Temas

Opinión
Jaime Chincha

Jaime Chincha

¡PPK, aprenda de Paniagua!

​No, PPK, su gobierno no puede ser tan lento con los corruptos. Porque ser lento puede ser también cómplice, y allí sí que va frito.

25 de Noviembre del 2016 - 06:18 Jaime Chincha

No, PPK, su gobierno no puede ser tan lento con los corruptos. Porque ser lento puede ser también cómplice, y allí sí que va frito. ¿Cómo Nadine se fue tan campante a Suiza? El lunes, su gobierno ya estaba avisado de su partida, y nadie hizo nada en público hasta que estalló el escándalo. Después salieron y empapelaron, pero tarde. Nadine nos sacó la lengua a todos, incluso a usted, mister president.

Mucha macroeconomía, mucho APEC, mucho destrabe y el culto absoluto por sumar más puntos al PBI; pero mucha indiferencia para hacer instituciones de verdad. Entiéndalo, PPK: está bien que se preocupe así por la economía, pero esta no camina sola; menos cuando los cacos esperan el momento para meter el diente. Usted no dijo nada ante la designación, parcial, temporal, pero nombramiento al fin y al cabo de Ramiro de Valdivia Cano como el jefe supremo de los jueces de todo el país. ¿Cómo se quiere acabar a los delincuentes, si saben que los juzgará alguien que viene de la corrupción? Según Montesinos, Valdivia era el topo en el JNE en los tiempos de la reelección ilegítima de Fujimori en el 2000.

Esos años deben servir de lección, PPK. Repase la era Paniagua. Todo el Estado actuó en bloque contra la red criminal del gobierno fujimorista. Generales y funcionarios listos, maleta en mano, para fugarse del país. Palacio lideró, de la mano de la justicia de entonces, una rápida reacción que permitió hacer pagar condena a quienes se apropiaron de lo de todos. Hoy, a diferencia de esos años, la parsimonia del gobierno deja pasar a los que aún no rinden cuentas. ¿Ollanta es el que sigue?