779 madres adolescentes

Jóvenes voluntarios de Inppares brindan orientación, pero Salud indica que la Ley General de Salud impide que las adolescentes accedan a un método para poder cuidarse.
779 madres adolescentes

Jóvenes voluntarios de Inppares dan orientación a escolares

18 de Noviembre del 2014 - 11:07 » Textos: Ibón Machaca » Fotos: Josué Ramos

Ha relegado su proyecto de vida y muy tempranamente asumirá un nuevo rol: ser mamá. Maritza acaba de cumplir 16 años y tiene 6 meses de embarazo. Vestida con buzo y una mochila cubriéndole el vientre, intenta ocultar su estado y pasar desapercibida frente a un numeroso grupo de mujeres que esperan atención en el consultorio de la obstetra del hospital Honorio Delgado. Poco locuaz comenta que hoy salió temprano de clases para pasar el chequeo rutinario. Espera que su bebé nazca sanito.

Así como ella, en Arequipa, 778 adolescentes comprendidas entre las edades de 12 y 17 años se han convertido en jóvenes progenitoras en el presente año. Detrás de esta cifra está la falta de política en salud que permita que ellos tengan acceso a utilizar métodos anticonceptivos, explica Danaly Palo Barreda, coordinadora del Centro Juvenil Futuro de Inppares.

Etapa. Parte de la adolescencia es descubrir y desarrollar la vida sexual. Sin embargo, pocos jóvenes acuden a personas mayores para consultar sobre este tema, pues temen recibir una opinión negativa.

“La mejor ayuda que un joven puede recibir sobre sexualidad proviene ciertamente de otros jóvenes, pues se identifican más espontáneamente con ellos y pierden el temor de consultar”, señala Danaly.

Para Milagros Fuentes Vargas (21), voluntaria de Inppares, una adolescente no hablará sobre sus inquietudes mientras desarrolle la confianza y para ello es necesario hablarles en su propio lenguaje. “Los jóvenes solo hablan de su vida sexual con sus amigos”.

Danaly agrega también que el adolescente se encuentra en una etapa donde está desorientada y para ello hay que facilitar su acceso a la información para que pueda decidir correctamente.

“Actualmente, el Estado no garantiza eso y prohibe a los jóvenes acceder a métodos anticonceptivos”.

Así, junto a sus 9 compañeros voluntarios, todos menores de 25 años, dictan talleres informativos a adolescentes del 3er. y 4to. grado de secundaria.

Limitaciones. La coordinadora regional de Estrategia Sanitaria de Salud Sexual y Reproductiva de la Gerencia de Salud, Aydee Vargas López, indica que actualmente la Ley General de Salud impide que las adolescentes accedan a un método para poder cuidarse al momento de sostener relaciones sexuales.

“Existe la política de no otorgar ningún método anticonceptivo a un adolescente, así que ellos prefieren acudir a farmacias. Sin embargo, no reciben la orientación que deberían para conocer las consecuencias de iniciar una vida sexual…”

Recalca también, que a nivel nacional, la tendencia del embarazo adolescente es que vaya en aumento.

Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes), al 2012, la tendencia de embarazo era de 13.2, entendiéndose que de cada 100 adolescentes 13 eran madres a temprana edad. Para el 2013, la cifra llegó a 13.9.

No obstante, la tendencia en la región Arequipa suele menor, pues de cada 100 jóvenes 7 son madres (7.7).

Pero Aydee Vargas señala: “No debe haber ninguna madre adolescente, ellos deben lograr su plan de vida”.

Mejoras. Para contrarrestar el incremento de más embarazos en adolescentes, el Ministerio de Salud (Minsa) se ha enfocado en ofrecer a los jóvenes una atención exclusiva a fin de resolver sus dudas referentes a la sexualidad. Para lo cual se ha puesto en funcionamiento 8 consultorios diferenciados en hospitales y centros de salud.

Amparo Arenas Condori, coordinadora regional de la etapa de vida adolescente y joven de la Gerencia de Salud, explica que en estos centros trabajan especialistas (obstetras y psicólogos) y en horarios diferenciados (8h a 14h).

Estos se encuentran instalados en Ocoña (Camaná), La Hacienda (Camaná), Cocachacra (Islay), La Punta (Islay).

Además de los Centros de Salud de Hunter, Zamácola, Edificadores Misti, San Martín de Socabaya, Ciudad de Dios y Mariano Melgar.

Empero, estos establecimientos aún no cuentan con el equipo adecuado para la atención de los adolescentes y tampoco con el personal debidamente capacitado.

Arenas señala que aún falta el compromiso político de las autoridades en fortalecer estos establecimientos.


Modificatorias.Para modificar esta situación, el grupo de jóvenes de Inppares ha planteado un proyecto de Ley que modifique la norma general de Salud y permita que se instale un servicio de planificación familiar en los centros de salud donde el adolescente pueda acudir una vez que haya iniciado sus relaciones sexuales y pueda elegir que método utilizar para cuidarse.

Anteriormente, lograron que el Tribunal Constitucional despenalice las relaciones sexuales sostenidas entre adolescentes.