Fiorella Valverde: “Pensé en dejar el fútbol; afortunadamente no se dio”

Alguna vez fue cuestionada por jugar fútbol, sin embargo el apoyo de su familia fue fundamental para lograr sus metas y convertirse en futbolista y directora técnica
Fiorella Valverde: “Pensé en dejar el fútbol; afortunadamente no se dio”

Fiorella Valverde: “Pensé en dejar el fútbol; afortunadamente no se dio”

17 de Agosto del 2018 - 15:56 » Textos: Una entrevista de Adriana Barrantes » Fotos: Difusión

“El fútbol solo es para los niños; las niñas juegan con las muñecas”, “¿por qué dejan que una niña juegue fútbol?” o “¿solo ellos pueden jugar a la pelota porque son hombrecitos?”. Estas fueron algunas de las frases que tuvo que escuchar Fiorella cuando esperaba lista para entrar a jugar en alguna loza deportiva de La Victoria, donde se crió hasta los seis años. Afortunadamente, su familia no pensó igual y dejó que ella decida qué deporte deseaba practicar. Con trece años, ya sabía que este deporte era su pasión y quería seguir practicándolo, pero de manera profesional. Por supuesto, el camino no sería fácil debido a los prejuicios, pero no se rendiría a la primera y -como actualmente menciona- aquellas palabras negativas respecto de que una mujer practique fútbol quedaron atrás. Su satisfacción mayor es saber que su familia siempre la apoyó.

¿Cómo descubres tu pasión por el fútbol? 

Mi pasión por el fútbol se la debo a mis padres, especialmente a mi papá, que me apoyó siempre en que fuera futbolista; a mi mamá, la convencí.

¿Fue complicado disuadir a tu madre sobre tu decisión de ser futbolista profesional? 

Al principio, sí. Practiqué otros deportes: tuve medallas en atletismo, vóley y básquet; pero finalmente me decidí por el fútbol y mi mamá tuvo que aceptarlo. Además, comencé a recibir propuestas de universidades donde podía tener becas de estudios y era una gran ayuda.

¿A qué edad inicias tu carrera en este deporte?

A los 13 años. Mi hermano Ronny me ayudó a conseguir una prueba en el Club Miraflores Santa Olga por intermedio de un amigo. Me probé como delantera, pero en esa época las chicas eran mayores y yo aún una pequeña, así que me prepararon como arquera. Pasé por varios clubes (Miraflores Santa Olga, Municipal de Chorrillos, Municipalidad de Surco, JC Sport Girls y White Star de Arequipa) antes de llegar a Sporting Cristal. Incluso formé parte de la selección nacional, lo que es un sueño hecho realidad.

¿Formaste una academia de fútbol en memoria de tu padre?

Sí. Estudié para entrenadora en la Federación Peruana de Fútbol. Trabajo en el colegio Roosevelt y tengo mi escuela de fútbol que se llama Deportivo FIVASA. Perdí a mi papá hace 3 años y con él queríamos fundar una escuela de fútbol, por eso estudiaba. Antes de graduarme, fallece y al final en su memoria es que la hice. Así es que cada paso que doy es por él y por mi mamá. Él siempre está pendiente de mí ahora.

¿Qué hace falta para que el fútbol femenino crezca en el Perú? 

Hace falta un apoyo generalizado, diría yo. El tema principal es que a veces tienes que dejar de entrenar por trabajar y estudiar. En ocasiones, los clubes no se preparan bien y eso se ve reflejado en los campeonatos cuando un resultado es abultado. También hay muy buenas jugadoras, pero como no las promueven en el extranjero, se pierden jugando solo en el torneo local. Necesitamos exportar futbolistas; eso ayudará a subir el nivel, aún más el de la selección peruana, porque solo contamos con las chicas que ya viven en el extranjero.

El próximo año, todos los clubes de Primera División deberán tener un equipo femenino que también jugará el Descentralizado. ¿Cómo beneficiará este proyecto al fútbol femenino?

Sé que la Copa Perú Femenina y el Torneo Descentralizado del 2019 ayudarán mucho. También se verá beneficiado el lado económico, pues nosotras, tanto como los hombres, cumplimos los mismos entrenamientos, misma inversión de tiempo; inclusive -como comenté antes- muchas estudiamos y trabajamos para seguir con nuestras metas. Es un reto constante para mejorar partido a partido.

¿Pensaste en dejar el fútbol? 

Sí, por temas laborales y estudios; ya no alcanzaba el tiempo. Fue lo más difícil. Afortunadamente no se dio.

¿Qué le dirías a las niñas y a las adolescentes que quieren jugar fútbol?

Si les gusta el fútbol, luchen por lograr sus sueños para llegar a ser deportistas profesionales; apunten a representar nuestro país y a dejarlo en alto, porque ese momento no se borrará nunca.

Perfil

Fiorella Valverde es futbolista profesional. Juega como arquera de Sporting Cristal y de la selección peruana. Participó en la Copa América (2011), Sudamericano (2006, 2007 y 2008) y Bolivarianos. 

Desayunos de Correo

Lo más leído