Inter de Milán: ​Sanción a técnico por festejar un gol con mucha vehemencia (VIDEOS)

Spalletti celebró gritando frente a una cámara de TV y fue expulsado; y en último partido uno de sus jugadores se negó a darle la mano

26 de Septiembre del 2018 - 17:59 » Textos: Redacción Multimedia » Fotos: AFP - YouTube - Twitter

Luciano Spalletti, entrenador del Inter de Milán, fue expulsado durante el partido con Sampdoria, por celebrar un gol con demasiada vehemencia. Si bien el hecho ocurrió el fin de semana, ayer otra singular anécdota continuó viralizando los videos no solo de Luciano Spalletti, sino de uno de sus jugadores: Keita Baldé.

En el penútimo partido, después de que el croata Marcelo Brozovic anotase el gol del 1-0 contra la Sampdoria en el 90+4, Spalletti celebró el tanto gritando frente a una cámara de televisión, lo que le valió para ser expulsado.

Las instancias del fútbol italiano han juzgado esa celebración como "actitud controvertida con respecto al cuarto árbitro" y le impusieron un partido de sanción. El Inter presentó un recurso de apelación.

"Siento lo que pasó, pero no quiero añadir nada. Me giré a la cámara para gritar 'gol' y el cuarto árbitro me dijo que lo había hecho con demasiada furia", explicado ya Spalletti.

"Era un gol tan importante, fue como una liberación y los árbitros lo interpretaron como una reacción demasiado emotiva. No hice nada malo", añadió el técnico.

No le dio la mano

Ahora en el último partido con Fiorentina, Keita Baldé, delantero senegalés del Inter de Milán, Keita Baldé, ha sido muy cuestionado tras un "feo gesto" hacia su entrenador al terminar el partido de la sexta jornada.

El encuentro terminó con victoria del equipo local por 2 goles a 1. Keita entró al campo en el minuto 68 en sustitución de Vecino. En el minuto 68, D'Ambrosio conseguía el gol que ponía por delante en el marcador al Inter.

Después de haber conseguido los 3 puntos, el técnico del Inter, Luciano Spalletti, entró en el terreno de juego para felicitar a sus jugadores por la victoria. Spalletti le tendió la mano a Keita, pero este ignoró a su entrenador.

Spalletti intentó explicar el último hecho: "Quería explicar a Keita Baldé y a Matteo Politano que tenían que calmar un poco más el balón, porque cuando lo hicieron nos permitió respirar. En el vestuario hay veces que la cosa se calienta entre hombres".


Ojo en Familia

Lo más leído