Gobierno sube impuesto a los combustibles, licores, gaseosas y cigarrillos

El MEF reconoce que medida aumentará la inflación por alza de precios; mientras que la SNI advierte que se incrementará el contrabando
Gobierno sube impuesto a los combustibles, licores, gaseosas y cigarrillos

Gobierno sube impuesto a los combustibles, licores, gaseosas y cigarrillos

11 de Mayo del 2018 - 11:33 » Textos: Clorinda Flores y María Medina » Fotos: Grupo Epensa

La decisión del Gobierno de subir el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los combustibles, bebidas gaseosas y alcohólicas, así como a cigarrillos y autos nuevos y usados, generó reacciones a favor y en contra.

La Sociedad Nacional de Industrias (SNI), la Cámara de Comercio de Lima (CCL), la Asociación de Bodegueros del Perú (ABP) y la Asociación de la Industria de Bebidas y Refrescos sin Alcohol (Abresa) cuestionaron la forma en que se dio a conocer la medida, a través de un decreto supremo que se publicó la noche del miércoles.

Así, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) subió, en mayor medida, el ISC a los combustibles que contaminan más el medio ambiente. El gasohol de 97, así como las gasolinas de 95 y 97 octanos, mantienen el mismo nivel de impuesto.


PISCO Y GASEOSAS

Además, las bebidas alcohólicas con más de 6 grados tendrán un mayor ISC (de 25, 30 y 40%). Las que tienen hasta 6 grado de alcohol mantendrán un 17%.

Es decir, subirán los precios de licores como el vo

dka, wisky, entre otros.

Sin embargo, el pisco, bebida de bandera del Perú, mantiene el nivel de impuesto.

También las aguas azucaradas, como las bebidas gaseosas, tendrán un incremento del ISC; las que pasan los 6 gramos de azúcar pagarán 25% (pagaban 17%). En otros términos, las bebidas light, que tienen 0 gramos de azúcar mantienen una tasa de 17%.

Al respecto, el MEF precisó que la decisión de aumentar el ISC a los productos que tienen mayor incidencia en la afectación de la salud

 y en el medio ambiente, la tomó en coordinación con el Ministerio de Salud y el Ministerio del Ambiente.

SALUD Y SU COSTO

La ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, señaló que subir el ISC a determinados productos se da dentro de una reforma para el uso eficiente de los recursos y la promoción de tecnología limpia. “Es una reforma que incluye aspectos de salud, hay un impuesto para las bebidas con altos índices de azúcar; es una reforma más integral para gravar lo que es nocivo para el ambiente y la salud”, comentó en RPP.

El MEF justificó el alza del ISC porque se da en un contexto en que el costo social en Perú, por enfermedades asociadas al consumo de productos como alcohol, cigarrillo, bebidas azucaradas, entre otros, es en promedio $24 mil millones anuales, según un estudio de la Universidad de Harvard; equivalente a casi al 11% del PBI anual.

Para afrontar ese costo, agregó el MEF, se requiere de otras herramientas de política como los impuestos, tal como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud.

“De hecho, de acuerdo con Cepal, el gasto en salud en Perú es cercano a 3.7% del PBI, inferior al de países como Chile, Colombia, Brasil y Argentina, con gastos superiores entre 4.4% y 7.1% de su PBI”, afirmó.

VEHÍCULOS

En tanto, los autos nuevos híbridos, a gas y eléctricos, que pagaban un ISC de 10%, dejarán de pagar este impuesto. Los que son a gasolina y diésel pasarán a pagar 10% y 20%, respectivamente. Hasta ayer, ambos no pagaban por este concepto.

Las motos a gasolina pagarán un ISC de 10%, antes no aportaban. Los buses y camiones nuevos mantienen 0% de ISC; mientras los usados pagarán 40% (era 30% antes).

Los autos usados (híbridos, a gas y eléctricos), que no pagaban ISC, desde hoy aportarán con el 10%.

La titular del Ambiente afirmó que es necesario que el sistema financiero otorgue facilidades a los dueños de vehículos que quieran convertir su motor a uno eléctrico, tal como se está trabajando con las mototaxis (Ministerio de la Producción y Ministerio de Energía y Minas). “Si mi unidad de bus quiere cambiar de tecnología, debería tener acceso a un financiamiento más barato”, señaló. 

