María Rostworowski, una mujer dedicada a la investigación histórica

La investigadora nació el 8 de agosto de 1915. Con 100 años cumplidos, ha consagrado su vida al estudio del Perú prehispánico y es una de las intelectuales más importantes del país.
María Rostworowski, una mujer dedicada  a la investigación histórica

María Rostworowski, una mujer dedicada a la investigación histórica

08 de Agosto del 2015 - 16:29 » Textos: María Claudia Medina mmedina@grupoepensa.pe » Fotos: Correo

Todos los homenajes que se le puedan rendir a María Rostworowski no alcanzarán nunca para reconocer lo suficiente el gran aporte que hizo a la historia del Perú. Esta incansable mujer que se labró su propia educación hoy se ha convertido en maestra de muchas generaciones a través de sus obras.

ESPÍRITU LIBRE. Su sólida formación escolar la recibió en Francia, antes de la Segunda Guerra Mundial. Lamentablemente, su padre nunca tramitó sus certificados de estudios, y cuando volvieron al Perú, Francia ya sufría los embates de la guerra. “No tenía nada que acredite siquiera que sabía leer y era imposible pedirlo al extranjero. Al principio me dolía no estar matriculada, pero creo que fue mejor porque hacía exactamente lo que me daba la gana”, comentó la historiadora en una entrevista concedida al archivo de la Imagen y la Palabra del Banco Continental. De esta forma explica por qué nunca pudo matricularse en la Universidad de San Marcos. Sin embargo, tuvo como mentor a Raúl Porras Barrenechea, quien la ayudó para que fuera alumna libre y recibiera cátedra de Luis E. Valcárcel y Julio C. Tello.

TRABAJO CONCIENZUDO. Porras no solo la animó a concretar su primera gran investigación sobre Pachacútec, sino que también le enseñó técnicas de fichaje que la han acompañado de por vida. En aquella época no era común encontrar mujeres dedicadas a la investigación, y menos aún personas tan interesadas en la historia prehispánica como ella. Después vinieron obras como Estructuras andinas del poder y Costa peruana prehispánica, con las cuales se ganó el respeto de sus colegas dentro y fuera del país. Estas investigaciones rescataron el pasado andino de la costa. “Los Andes son nuestro medio de vida. Todo es andino: la costa, la selva y la sierra”, sostuvo en más de una ocasión. Preocupada por desbaratar los mitos que se enseñan en algunas escuelas, publicó dos libros infantiles. Con cien años cumplidos, su mente sigue pensando en nuestra historia, pero ahora desde la tranquilidad de su hogar.

Lo más leído