¿Qué ha sido de sus vidas?

23 de Octubre del 2014 - 09:36

Juan Carlos Esteves



Hace más de 30 o 40 años eran otros clubes limeños o chalacos los que protagonizaban emocionantes encuentros con los grandes como Alianza o la "U". Estos fueron parte de nuestra historia y hasta recibieron el título de tradicionales. Lamentablemente hoy algunos no existen y otros luchan precariamente por volver a la profesional.

Uno de ellos es el Defensor Lima, fundado en 1931 en Breña, pero que era más conocido como los "Carasucias". Tuvo su apogeo a principios de los años 60 con la ayuda económica del gran empresario Lucho Banchero Rossi. Su logro mayor fue en 1973 cuando campeonó con jugadores de la talla de José Fernández, Rodulfo Manzo, Gerónimo Barbadillo, los argentinos Miguel Angel Converti, Pedro Alexis Gonzales, Néstor Verderi, entre otros.

Luego de la muerte del mecenas, el club granate sufrió una crisis económica y descendió en 1978. Diez años después retornó a la máxima división, en la que estuvo hasta 1994, cuando vuelve a bajar.

Dos años después cae hasta su liga de origen y desde 1996 participa en la primera división del Cercado de Lima. Actualmente, bajo la presidencia y la dirección técnica de Roberto Flores Guerrero, ya clasificó al Interligas como subcampeón. Este profesional sueña con hacer regresar a los granates a la primera división y para eso está tocando puertas con el objetivo que le brinden apoyo económico.

Por su parte, el general Félix Tumay, ex mandamás de los "Carasucias" y que ahora es presidente de la liga del Cercado de Lima, solamente está ligado moralmente a Defensor.

Otro club que fue protagonista a lo largo del siglo pasado fue el Ciclista Lima, fundado en 1896 y llamado "el decano". Nunca logró un título nacional, pero sí obtuvo los campeonatos de segunda división en 1946 y 1949. En los años 60 desciende y regresa en 1994, consiguiendo el subcampeonato del Apertura, que le dio derecho a jugar la Copa Conmebol.

Lamentablemente, dos años después pierde la categoría. La crisis origina que por más de ocho años no juegue en su liga de origen.

Recién en el 2006, con Carlos Chamochumbi a la cabeza, participa en la liga de Chorrillos. Sin embargo, hoy lo hace en San Isidro, pero sin suerte.

En el Callao, el recordado Atlético Chalaco fue fundado en 1899 y logró los títulos de 1930 y 1947, imponiéndose a clubes tan fuertes como la "U", Alianza y Municipal. El "León porteño" y Boys se convirtieron en los equipos más populares del Callao. Pero en 1963 baja por primera vez y vuelve diez años después tras campeonar en la segunda división.

Su máximo logro en la vuelta a primera fue el subcampeonato de 1979, clasificando a la Copa Libertadores. En ese equipo brillaron Pichicho Benavides, Augusto Prado, Fernando Apolinario, entre otros.

En 1985 baja y desde entonces juega en la liga del Callao. En el 2000, 2002 y 2005 llega hasta la etapa regional de la Copa Perú, donde es eliminado. Este año quiere cambiar su historia, porque cuenta con el apoyo económico de su nuevo titular Alex Kouri, presidente de la región Callao.

En la misma liga del Callao también juegan otros clubes que llegaron a la primera división como el Deportivo Sima (campeón de segunda en 1969 y 1971). Tiene el apoyo de la Marina de Guerra del Callao, pero no lo suficiente como para hacer historia una vez más.

Otro club histórico es el KDT Nacional, campeón de segunda división en 1961 y 1967, así como el Barrio Frigorífico, que jugó en la profesional el año 1974.

En provincias uno de los equipos que tuvo un paso muy fugaz por la primera división, pero muy sonoro fue el Alfonso Ugarte de Chiclín, más conocido como los "Diablos Rojos" por su camiseta de ese color. Este club fue fundado el 1 de agosto de 1917, pero su pico más alto fue en los años 60. En 1966 fue invitado a participar en la profesional junto a Melgar, Atlético Grau y Octavio Espinoza, pero quedó en el puesto número 12 de catorce equipos y descendió. Sin embargo, al año siguiente jugó la Copa Perú, que recién se inauguraba, y campeonó, pero lamentablemente su regreso a la primera división tampoco fue bueno, porque quedó último en el Descentralizado. Desde esa fecha, juega en la liga de Trujillo y lo más cerca que llegó después fue a mediados de los 90, cuando, bajo la dirección de Moisés Barack, llegó a la etapa regional de la Copa Perú, pero el Deportivo Marsa lo eliminó.

Lo más leído