​Economía peruana puede caer 0,5% este año por el Niño Costero

Economistas coinciden en que los desastres naturales tendrán impacto en el PBI
​Economía peruana puede caer 0,5% este año por el Niño Costero

​Economía peruana puede caer 0,5% este año por el Niño Costero

23 de Marzo del 2017 - 02:01 » Textos: EFE

Los daños económicos que el fenómeno climatológico del Niño Costero está dejando en Perú pueden provocar una caída de 0,5% del producto bruto interno (PBI) de 2017 o generar un desplome de varios puntos porcentuales en el peor de los casos, según la opinión de analistas consultados hoy en Lima.

Las intensas lluvias que se han agudizado en marzo en la costa norte y central de Perú han dejado 79 muertos, 665.313 afectados, 145.821 casas dañadas, así como 21.435 hectáreas de cultivo afectadas y 670 kilómetros de canales de riego destruidos.

"Yo estimo que si el fenómeno del Niño se acaba hoy día, nos puede costar entre 0,1 a 0,3% en la tasa de crecimiento, pero si el fenómeno del Niño se me va a abril o mayo, entonces ahí puede llegar a costarnos, estimo yo, 0,5 % en la tasa de crecimiento", declaró a Efe el economista Jorge González Izquierdo.

Los pronósticos del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) señalan que las lluvias continuarán en las regiones de La Libertad, Cajamarca, San Martín y Loreto en forma moderada, y con gran intensidad en otras regiones del norte como Piura, Ancash y Lambayeque, donde se concentran los daños.

Sin embargo, el exministro de Economía Ismael Benavides declaró hoy a la Red de Comunicación Regional (RCR) que el fenómeno climatológico "va a impactar muy fuerte".

"Si ya se habían reducido las estimaciones de crecimiento alrededor de 3 % antes de esta situación, es posible que veamos un crecimiento de 1 % o menos", aseguró Benavides.

González Izquierdo explicó que el fenómeno del Niño costero "va a provocar que aumenten los precios, sobre todo de alimentos y de tarifas aéreas y de transportes, y va a provocar por consiguiente el incremento de la inflación transitoriamente por unos meses".

El aumento de la inflación en Perú va a golpear duramente a las familias de bajos ingresos, que destinan entre 60% a 80% de su gasto mensual a comprar alimentos, indicó el catedrático.

La inflación de febrero en Perú se situó en 0,32%, mientras que la inflación anualizada, de marzo de 2016 a febrero de 2017, se ubicó en 3,25%.

En forma paralela, la tasa de crecimiento de la economía peruana se va a reducir por la caída de la producción de importantes sectores como el agrícola, el pesquero y el minero, que aportó con dos puntos porcentuales en el crecimiento de 3,9 % del PIB del año pasado.

Los deslizamientos y desbordes de ríos provocarán un grave daño al sector minero porque harán que "algunas minas cierren sus operaciones" y también "al destruir las vías férreas y las vías terrestres ya no pueden seguir exportando minerales al extranjero", afirmó González.

Benavides, que ocupó el ministerio de Economía en el segundo Gobierno de Alan García (2006-2011), manifestó que con las lluvias "el daño se acrecienta porque no solo afecta la cosecha sino también la infraestructura, como carreteras y canales de regadío, que son vitales para el desarrollo del Perú".

Otro sector que será afectado será el financiero, señaló González, porque va a haber retraso o imposibilidad de pago de deudas y afectará las utilidades de las entidades financieras.

El gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski ha anunciado un fondo de 2.400 millones de soles (720 millones de dólares) para la reconstrucción de la infraestructura destruida por las inundaciones, que los analistas consideran insuficiente, teniendo en cuenta que la emergencia aún no termina.

González recordó que el gobierno tiene recursos para afrontar los costos de este fenómeno del Fondo de Estabilización Fiscal, que asciende a unos 10.000 millones de dólares, que es un "guardadito" de varios periodos gubernamentales.

Sin embargo, González criticó que "el mejor ejemplo de que los gobiernos en Perú no han estado interesados en hacer prevención, sino corrupción" es la planta de tratamiento de agua de Huachipa, que está mal construida y no ha podido abastecer de agua a Lima en esta emergencia.

"Los últimos cuatro o cinco gobiernos no han tenido a la prevención como uno de sus objetivos principales", afirmó.

Lo más leído