Temas

Regiones de la selva pueden aprovechar consumo creciente de frutas exóticas en Asia

Especies como el camu camu, la pitahaya y el açaí tienen amplias propiedades nutricionales y antioxidantes en favor de la salud, por lo que son muy populares en todo el mundo
Regiones de la selva pueden aprovechar consumo creciente de frutas exóticas en Asia

Regiones de la selva pueden aprovechar consumo creciente de frutas exóticas en Asia

26 de Marzo del 2017 - 18:14 » Textos: Maria Claudia Medina

El consumo de frutas exóticas como el camu camu, la pitahaya y el açaí se ha convertido en una tendencia mundial debido a las propiedades nutricionales que poseen para la salud; y las regiones de la selva (Amazonas, Loreto, Ucayali, Madre de Dios y San Martín) pueden aprovechar esta tendencia ya que son zonas con gran potencial para impulsar su producción.

De acuerdo a cifras recogidas por Sierra y Selva Exportadora, el consumo de estos productos es el mercado chino mostró una tasa de crecimiento anual del 20% durante el periodo 2014 – 2015; mientras tanto, en Kuwait su preferencia los hizo llegar a 164% en sus niveles de importación de estas frutas en el mismo periodo. 

Tailandia y Malasia destacan también en sus niveles de compras de frutas exóticas en un 30% y 37% respectivamente; además de Vietnam, cuyos montos importados ascendieron en un 122% entre el 2014 y 2015.

Zonas de producción

En el caso del camu camu, las regiones que lo producen son Loreto, Ucayali y San Martín (en pequeñas cantidades). Además, existen unas 1,345 hectáreas de rodales naturales, principalmente en las cuencas de los ríos Putumayo, Tigre, Ucayali, Napo y Curaray.

Conocida como la “Fruta del Dragón”, la pitahaya se produce en pocas cantidades en Amazonas, y tiene una mayor oportunidad en Europa debido a su alta demanda en las principales ciudades gastronómicas como Paris, Barcelona y Madrid, donde la usan en la elaboración de postres.

Por último, el açaí que se produce en Loreto y Ucayali es conocido por su elevada concentración de antocianina, pigmento que le da el intenso color morado, al igual que el arándano. Esta sustancia lo convierte en un potente antioxidante. El programa Sierra y Selva Exportadora también indica que el aceite de este fruto es usado en productos de belleza, generando un movimiento económico de 530 billones de dólares anuales.