Colegio San José, un mendigo sentado en un banco de oro

Qué duda cabe que la ahora institución educativa San José de Chiclayo, es y ha sido durante más de siglo y medio, el colegio más representativo de la región Lambayeque. No obstante, hace mucho tiempo ha entrado en una crisis de la cual le cuesta salir.
Colegio San José, un mendigo sentado en un banco de oro

Colegio San José, un mendigo sentado en un banco de oro

22 de Octubre del 2014 - 16:26 » Textos: Lester Solis

Qué duda cabe que la ahora institución educativa San José de Chiclayo, es y ha sido durante más de siglo y medio, el colegio más representativo de la región Lambayeque. No obstante, hace mucho tiempo ha entrado en una crisis de la cual le cuesta salir.

Pero la grandeza del llamado "Coloso del Norte" va más allá de sus problemas, sobre todo, ahora que la ley peruana le otorga una excelente herramienta para que esta entidad comience a ser manejada con un verdadero corte gerencial - educativo, que le permita brindar una mejor calidad educativa, así como recobrar el invalorable prestigio del cual algún día fue amo, dueño y señor.

NUEVA ERA. Durante el último gobierno del ex presidente Alan García Pérez se incluyó al San José en el paquete de colegios emblemáticos del país, con lo que ahora la infraestructura del añejo centro educativo luce ambientes y aulas modernas, aunque esta todavía no funcione al 100%, en parte, por el alto costo que demanda el mantenimiento de las casi 12 hectáreas.

"Necesitamos más presupuesto y material humano. Así como está en estos momentos el colegio, mínimo necesitamos S/. 70 mil mensuales para mantenimiento y solo manejamos S/. 20 mil", expresó el director encargado, Julio Mantilla Julca.

El titular del plantel añadió que a la fecha se tiene una deuda de S/. 16 mil, generado por el servicio de vigilancia, ahora ya suspendido por falta de pago.

Otra de las notorias deficiencias, es la falta de implementación de los modernos laboratorios y del polideportivo, también está la aún inoperativa estación eléctrica, la cual no permite el funcionamiento de la nueva piscina temperada, entre otros servicios.

"Deberíamos tener un mínimo de 6 jardineros para mantener las extensas áreas verdes con las que contamos, pero tenemos solamente uno. La infraestructura donde estamos es nueva; sin embargo, algunas paredes presentan rajaduras y fisuras, sobre todo en la piscina", señaló Mantilla.

TIENE SU LEY. Pero todas estas circunstancias podrían cambiar de manera trascendente con el ingreso en vigencia de la Ley 29677, que crea el Consejo de Administración de los Bienes Inmuebles de la institución educativa Colegio Nacional San José de Chiclayo, el mismo que ya está instalado y en funciones.

Este consejo tiene la responsabilidad, básicamente, de administrar los 13 locales que el colegio posee en la céntrica calle Vicente de La Vega (cuadra 8), el ex convento Santa María (frente al parque principal y a un costado del Club de La Unión), además de las 4 hectáreas de terreno que tiene en la prolongación de la avenida Bolognesi, ahora invadido y en pleno litigio.

Este Consejo de Administración de Bienes, según la ley, está presidido por el director del plantel (Julio Mantilla), la vicepresidencia debe estar a cargo del presidente de la asociación de ex alumnos (Carlos Hurtado de Mendoza Falla), como secretario un representante de los ex docentes (Andrés Huamán), la tesorería debe estar en manos de un representante de los actuales profesores (Mabel Mendoza) y el vocal debe ser el presidente de la asociación de padres de familia (Julio César Samillán).

SENTADO EN ORO. Sobre el particular, el presidente de los ex alumnos, Carlos Hurtado de Mendoza, comentó que esta ley les abre una brecha legal para poder proponer y concretar una serie de proyectos, los mismos que definitivamente redundarán de manera positiva en el centro educativo.

Hurtado de Mendoza confesó el gran interés que tienen empresas como: Ripley, el emporio comercial Gamarra y la Asociación Peruana de Gastronomía (Apega), en concesionar los céntricos locales, los cuales tienen planificados convertir en modernos centros y locales comerciales.

"Además está pendiente de respuesta, por parte del director, a la propuesta de una empresa que pretende invertir $ 250 mil construyendo 2 canchas sintéticas, un centro de convenciones con sus respectivos vestuarios en el interior del colegio, concesión que sería por 10 años. Como asociación aparte hemos pedido que esta empresa nos construya un capilla y 2 velatorios que serían administrados por este consejo", reveló.

Por último, Carlos Hurtado de Mendoza indicó la existencia de discrepancias entre la sub directora del colegio, Justina Lisboa Zumarán y el director del plantel, Julio Mantilla, porque la primera tiene a su cargo, además, la administración del centro educativo.

"La señora pretende que el local del colegio no sea administrado por este consejo, situación que deberá ser resuelta por el Ministerio de Educación a donde hemos ido en consulta", expresó.

En respuesta, Lisboa Zumarán dijo no estar aferrándose al puesto, pero ciñéndose a la ley, entiende que el local donde funciona el plantel, no es un bien del colegio, sino del Estado, por lo tanto, el consejo de administración de bienes no tendría injerencia sobre el mismo, poniendo como ejemplo, el colegio San Luis Gonzaga de Ica, que tiene un ley similar a la del San José.

Lo más leído