Sepa en qué consiste el pago diferido del IGV para mipymes

Con el llamado "IGV Justo", es posible pagar este impuesto en 90 días, para micro y pequeñas empresas que facturen anualmente hasta S/ 6 millones 885 mil

08 de Enero del 2017 - 08:00 » Textos: Maria Claudia Medina

El denominado “IGV Justo”, es un esquema tributario recientemente aprobado que le otorga facilidades a las Micro y Pequeñas empresas (mipymes) para pagar el Impuesto General a las Ventas (IGV). Normalmente, todos los meses estas empresas tenían que pagar el IGV inmediatamente después de haber emitido una factura, aunque todavía no se hubiese cobrado, a partir de la vigencia de esta norma, lo podrán hacer hasta tres meses después (90 días).

¿Para quiénes aplica?

A pesar que la norma todavía tiene que ser reglamentada, Juan Carlos Basurco, socio de Tax & Legal de Grant Thornton Perú, comenta las restricciones que ya se conocen. En primer lugar, está restringido para un grupo de mipymes. “Se aplica a todas las empresas que tengan ingresos hasta las 1,700 UIT, que serían S/ 6 millones 885 mil (S/ 573 mil mensuales aproximadamente”, explicó.

Se excluye a todas las empresas que tengan deudas tributarias (entre impuestos, intereses y multas) mayores a 1 UIT (S/ 4,050). Lo mismo ocurre con los titulares o socios de empresas que estén condenados por delitos tributarios, las empresas que por 12 meses no hayan declarado ni pagado el IGV o el Impuesto a la Renta y aquellas que estén en medio de procesos concursales.

---> También le puede interesar: Proveedores hacen caer en mora a las microempresas

Procedimiento

Este beneficio solo aplica para las mipymes que pagan IGV (no las del régimen RUS) y lo que permite el esquema es prolongar la fecha de pago, no dejar de declarar a la Sunat el IGV mensual. “En el régimen tradicional una empresa presenta su declaración mensual o PDT, que es una obligación, pero también está la obligación de pagar el IGV, y esto último es lo único que se ha prorrogado”, comenta Basurco.

Mientras la administración tributaria no conozca su intención de acogerse a este sistema, los intereses por demora en el pago -en teoría- siguen corriendo. “El interés por no pagar el IGV está en 0.34% mensual. En la práctica, lo que ocurre es que en una semana Sunat ya está enviando las notificaciones a los contribuyentes y si es que no hubieran pagado, se cobra directamente de la cuenta bancaria de las empresas”, advierte el especialista.

Lo más leído