Nathan Adrian, el nadador que lucha contra el cáncer y compite en los Juegos Panamericanos Lima 2019

Nathan fue diagnosticado con cáncer de testículo en diciembre pasado.

08 de Agosto del 2019 - 15:33 » Textos: Redacción Multimedia con información de AFP

Nada lo para. Nathan Adrian, el nadador de mayor prestigio de Estados Unidos que participa en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 no le hace caso a la adversidad y sigue su vida haciendo lo que le apasiona pese a tener una lucha contra el cáncer.

Fue en diciembre del año pasado que al nadador estadounidense le diagnosticaron cáncer testicular, una situación que lo alarmó pero que gracias a Dios fue, según los médicos, diagnosticado de forma oportuna.

"Mi reacción fue la que probablemente experimentaría la mayor parte de la gente. Un poco de todo, ya saben: un poco asustado, un poco molesto, preguntarme el porqué. Preguntarme si había hecho suficientes llamadas a mi madre (...) Fue todo este tipo de cosas, como una montaña rusa, como si no pudiera realmente controlar esto, así que en cierto modo simplemente dejé que las cosas ocurrieran", contó en una entrevista con The Associated Press.

Tras su diagnostico, el tratamiento del deportista de 30 años inició un mes más tarde para luego someterse a una cirugía. Aunque esto no le impidió seguir entrenando con mira a los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio.

Participación en Lima 2019

Nathan perdió la noche del martes la medalla de oro que buscaba en el relevo 4x100 metros estilo libre, pero se tomó el asunto con calma. Estuvo en las piscinas en un evento de alto nivel, su "casa" como él dice, y eso lo hace feliz... Y la presea de plata, agrega, tampoco estuvo tan mal.

"El año pasado, cuando califiqué (a los Juegos Panamericanos) solo quería venir aquí y ganar un buen puñado de medallas", comentó.

Aunque fallar en el primer intento de oro panamericano en Lima-2019 es una mancha para un hombre que ha sido cinco veces campeón olímpico, Adrian sigue sonriendo: "Estoy feliz de estar aquí, estoy feliz de estar compitiendo. La piscina es mi casa, es donde soy feliz y obtener una medalla de plata es bastante sólido".

Su salto a la piscina del Centro Acuático de la Villa Deportiva Nacional (Videna), en la capital de Perú, demuestra que, después de haberse sometido a dos intervenciones quirúrgicas, la recuperación va bien.

"Cuando estaba peleando con el cáncer puse todo para recuperarme y volver a estar saludable. Ya eso está solucionado y ahora estoy tratando de nadar más rápido", expresó.

Lo más leído