Richard Palomino: “Yo empecé de abajo, así que todos podemos”

Caminos del Inca tiene nuevo campeón y se trata del piloto andahuaylino, Richard Palomino, integrante del Team Wari
Richard Palomino: “Yo empecé de abajo,   así que todos podemos”

Richard Palomino: “Yo empecé de abajo, así que todos podemos”

02 de Noviembre del 2018 - 15:13 » Textos: Una entrevista de Rosa Muñoz » Fotos: Joel alonzo

Correr autos es más que ser veloz: correr autos es todo un trabajo de estudio y estrategia. Ello el piloto Richard Palomino lo ha sabido entender desde el 2002, cuando subió a su primer Toyota Corona y pisó el acelerador para nunca más detenerse. Nacido en Andahuaylas, Apurímac, en una familia de 5 hijos cuya tradición siempre fue correr autos, Richard ha logrado brindar las alegrías más grandes a su tierra; su última gran hazaña fue el título de Caminos del Inca 2018, rally símbolo del Perú.

¿Cómo nació esta pasión por los autos y en especial por las carreras? 

La tradición nace porque yo soy de Andahuaylas, de Santa María de Chicmo exactamente. Cuando era pequeño, los autos de carrera pasaban por la puerta de mi casa. Yo subía al techo donde se podían ver las mejores curvas y me dije. “Algún día voy a correr como ellos”. Además, mi papá era agricultor y transportista, así que viajábamos en su camión constantemente.

¿Cuándo te diste cuenta de que lo tuyo era competir?

Yo no sabía qué era hoja de ruta o cómo se corría, hasta que conocí un amigo que me vendió un Honda. Entonces, tomé todo con mayor responsabilidad; claro, debía arreglarlo, pero gané 2 años en la categoría Súper Turismo (de Caminos del Inca). Recuerdo que me metí entre los grandes en Pampa Cañahuas, donde llegué 4° en la general.

¿Qué tan importante es contar con un buen equipo mecánico a la hora de correr? Una vez me volteé en la entrada de Ayacucho por un desperfecto. Corría con Gustavo Medina y dije: “En qué estamos fallando”. Entonces empecé a analizar qué podíamos hacer, así que decidí contratar mecánicos propios desde el 2012 para ya no depender de terceros.

¿Un buen estado físico también es determinante para los pilotos?

De todas formas. Físicamente me preparé bastante todo el año. Mi esposa me dijo: “Si quieres ganar, entonces tienes que constante”. Por ello, salí a entrenar todos los días desde las 5 a.m. hasta las 7 a.m. Es necesaria la resistencia. Yo nací en la sierra, pero igual antes de correr voy unos 10 días a aclimatarme; mientras más asimiles esos cambios de oxígeno, es mejor.

¿Representó algún tipo de ventaja la salida de Raúl Orlandini y de Nicolás Fuchs?

No creo que haya sido una ventaja, porque estaba alguien como José Luis Tomassini, por ejemplo. En Caminos del Inca, en cualquier momento puedes abandonar; se trata más de la constancia que de la velocidad. Uno no puede sentirse favorito. Eso sí, debo agradecer a los 2; porque cuando me faltaban algunos repuestos en la carrera, los llamé y sin dudar me dijeron: “Toma lo que necesites”.

¿Fue José Luis Tomassini el dolor de cabeza más grande durante Caminos del Inca 2018? 

Sinceramente sí. Siempre estuvo a segundos de mí en las últimas etapas, pero en la 5° vi que estaba parado y supe que debía aprovechar eso con inteligencia. Decidí bajar la intensidad con la que iba, ya que tenía una ventaja suficiente sobre él, pues había sufrido un desperfecto. No era el momento de seguir arriesgando. Mi mecánico me dijo que baje el ritmo.

¿Cómo es la relación con tu hermano Ronmel cuando se trata de correr? 

Cuando nos ponemos el casco, solo somos competidores; nos olvidamos de que somos hermanos. Si yo tengo la prioridad, él lo entiende y viceversa. Esta vez, afortunadamente me tocó a mí.

¿Cómo fue el recibimiento en Andahuaylas?

Inolvidable. Prácticamente fue feriado ese día en Apurímac. Nunca pensé que la gente me admiraría tanto, pero uno tiene que demostrar que es humilde. Persona que viene a pedirme foto, nunca le digo que no. Algunos incluso afirman que quieren ser como yo y les digo: “Yo empecé de abajo, así que todos podemos”.

¿Tienes alguna cábala para correr?

Tengo mucha fe. Soy devoto de las Vírgenes de Guadalupe, de Cocharcas y de Chapi; fui a pedirles con mucha devoción que guíen mi camino, igualmente a Los Apus.

¿Entra en planes el Dakar 2019? 

Me gustaría algún día correr un Dakar, pero por ahora no. He descuidado mucho el trabajo; ahora debo retomarlo.

Lo más leído