Temas

Chiquitas

¡Madre Mía! Ollanta Humala no la podría tener peor. Que se reabra el caso Madre Mía sin pasar siquiera por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos es casi una pesadilla. Su esperanza radicaba en parte en que el tema vaya a la CIDH, donde podía dilatarse y tenía el apoyo de su exministro Francisco Eguiguren.

07 de Mayo del 2017 - 07:12

¡Madre Mía!

Ollanta Humala no la podría tener peor. Que se reabra el caso Madre Mía sin pasar siquiera por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos es casi una pesadilla. Su esperanza radicaba en parte en que el tema vaya a la CIDH, donde podía dilatarse y tenía el apoyo de su exministro Francisco Eguiguren.

¿Y ahora?

El abogado de Humala, Julio Espinoza, había planteado como estrategia del caso Madre Mía invalidar los audios de la compra de testigos, pero hasta el tema legal se le complica porque la Fiscalía ha actuado en base a nuevos testimonios. ¿Y ahora?

No una sino varias muertes...

Ulises Humala señaló ayer que su hermano Ollanta puede ser un traidor, pero no un asesino. La verdad es que el caso Madre Mía es solo uno, pues también se empiezan a abrir sospechas por la muerte de Emerson Fasabi y la de Daniel Seiffert Humala, sobrino del expresidente. Todo muy extraño.

Con todo

El que ha hilvanado estas muertes con una frase tan lapidaria como osada es el exvicepresidente Omar Chehade, quien se ha preguntado con mucha malicia si es que no estábamos frente a un asesino en serie en Palacio de Gobierno durante el quinquenio humalista. ¿Se pasó de revoluciones?

Núcleo duro

Tras el caso Madre Mía, la otrora pareja presidencial se ha quedado más sola que nunca. Su entorno de apoyo se ha reducido a sus abogados -ya sin Roy Gates-, Cynthia Montes (exjefa de prensa), Alberto Otárola, Santiago Gastañadui, la familia de Nadine (con Ilan a la cabeza) y uno que otro escudero. Los diez dedos de la mano sobran para contarlos.

¿Y dónde están...?

Los que han desaparecido de escena son casi todos sus exministros, con Ana Jara y Pedro Cateriano a la cabeza, la mayoría de los 26 legisladores (¿dónde están los exvoceros Fredy Otárola y Hugo Carrillo?) con los que terminaron la gestión y, por supuesto, el garante Mario Vargas Llosa. ¿No se oye, padre?

Simple lógica

El exjefe de la Dircote Héctor Jhon Caro consideró que lo menos que pudo haber hecho la Policía en la marcha del Movadef fue llevarse los cartelones. Sin duda lo que sobró fue desidia. Y encima a Gino Costa se le ocurre decir en el Congreso que el Movadef “no es un peligro”.

Zurek se alista

Somos Perú, o lo queda de él, confirmó la precandidatura del alcalde de La Molina, Juan Carlos Zurek, a la alcaldía de Lima. Según un comunicado del grupo político fundado por Alberto Andrade, la bases exigen una renovación de cuadros luego del fracaso electoral de 2016, en el que no colocaron un solo congresista.

Alianza cero

El año pasado, Somos Perú fue parte de la alianza de César Acuña y el pastor Humberto Lay, y no pudo colocar en el Legislativo ni siquiera a Fernando Andrade. Ahora, la nueva dirigencia tampoco asegura el éxito, sobre todo con los antecedentes que algunos de sus integrantes tienen.