​Árbitro denuncia que lo despidieron por racismo en México

Acusó al presidente de la Comisión de Arbitraje del fútbol profesional, Arturo Brizio, de llamarlo "pinche negro"
​Árbitro denuncia que lo despidieron por racismo en México

​Árbitro denuncia que lo despidieron por racismo en México

24 de Abril del 2018 - 22:06 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: Mexsport - OEM - Imago7

El árbitro mexicano Adalid Maganda, originario de un poblado afroamericano del estado de Guerrero, denunció hoy haber sido despedido por motivos raciales y acusó al presidente de la Comisión de Arbitraje del fútbol profesional, Arturo Brizio, de llamarlo "pinche negro".

Maganda, de 34 años y quien pita profesionalmente desde 2015, aseguró a AFP que en 2018 ha tenido escasa participación en la primera y segunda divisiones y cuando pidió una explicación a las autoridades arbitrales de la Federación Mexicana de Fútbol recibió insultos raciales.

"Cuando les fui a pedir una audiencia sobre mi situación hace unos 20 días, sobre por qué no había tenido participación en la liga MX o en la de ascenso, Brizio me dijo '¿tú qué quieres pinche negro?'. Esto es un caso de racismo", aseguró Maganda.

Brizio dijo a la AFP que el caso Maganda es un "tema deportivo absolutamente" y que la semana pasada se notificó a una docena de árbitros que ya no se requerirían sus servicios como silbantes y que tenían derecho a una compensación económica, la cual, sostuvo, han aceptado la mayoría.

"No es agradable que a uno lo acusen de racismo. Lo niego absolutamente como persona y como presidente de la Comisión. Adalid es muy buen chavo, pero es un tema de rendimiento, no de filias o fobias", dijo a la AFP el presidente de la Comisión.

Arturo Brizio, presidente de la Comisión de Arbitraje

Como fallas de Maganda, destacó sobre todo un bajo rendimiento y que reprobó un examen físico que se realiza trimestralmente a los jueces.

"Cierto, reprobé en enero una prueba de rendimiento porque me lesioné, pero te dan un mes para repetirla y en febrero la pasé", dijo de su lado Maganda.

Lo defienden

En defensa del árbitro destituido salió Edgardo Codesal, exjuez uruguayo naturalizado mexicano que fue directivo de la Comisión hasta enero de 2017. "En nuestra etapa fue un árbitro que llevó partidos de mucha responsabilidad (...) Para mi tiene grandes condiciones de árbitro, físicamente es muy bueno, es mucho más fuerte que muchos", dijo Codesal.

Maganda dice estar resignado a no volver a las canchas porque "sufriría muchas represalias" y ahora su demanda principal es que Brizio y otros directivos de la Comisión de Arbitraje dejen su cargo.

De no hallar solución en la Federación, dice estar dispuesto a escalar su caso a la Concacaf y hasta la FIFA.

"Los directivos de la Federación hacen campañas contra la discriminación cuando el cáncer lo tienen ahí dentro", añade al referirse a los llamados para acabar con un polémico grito de "eh puto" de la tribuna contra el portero rival que le ha costado a México sanciones económicas en partidos internacionales por homofóbico.

Maganda sostiene que ya ha sido víctima de expresiones racistas, tanto de la tribuna como de vestidores. Hace un año, los jugadores del Pachuca hicieron "gemidos como de simio" al verlo en el vestidor, dijo.

"Esa vez fue distinto, la Comisión Arbitral, que era presidida por Héctor González Iñárritu, me dio todo su respaldo. Cuando llegó Brizio (junio de 2017) supe que mi carrera estaba terminada porque el señor es un elitista", añadió.

En su vida cotidiana, asegura, también ha tenido un trato distinto por su color de piel, sobre todo por parte de autoridades que le piden documentos para demostrar su nacionalidad.

"Los mexicanos no creen que en México hay personas de color. Una vez unos policías federales me detuvieron en Acapulco y me pidieron cantar el himno nacional para demostrar que soy mexicano", dijo con tono irónico.

Sobre Maganda

Maganda es originario de Huehuetán, en la costa de Guerrero y donde hay varias poblaciones de afrodescendientes que llegaron a México siglos atrás como esclavos y que se mezclaron con la población local.

Un estudio gubernamental de 2017 demostró que entre más claro el color de piel de los mexicanos, mayores oportunidades de educación y de obtener un trabajo mejor remunerado.

AFP

Lo más leído