Temas

Presentarán acciones legales contra el servicio militar

Defensoría del pueblo exhorta al gobierno que modifique el nuevo reglamento porque lo considera discriminatorio por razones económicas y anuncia que está evaluando qué recursos interpondrá

Presentarán acciones legales contra el servicio militar

Presentarán acciones legales contra el servicio militar

05 de Junio del 2013 - 08:49 » Textos: E. Miranda

A las numerosas críticas al nuevo reglamento de la Ley del Servicio Militar, se sumará la presentación de acciones legales para evitar que se vulneren los derechos de miles de jóvenes que serán obligados a servir en los cuarteles de las Fuerzas Armadas.

Por ello, el Defensor del Pueblo, Eduardo Vega, se pronunció públicamente y exhortó al Ministerio de Defensa y al Congreso de la República que modifiquen dicho reglamento, con el fin de que se conserve la naturaleza del servicio militar voluntario.

Vega calificó la norma de discriminatoria por razones económicas, pues el joven que no pueda pagar la multa de 1850 soles tendrá que prestar el servicio militar contra su voluntad.

"Hay avances en la lucha contra la discriminación, pero hay medidas como estas que no ayudan a crear una cultura de igualdad y respeto a los peruanos", advirtió el defensor, quien aclaró que sus críticas no significan una postura de oposición al Gobierno.

La autoridad defensorial adelantó que están evaluando qué acciones legales corresponde tomar. "La Defensoría interpondrá los recursos que considere convenientes. Hay que evaluar si la acción de amparo es la que corresponde", dijo.

Sin embargo, recordó que según nuestra legislación, el servicio militar en el Perú es voluntario y afirmó que cualquier disposición que intente, de alguna manera variar esto, afecta esa disposición legal.

En ese sentido, Vega aseguró que la Defensoría del Pueblo atenderá los casos individuales de jóvenes que salgan sorteados para prestar obligatoriamente el servicio militar y que consideren que esta norma los discrimina. "Vamos a ver caso por caso y decidiremos qué acciones tomaremos", dijo.

Por su parte, la oposición del Legislativo insistirá en el pedido de interpelación al ministro de Defensa, según adelantó el congresista Carlos Tubino.

Ministros divididos. En respuesta a la exhortación del Defensor del Pueblo, el ministro de Cultura, Luis Peirano, se mostró abierto a la posibilidad de que el Gobierno haga cambios a la norma.

"Claro, todas las medidas son revisables. Estamos avanzando sin ninguna pausa, pero también con la seguridad de que tenemos que tomar medidas", declaró a Correo luego de asistir a la presentación del informe defensorial "La lucha contra la discriminación: Avances y desafíos".

Sin embargo, por la noche, el ministro de Defensa, Pedro Cateriano, ratificó su respaldo al nuevo reglamento del Servicio Militar y arremetió contra el Defensor del Pueblo.

Cateriano minimizó las críticas y dijo que en una democracia "nunca hay unanimidad, siempre hay discrepancias. Lo importante es avanzar a pesar de las críticas y no perder el buen humor".

Al referirse al defensor Eduardo Vega, recordó que hace años, cuando se promulgó la Ley del Servicio Militar y se estableció el sorteo, el funcionario guardó silencio. "Los invitaría a que revisen ese informe", dijo.

"Últimamente, parece que el Defensor del Pueblo desea candidatear a algo y sus opiniones las escucho como cualquier crítica u opinión. Nada más", declaró el titular de Defensa a su salida de la Comisión de Presupuesto del Congreso, donde se condecoró a las instituciones públicas que tuvieron una mejor ejecución presupuestal en el año 2012.

Cateriano anunció que, en los próximos días, firmarán un convenio con el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec), que será el organismo encargado de realizar el sorteo para seleccionar a 12,500 jóvenes.

"El sorteo estaba establecido por la ley hace años. Lo que se ha hecho actualmente es ejecutar, dar cumplimiento a esa norma que estaba vigente durante años y que no se cumplía", explicó.

El nuevo reglamento fue publicado el último lunes y está vigente desde ayer. Trascendió que el sorteo se realizaría en los próximos días en Lima para que, a partir de julio, los seleccionados se presenten en los cuarteles.

Con respecto a la posibilidad de que los jóvenes voluntarios sean enviados al VRAEM, Cateriano recordó que la política del Gobierno es enfrentar el narcotráfico y el terrorismo.

"Para efectuar la lucha, se necesita contar con efectivos, lo cual no quiere decir que los jóvenes que van a prestar el servicio militar van a ir inmediatamente, sin preparación y sin entrenamiento, a la zona del VRAEM", expresó.

El titular de Defensa minimizó la críticas sobre el sentido discriminatorio de la norma y dijo que esta solo respondía a un requerimiento técnico que han hecho las Fuerzas Armadas.

Al referirse a la exoneración a los estudiantes universitarios, en desmedro de los alumnos de carreras técnicas, Cateriano aclaró que es una costumbre del Ejército dar facilidades a aquellos que estudian. "No todos los 12,500 jóvenes seleccionados van a pertenecer a institutos. Lo más probable es que sea una minoría", estimó.

Por la mañana, el premier Juan Jiménez anunció que los jóvenes que cumplan con su deber obtendrán carné de choferes profesionales para prestar el servicio de transporte público.

El jefe del gabinete ministerial intentó justificar la obligatoriedad del servicio militar argumentando que, en el Perú, existen 800 mil jóvenes que no estudian ni trabajan y que estas medidas se dirigen a ellos para facilitarles una posibilidad de preparación.

Jóvenes se oponen. La Federación de Estudiantes del Perú (FEP) emitió un comunicado rechazando el reglamento del servicio militar e increpó al presidente Ollanta Humala que enlistarse en el Ejército no es la única manera de servir a la patria.

Además, criticaron la parte que discrimina a los estudiantes de carreras técnicas y advirtieron que se está excluyendo a los sectores más pobres.

Precisamente, un informe realizado por la Defensoría del Pueblo reveló que los principales reclamos de los jóvenes para no prestar el servicio militar tienen que ver con el bajo monto de las propinas, entre 256 y 365 soles, la falta de una adecuada atención en salud y las pocas facilidades que les brindan para iniciar y continuar estudios superiores.

"La propina que reciben los voluntarios es inferior al sueldo mínimo vital y no les permite contribuir al mantenimiento de sus hogares. Es necesario fortalecer el servicio voluntario mejorando el estipendio que se les otorga y brindándoles servicios de mejor calidad", concluyó el Defensor del Pueblo.

La investigación de la Defensoría fue realizada en base a las quejas recibidas por los jóvenes voluntarios, las declaraciones brindadas por los que decidieron abandonar el servicio militar y las visitas realizadas a bases militares de algunas regiones del país.

La semana pasada, el Defensor del Pueblo presentó este informe al ministro de Defensa, Pedro Cateriano, al jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, almirante José Cueto Aservi, a los comandantes generales de los institutos armados y a lo miembros de la Comisión de Defensa del Congreso, que preside el parlamentario nacionalista José Urquizo.