Luis Felipe Delgado-Aparicio Villarán: "Las grandes potencias buscan producir energía de forma amigable"

Físico peruano de prestigio mundial, ganador de un premio de la Academia de Ciencias de China, sueña con regresar a su tierra
Luis Felipe Delgado-Aparicio Villarán: "Las grandes potencias buscan producir energía de forma amigable"

Luis Felipe Delgado-Aparicio Villarán: "Las grandes potencias buscan producir energía de forma amigable"

15 de Marzo del 2018 - 06:40 » Textos: Johnny Padilla Orbegoso » Fotos: Difusión

Estrellas inmensas como Celia Cruz, Héctor Lavoe, Rubén Blades y Rafael Ithier visitaban su casa y armaban grandes tertulias que él festejaba desde su palco privilegiado. “Tuve una infancia y adolescencia bastante entretenida”, nos cuenta desde Princeton Luis Felipe Delgado-Aparicio, hijo del nunca olvidado “Saravá”, culpable de su amor por la salsa. Sin embargo, la vida nos lleva por extraños caminos y a Luis Felipe la ciencia lo enamoró más que la música. Luego de ingresar a la Universidad Católica y de admitir que la Ingeniería Electrónica no era para él, eligió sin dudar un instante la carrera de Física y así se lo comunicó a sus padres. “Hijo, si vas a ser basurero debes ser el mejor”, le dijo luego de darle un abrazo Don Luis Delgado-Aparicio Porta, abogado y musicólogo. Y vaya que el heredero se encargó de sacarle lustre al apellido. Tras 19 años en Estados Unidos más maestrías y doctorados en su especialidad, acaba de ganar el premio especial Presidente de la Academia de Ciencias de China por su participación en un proyecto de búsqueda de energía de fusión en la Experimental Advance Superconducting Tokamak (EAST). Orgullo para el Perú

Un premio que seguirá incentivándote a la investigación. 

El premio consiste en una subvención especial para poder hacer proyectos de investigación en China y contribuir al desarrollo y la fusión nuclear para obtener una fuente de energía ilimitada para la humanidad. Generalmente en Estados Unidos, Europa y Asia, los científicos tienen carta blanca para hacer investigación. Lo que te ofrecen esos premios es más libertad para abrir un campo que no está propiamente financiado. Te dan libertad para crear cosas nuevas, contratar a gente, comprar equipos, y así lograr un prestigio nacional e internacional en el área y, sobre todo, demostrar liderazgo.

¿Por qué es tan importante desarrollar proyectos para concretar nuevas fuentes de energía? 

Porque en el portafolio de opciones de generación de energía en el mundo hoy tú encuentras formas que son bastantes malas, no en el sentido de la producción de energía, sino en las consecuencias que le traen al mundo por el hecho mismo del calentamiento global. Las grandes potencias buscan producir energía de forma amigable. Hoy en día, quemar gasolina en los carros o petróleo en las industrias es perjudicial; hay que buscar formas alternativas.

Una labor científica que te exige una gran dedicación, un trabajo en equipo. 

Hay equipos distribuidos en varios laboratorios en Estados Unidos, Asia, Europa, Rusia, Japón, China y Corea. La investigación es un trabajo de hormiga; se requiere de mucha dedicación y mucho dinero. Para darte un ejemplo, el reactor que se está construyendo en el sur de Francia -un proyecto internacional que se llama Iter- cuesta entre 20 y 30 billones de dólares. El mundo pone gran presupuesto a disposición de la ciencia a fin de conseguir energía ilimitada para la humanidad a base de fusión del agua.

¿Fusión o fisión, cuál es la reacción en la Física que se debe usar para lograr los objetivos que se están planteando? 

El mundo ya no quiere hacer fisión. La fisión nuclear -que es un sistema antiguo que todavía se usa- es justamente fisionar, partir átomos pesados; lo que estamos tratando es totalmente opuesto. Lo que proponemos era fusionar, es unir elementos livianos como el hidrógeno que viene del agua. Tenemos dos tercios del mundo cubiertos de agua para miles de miles de años. Si logramos hacer la fusión a base del agua de los mares, tendríamos una energía ilimitada y barata para la humanidad.

¿Eres uno de los pocos físicos peruanos en el mundo que está detrás de proyectos de generación de energía por fusión? 

Peruanos en el mundo haciendo fusión nuclear no conozco; en el Perú, no se da. Yo tenía un pequeño laboratorio en la Universidad Católica que el exrector Salomón Lerner me ayudó a construir. Lamentablemente, ya desapareció; no hubo nadie que lo mantenga. En el Perú, no se debería estudiar fusión nuclear; el Perú no necesita una fuente nuclear como alternativa de producción de energía en su portafolio de opciones. El Perú tiene otras formas de generación que deberíamos usar -por ejemplo, la energía eólica y la fotovoltaica- para ser un país más “verde”, en el sentido energético.

La tierra “jala”. ¿En tus planes está regresar a Perú? 

Sí, la opción de involucrarme en la parte académica y en la industria nacional es algo que estoy analizando. Tengo 46 años y el salto de regreso será más pronto de lo que imagino: cinco años, no creo que más.

Y entre la universidad, las investigaciones y los viajes, ¿hay lugar para la salsa? 

Soy un personaje extraño en la ciencia: soy geminiano; puedo ser una persona seria en el laboratorio, pero cuando salgo soy otro. Y claro que en mi casa en Estados Unidos se baila salsa; pero en Lima, mucho mejor.   

Lo más leído