Temas

Ana María Romero: “Congresistas no deben decidir en función de sus creencias”

Titular del MIMP marca distancia de las políticas conservadoras que se han expandido en sectores como el Parlamento
Ana María Romero: “Congresistas no deben decidir en función de sus creencias”

Ana María Romero: “Congresistas no deben decidir en función de sus creencias”

16 de Julio del 2017 - 11:53 » Textos: Mari Liss Núñez /Romina Vega » Fotos: César Bueno

Ana María Romero estudió Sociología y Ciencias Religiosas. Hoy esos conocimientos le han permitido tener otra perspectiva en su función como ministra de la Mujer, impulsando la igualdad de derechos para las mujeres y la comunidad LGTBI. Desde esta posición, la titular de la cartera que vela por las poblaciones vulnerables hace una fuerte crítica a las autoridades que priorizan sus creencias antes que el bienestar de la sociedad.

¿Cómo se está trabajando para que los policías no frustren las denuncias de violencia contra la mujer?

Esos casos son producto de una sociedad. Ellos (los policías) reciben una formación, pero está tan internalizada en las personas la naturalización del golpe, del maltrato, del grito, la ofensa y la humillación, que es parte de la vida cotidiana (…) Al ser el primer eslabón de esta cadena de sistema de justicia, tienen que tener muy claro que eso no está bien, que es un delito.

¿Es necesario cambiar el “chip”? 

Exactamente, es muy complicado hacer ese cambio en una charla. Lo que hemos avanzado es incluir en la currícula de formación de los oficiales y suboficiales temas sobre derecho de las mujeres, enfoque de género, pero estamos hablando de una nueva generación de policías, ¿qué hacemos con los 100 mil que están trabajando?

¿Este problema que existe en los policías también está en el MP y el PJ? 

Existe en la sociedad. Ni los fiscales, ni jueces, ni docentes o policías son ajenos a las conductas de la sociedad. Posiblemente fueron maltratados de niños y creen que esa es una manera de vivir.

También podemos hablar de un Congreso machista. Este año hemos visto varias manifestaciones de ello... 

Yo digo que nuestra sociedad es machista, y ¿dónde está nuestra sociedad? Está en el Congreso, en los colegios, universidades, en las iglesias, en los ministerios.

¿Ese tipo de manifestaciones deberían ser sancionadas en la Comisión de Ètica? 

Son ofensas a las personas y son inaceptables. Venga de quien venga, son inaceptables. Yo soy muy exigente, sobre todo de quienes ejercemos una función en el aparato estatal. Sea alcalde, gobernador, congresista, les exijo mucho más porque son personas que están expuestas a la vida política y pública, y a la larga son referentes para los niños.

Así como hay estas manifestaciones en contra de las mujeres, también hay agravios a la comunidad LGTBI. Por ejemplo, Juan Carlos Del Águila, ex presidente de la Comisión de Ética, dijo que por los homosexuales vino el diluvio… 

No había visto esas declaraciones, pero realmente estamos hablando de personas, ¿no? Trato de imaginar qué pueden tener en la mente las personas que discriminan y no encuentro respuesta.

¿También hay homofobia en el Congreso? 

Hay homofobia en todas partes (…) La discriminación es un problema, la homofobia y la misoginia. Este año, el Gobierno se esforzó por incluir el enfoque de género y los crímenes de odio en los decretos legislativos promulgados. Pero el Congreso eliminó estas palabras de todas las normas…

Sin embargo, los congresistas de oposición no lo entienden así. Predominan sus creencias religiosas sobre los derechos de las personas… 

Exactamente. Cuando uno toma decisiones de Estado tiene que sacar de sí mismo toda aquella ideología personal. Una política de Estado no es una política mía. Ana María Romero está en su casa; aquí, como ministra, tomo decisiones que son lo mejor para el país. Tengo que separar aquello que creo de mis decisiones como autoridad. Eso también debe ser válido para los congresistas, quienes no han sido elegidos para tomar decisiones en función de sus creencias.

¿Usted cree que es pecado ser homosexual? 

Qué ha dicho el representante de la Iglesia en el Mundo, el papa Francisco: ¿quién soy yo para juzgar? ¡Por Dios!

Pero hay muchos congresistas que piensan eso porque detrás está la Iglesia evangélica o católica… 

Yo prefiero no calificar, prefiero respetar las diferencias de pensamiento. No las comparto, pero seguimos avanzando. Hemos creado la mesa LGTBI en setiembre pasado y tenemos representantes de los diferentes colectivos y de la población de lesbianas, por un lado, y la LGTBI en otra mesa de trabajo.

Le parece que las iglesias que están detrás de los congresistas, especialmente de oposición, son las que alimentan esta falta de igualdad…

(Es) por la parte cultural, es una sociedad machista. Una sociedad machista elimina de su entorno todo aquel que se le revele a las conductas patriarcales, verticales y de sometimiento.

¿No es esta creencia religiosa la que les impide reconocer a la comunicad gay como parte de la sociedad?

No meto el tema religioso, porque hay gente que no practica una religión y es homofóbico. Es un tema cultural.

Cambiando a los temas más políticos, ¿qué sensación le deja a usted el hecho de que AT no quiere venir a responder a la justicia? 

Tremendamente decepcionada.

¿Cree que Alberto Fujimori debe ser indultado? 

Es una potestad del presidente de la República.

¿De manera personal? 

Como les decía, aquí respondo como ministra de Estado. Cuando los reciba en mi casa podré decirle qué opino como Ana María Romero.

CIFRAS

29 feminicidios se registraron entre enero y marzo de 2017.

75% de víctimas de violación sexual son menores de edad.

90% de comunidad LGTBI en Lima ha sido víctima de violencia.

PERFIL

Ana María Romero

Ministra de la Mujer

Es socióloga y política peruana. Ha sido ministra de la Mujer y Desarrollo Social del Perú en dos ocasiones durante el gobierno del expresidente Alejandro Toledo.