Santiago Chávez Vallejo: "La Comisión Lava Jato es prácticamente una burla a todos los peruanos"

Autor acaba de publicar Operación Lava Jato brasilera y peruana, un pormenorizado recuento de las investigaciones hechas en ambos países sobre el caso de corrupción que remeció a varios países de Latinoamérica
Santiago Chávez Vallejo: "La Comisión Lava Jato es prácticamente una burla a todos los peruanos"

Santiago Chávez Vallejo: "La Comisión Lava Jato es prácticamente una burla a todos los peruanos"

20 de Agosto del 2018 - 13:17 » Textos: Una entrevista de Jalbi Romero Mayuri » Fotos: Difusión

El 17 de marzo de 2014, una investigación sobre lavado de dinero sin ningún tinte político en Brasil, desembocó en un hallazgo que cambió el rumbo de la historia de la corrupción en América Latina: uno de los investigados, Alberto Youssef, un “banquero” del mercado negro brasileño, le había regalado una camioneta lujosa a Paulo Roberto Costa, un exdirector de Petrobras, la empresa petrolera más grande del Brasil.

Luego de ese momento, políticos, congresistas y ministros brasileños comenzaron a caer presos. Posteriormente, el escándalo de corrupción cobro revuelo internacional, aterrizando en el Perú. Los elementos eran los mismos: empresas brasileñas y la clase política local. De por medio, millones en coimas y lavado de activos.

En base a ese caso que explotó en el Brasil hace cuatro años y se extendió a varios países de la región, el escritor cajamarquino —que reside en la tierra de Pelé desde el 2011— Santiago Chávez Vallejo, acaba de publicar una crónica pormenorizada del caso Lava Jato tanto en Brasil como en el Perú: Operación Lava Jato brasilera y peruana: Crónica de un sistema corrupto institucionalizado (Lluvia Editores,2018)

¿Cuál es el origen de la Operación Lava Jato?

La punta del iceberg son Paulo Roberto Costa y Alberto Youssef. Ellos, tras ser capturados por las autoridades, comienzan a negociar, a dar nombres. Así van cayendo congresistas, ministros, y la Policía Federal (PF) comienza a hacer presión.

¿Qué sucede después?

Sale, por ejemplo, que la empresa OAS financió la campaña de Dilma Rousseff, que la Odebrecht financió la campaña de Lula, que financió la campaña de tal senador, de tal diputado.

¿Cómo se tomó la Operación Lava Jato en Brasil?

Al inicio hubo impedimentos para restarle credibilidad a la Operación, tanto como acontece acá en el Perú, que se trata de minimizar, que no le dan importancia. Lo mismo intentaron los políticos allá.

Su libro es una crónica. ¿Qué es lo que desarrolla? ¿Cuál es el tema que aborda en sí?

En el libro hay una comparación de cómo es la investigación Lava Jato en el Perú y de cómo es en Brasil.

¿Cuáles son las diferencias más marcadas?

En Brasil lo que han hecho para descubrir estos pagos es firmar convenios con el Reino Unido, con Suiza, con Estados Unidos para destapar esos secretos bancarios y ver cuánto dinero llegó a las cuentas de esas personas o a través de testaferros. Pero el Ministerio Público acá no tiene esa voluntad o no le dan esa fuerza, no le dan esa facilidad.

¿Cuál es su opinión sobre la investigación en el Perú?

Yo veo una Policía muy pusilánime, un Poder Judicial medio miedoso, un Congreso que se burla de la Operación Lava Jato, que se burla de los peruanos porque no llega a profundizar.

¿Y la Fiscalía?

A ese fiscal Chávarry lo han colocado para que saque a la gente que investiga desde el Ministerio Público. Y el Congreso apoya a Chávarry a pesar de que tiene una desaprobación alta. Eso es prácticamente burlarse de los peruanos.

Ahora que menciona al Congreso, ¿cómo ve a la Comisión Lava Jato?

Para mí no está haciendo nada. Es prácticamente una burla a todos los peruanos. La primera Comisión Lava Jato hizo alguna cosa con el congresista Pari, pero como era de un partido débil y no tenía suficiente apoyo, nadie hizo caso al informe que hizo. Quedó sólo con su informe, lo presentó y fue archivado.

¿No tiene expectativas sobre el informe que debe salir en setiembre?

Es un informe de la nada. Decir que no hay tiempo para poder citar a Keiko Fujimori es una cachetada. Rosa Bartra trata de dilatar el tiempo, de salvar a su lideresa. ¿Almorzar con la persona a quien voy a entrevistar (Fernando Zavala)? ¿Esa es la seriedad de la Comisión Lava Jato? ¿Qué se puede esperar de su informe?

¿Cómo hizo para abordar esta investigación?

Comencé a seguir a la Policía Federal (PF), al Ministerio Público Federal (MPF), a la Procuraduría General de la República (PGR), al Supremo Tribunal Federal (STF), todo lo que acontecía cada día. Allá toda esta información es difundida a través de estas instituciones. Me basé en la información que daban después de ejecutar un operativo, de las declaraciones, porque allá son grabadas y transmitidas. Las entrevistas con Lula, por ejemplo, todo el mundo las veía por la televisión.

¿Por qué en Brasil las investigaciones prosperan y aquí se tiene la impresión de que no?

El juez Sergio Moro fue prácticamente el héroe de toda esta situación de la Lava Jato en Brasil. No se dejó manipular. Lo presionaron; yo estoy seguro de que hasta lo han querido sobornar; han querido secuestrar a su familia, pero el pueblo lo respaldó.

Este juez Moro ¿es como un paralelo a Richard Concepción Carhuancho en el Perú?

De Carhuancho podríamos decir que es el héroe que tenemos acá dentro del Poder Judicial. Lo mismo con el fiscal José Domingo Pérez, que se enfrentó cuando le dijeron “no sabes con quién te estás metiendo”. Son gente valiente que se atreve a desafiar al poder, como hizo Sergio Moro. Moro es prácticamente el abanderado allá en Brasil, como un héroe de la justicia

¿Qué busca con su libro?

El objetivo del libro es tirar la venda de los ojos de los peruanos, que sepan la total realidad y dejen de estar votando por estos candidatos para que cambiemos este sistema. La pregunta que hago al final del libro es qué nos garantiza, conociendo la calidad de políticos que tenemos, que no vuelva a ocurrir en el futuro que para ganar licitaciones se sigan pagando coimas.

Lo más leído