CIGARRILLOS

El presidente del Comité de Lucha contra el Contrabando de la Sociedad Nacional de Industrias (SNIN), Raúl Saldía, dijo que el aumento del ISC a los cigarrillos hará que el contrabando de este producto pase de 25% a 35 o 40% del total del mercado. “Es que el sistema de lucha contra el contrabando es igual al de hace 20 años, pero el volumen de mercancía ilegal aumentó”, comentó.

En tanto, el sector privado cuestionó la decisión del Gobierno, porque el MEF no tomó en consideración su opinión y por la prontitud con que se trabajó.

El presidente de la SNI, Andreas Von Wedemeyer, consideró que el costo al productor se elevará en 39%, además que la medida se da en un contexto de baja inversión privada.

“El ISC grava una externalidad, pero estos impuestos van mucho más allá y, lamentablemente, se ha trabajado en tan corto plazo y sin preparación”, señaló a Andina.

Anteriormente, la SNI pidió dialogar al MEF antes de que tome una decisión. En el mismo sentido, Javier de la Viuda, presidente del Gremio de Importadores y Comerciantes de Vino, Licores y Otras Bebidas de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), dijo que la norma no debió aprobarse de esa forma, pues, la probabilidad de que el contrabando se eleve es alta, considerando que el 30% de las bebidas alcohólicas que se consumen en el país ya son adulteradas o informales.

“Estudios en diferentes países confirman que aumentar en 1 punto porcentual las tasas de impuestos indirectos sobre el alcohol conduce a un aumento del 1.8% en la participación del consumo ilícito”, comentó.

PREDICTIBILIDAD

En tanto, el gremio de las bebidas y refrescos sin alcohol (Abresa) fue más allá y aseguró que esa decisión afecta la predictibilidad jurídica de los agentes económicos en el país y puede afectar acuerdos multilaterales en el comercio con empresas de otros países.

“Las bebidas no alcohólicas están gravadas con una tasa del 17% del ISC, que sumado al 18% del Impuesto General a las Ventas (IGV) resulta una carga impositiva de 38.06%, siendo una de las más altas de la región”, señaló.

VIGENCIA

Según el tributarista Jorge Picón, por ser un decreto supremo la norma que dispone aumentar el ISC, su aplicación es inmediata; es decir, desde ayer.

No obstante, los efectos en los precios al consumidor o en la recaudación se verían recién el próximo mes.

“El efecto real al precio en las bodegas debería estar llegando hacia la tercera o cuarta semana de junio, porque debe haber un stock y este impuesto solamente grava la venta del productor. No es como el IGV, que se coloca en cada venta de la economía; el ISC lo recauda el productor”, aclaró en RPP.

En su opinión, es positivo que el impuesto busque disuadir condiciones como la obesidad, pero la verdadera meta de recaudación se verá en los combustibles. Es un “impuesto de desesperación fiscal”, comentó.

RECAUDACIÓN E INFLACIÓN

Según el MEF, el alza del ISC permitirá recaudar entre S/1600 y S/1700 millones este año, por lo que se atenderán gastos futuros vinculados a la atención de la salud pública.

Pero también estima que la inflación aumentaría en 0.2 y 0.3 puntos porcentuales, debido al aumento de precios de los productos comprendidos en el alza del ISC.

A abril, la inflación a doce meses se situó en 0.48%, todavía en la parte inferior del rango meta estimado por el Banco Central de Reserva (de 1% a 3%). Hace un mes, el MEF adelantó, en su Marco Macroeconómico Multianual, que obtendría 21% más de ingresos por ISC que en el 2017, lo que sumaría un total de S/7657 millones este año por el impuesto.

MÁS DATOS:

- Gasolinas de 95 y 97 octano se mantienen igual.

- Ministra del Ambiente defiende la norma.

- En 2016, el consumo de bebidas azucaradas en el Perú fue de 67 litros por persona, según el Minsa.

Desayunos de Correo

Lo más leído