tragedia, hoy logró conciliar el sueño durante tres horas, interrumpidas por el recuerdo de su amiga Arianna, muerta en el desastre.

Morelli relata que ha soñado con ella y por un momento ha creído que le saludaba.

"La veo a ella que me saluda, que me pide que la ayude y me desea buenas noches", confiesa el joven, quien acto seguido se funde en un abrazo con otro amigo entre las tiendas de campaña de Arquata.

Lo más leído