Temas

​Autopsia confirma que menor murió asesinado a martillazos 

Adolescente tenía fracturas en diversas zonas del cráneo lo que demuestra que se ensañaron con él

​Autopsia confirma que menor murió asesinado a martillazos 

​Autopsia confirma que menor murió asesinado a martillazos 

16 de Noviembre del 2016 - 00:12 » Textos: Cristhian Meza » Fotos: Correo

Fue victimado a martillazos. Resultados de la necropsia practicada al cuerpo del adolescente Edwin Paúl Villa Paitán (16), confirmaron que sufrió una terrible muerte.

Como informamos en nuestra edición de ayer, el menor, quien vivía en el sector de Huayllaraccra y permanecía internado en la unidad de traumashock del Hospital Regional de Huancavelica (HRH), no resistió y pereció a causa de las múltiples lesiones que tenía en el cerebro.

La autopsia fue realizada en el Instituto de Medicina Legal de la Tierra del Mercurio, a las 11 de la mañana de ayer y estuvo a cargo del perito Huber Valle Mendiolaza, justamente en los exteriores de este local se aglomeraron varios familiares y amigos del muchacho asesinado.

Los resultados de la necropsia son claros e indican que el motivo del deceso fue Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) y fractura de cráneo, ocasionada por golpes con un objeto contundente sin filo, (todo indica que fue un martillo) agresión que lo condujo a la muerte.

A MATAR. Especialistas coinciden en señalar que la agresión sufrida por el adolescente tuvo el objeto de acabar con su vida. “Si hubieran querido solamente herirlo lo hubieran golpeado un par de veces, pero vemos que presentaba lesiones por todo el cerebro, lo que indica que fue golpeado en múltiples oportunidades y con la intención de asesinarlo”, indicaron forenses quienes pidieron el anonimato.

La Policía y Fiscalía están a cargo de las investigaciones para hallar al responsable de tan despiadado homicidio, aunque la versión más difundida por fuentes extraoficiales, es que un familiar del menor estaría involucrado, presuntamente por la disputa de un terreno, aunque por el momento es solo una especulación.

Otro aspecto que causa extrañeza, es que los documentos de la víctima desaparecieron misteriosamente, incluso para que el perito pueda realizar la autopsia, tuvo que imprimir su ficha RENIEC, pues su DNI, no fue encontrado por ninguno de sus parientes. En vida Edwin Paúl estudiaba en el colegio La Victoria de Ayacucho, vivía con su padrastro y su madre, y según quienes lo conocieron era apegado a la melancolía.

Los resultados de la necropsia indican que murió por TEC y fractura de cráneo con objeto contundente

Lo más leído