Cuatro consejo a tener en cuenta antes de vender su automóvil

Si tiene un uso mínimo, puede venderlo antes de que se devalúe frente a nuevos modelos en el mercado
Cuatro consejo a tener en cuenta antes de vender su automóvil

Cuatro consejo a tener en cuenta antes de vender su automóvil

07 de Mayo del 2018 - 17:38 » Textos: María C. Medina mmedina@grupoepensa.pe

Si bien algunas personas todavía piensan que la compra de un vehículo es un gasto de una vez en la vida, en el fondo se trata de un gasto periódico que varía en el tiempo. En los últimos años, según Dante Lindley, gerente de Banca, Seguros y Crédito Vehicular del BCP, los jóvenes suelen renovar su vehículo cada tres años. “Cuando un auto sale de la tienda ya perdió el IGV, o sea 18% y a partir de allí se deprecia 10% cada año”, comenta.

SALIR A VENDER

Por ello, no está demás evaluar la posibilidad de vender su vehículo si este ya tiene algunos años en el mercado, para tener uno nuevo con un menor costo de mantenimiento.

Según el portal AutoFact, la venta de autos “de segunda mano” en el Perú tuvo un crecimiento de 87% en los últimos diez años. Y solamente en el 2017, Superbid, una compañía de subastas online, obtuvo el 31% de sus ventas concretadas a través de los autos de segunda mano.

RECOMENDACIONES

Aunque en estos casos, Superbid se encarga de gestionar todo el proceso de venta del activo desde el registro hasta el depósito del cliente comprador, el vendedor también debe hacer su parte antes de salir a subastar. Por ejemplo, indagar cuál es el precio que el mercado le otorga a un vehículo de la marca, modelo y año que se quiere dar en venta.

Otro elemento importante es el kilometraje, puesto que para el comprador es un indicador que ejemplifica el uso que se le ha dado al activo. En este sentido, la plataforma recomienda tener en cuenta que el uso promedio de kilómetros oscila entre los 10 mil a 20 mil kilómetros al año. Si el kilometraje está muy por debajo de esos niveles, generará desconfianza en el cliente comprador.

Por último, procure tener en buen estado las principales partes del vehículo, como la carrocería, las llantas y el interior. Para ello, se aconseja llevar el vehículo a servicios de mantenimiento y limpieza, antes de ofrecerlo públicamente. Un vehículo de segunda mano, pero con un aspecto menos deteriorado, brinda una mayor calidad y confianza al comprador, incluso es un factor importante cuando este quiera asegurar su nueva propiedad.

Lo más leído