Marca peruana de chocolate artesanal logró ingresar al mercado español

El cacao fino con el que se produce el galardonado chocolate proviene de las regiones Piura, San Martín y Cusco
Marca peruana de chocolate artesanal logró ingresar al mercado español

Marca peruana de chocolate artesanal logró ingresar al mercado español

12 de Noviembre del 2017 - 12:32 » Textos: Maria Claudia Medina

Según lo informó el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), el chocolate artesanal de la marca “Maraná”, elaborado en Perú a base de cacao fino, ingresó con éxito a España en sus versiones oscuras (chocolate bitter, negro al 70% o 90%, sin leche). De esta manera, se adaptará con facilidad al gusto del consumidor ibérico.

La elaboración de este producto sigue los parámetros del movimiento bean to bar que, entre otras cosas, no mezcla los granos de diferentes zonas, no agrega saborizantes y, sobre todo, busca una mejora continua del proceso de fermentación y tostado. Asimismo, el azúcar y el cacao usados le aseguran la certificación orgánica para la Unión Europea.

Cabe indicar que, en el mes de octubre, dos de las presentaciones de este chocolate obtuvieron medalla de plata en los International Chocolate Awards, evento celebrado en Londres, considerado el máximo reconocimiento a las mejores tabletas de chocolate del mundo.

Justamente la calidad de este cacao lo que atrajo a la empresa española Bon Selec para distribuir este producto. Actualmente, esta y otras marcas ya empiezan a aparecer en los supermercados españoles, que han empezado a incluir en su oferta marcas desarrolladas enteramente en los países productores.

¿Dónde se produce?

La marca nacional es creación de los peruanos Zulema León y Giuseppe Cassinelli, quienes eligieron a Piura, San Martín y Cusco, regiones donde se producen algunos de los mejores cacaos del país, para desarrollar su colección de chocolates.

Otro aspecto en que han logrado destacar es en el diseño de sus empaques. A través de estos se refleja el origen peruano y la producción artesanal de los chocolates, poniendo énfasis en las tradiciones y cultura de cada lugar de producción. Los envoltorios llegaron a ser finalistas en la categoría “Diseño Gráfico y Comunicación visual” en la Bienal Iberoamericana de Diseño, celebrada en Madrid en el 2016. Además, estos han sido incluidos entre los “35 empaques de diseño de chocolate” de la revista The Dieline.