Carretera Costanera que tendría que unir Arequipa, Moquegua y Tacna está entrampada

Los trabajos están paralizados en Mejía por la reubicación de un canal y en Dean Valdivia por la falta de liberación de terrenos agrícolas. El puente hacia Punta de Bombón tiene un avance del 85 %
Carretera Costanera que tendría que unir Arequipa, Moquegua y Tacna está entrampada

Carretera Costanera que tendría que unir Arequipa, Moquegua y Tacna está entrampada

19 de Junio del 2018 - 10:59 » Textos: Carmen Meza » Fotos: Carmen Meza

La carretera Costanera que une los departamentos de Arequipa, Moquegua y Tacna, se empezó a construir en enero del 2015 y debía terminarse en diciembre del 2016, pero a más de tres años de haber comenzado los trabajos, solo se usa una parte: los tramos de Quilca - Matarani y La Punta de Bombón - Ilo.

El avance está entrampado en el Valle de Tambo, en los sectores de Mejía, por el pedido de la reubicación de un tramo del canal de regadío. En un segundo plano está Dean Valdivia, donde no se ha logrado la liberación de los terrenos de cultivo por donde pasará la vía.

Hace algunos días, el ministro de Transportes y Comunicaciones, Edmer Trujillo, llegó a la zona y anunció que los primeros días de agosto se pondrá en servicio 14 kilómetros de la carretera de doble calzada, este tramo está comprendido entre las localidades de Matarani y Mejía.

Con ello se agilizará el tránsito vehicular y se evitará el ingreso a los poblados de Mollendo e Islay, pero el problema de inseguridad continuará en los otros distritos.

CANSADOS

En Mejía, la alcaldesa Juana Rosa Arenas está cansada de soportar que las unidades vehiculares de alto tonelaje pasen por la única avenida que hay en su jurisdicción, la misma que está ubicada en medio de la zona urbana, al costado del colegio José Abelardo Quiñones, a menos de 10 metros de un jardín de niños y frente a todas las principales entidades del distrito: municipalidad, comisaría, junta de usuarios, centro de salud, entre otros.

“Todos los días pasan los camiones con cargas que sobresalen hacia los costados, apenas pueden circular. En verano la situación ha sido caótica, porque se sumaron buses y carros pequeños que suelen venir por la temporada”, explicó.

Asegura que esta es la consecuencia de haber llevado adelante un proyecto sin tomar en cuenta todos los detalles, como la liberación de los terrenos por donde iba a pasar la carretera.

“Eso ya lo sabían, no entiendo por qué esperaron hacer los trabajos para recién acudir a la zona a dialogar con los agricultores”, dijo.

En su caso, sabían de la situación del canal de regadío, por eso hicieron un estudio de vulnerabilidad en el sector donde está ubicada la infraestructura hidráulica, los resultados sugerían una reubicación, ya que la construcción data de hace 70 años.

El documento en su integridad fue entregado el 2016 al Ministerio de Transportes, pero recién ahora se está analizando el problema.

ACCIONES LEGALES

El retraso de la obra ha generado que el 3 de mayo Provías Nacional le haga llegar un oficio a Obrainsa, donde le pide que paralice los trabajos debido a los inconvenientes encontrados. Pero la empresa optó por interponer una medida cautelar y con ello pedir que le determinen la causa de dicha decisión.

Luego de unos días, al parecer por ese problema legal, el Ministro de Transportes, Edmer Trujillo, viajó a la zona para analizar la situación y ver una solución. Una de las primeras acciones que se ha tomado es atender el tema del canal de Ensenada - Mejía - Mollendo. De esta manera, representantes de Provías Nacional y de la Autoridad Nacional del Agua están evaluando las alternativas, y en los siguientes días se dará a conocer los resultados, con ello se espera que se inicien los trabajos y así, en un lapso de 4 meses, se pueda poner en funcionamiento la vía de Evitamiento.

INTERRUMPIDA

En el caso del tramo que va desde Dean Valdivia, en el sector de la Curva, hasta Punta de Bombón, el puente está en un 85% de avance, pero el inconveniente radica en la liberación de los predios agrícolas. Allí 82 terrenos de cultivo fueron considerados para ser afectados de manera parcial o total para que se haga la carretera.

Correo llegó a la zona, en un recorrido se pudo apreciar que cerca de la rotonda la vía está interrumpida por terrenos sembrados, a pocos metros se divisa parte de la vía imprimada. Intentamos buscar un acceso para llegar hasta el puente, pero por las vías carrozables solo se llega hasta cierto punto, el resto son terrenos de cultivo.

Por otro lado, a la salida de La Curva, pasando el arco de bienvenida, la carpeta asfáltica está divida en tres niveles, lo que puede ocasionar accidentes de tránsito, según comentaron algunos conductores.

En este distrito también se tiene malestar por la presencia de grandes unidades vehiculares.

“No podemos cruzar con tranquilidad porque de día y noche pasan camiones cargados, la avenida está deteriorada con tanto movimiento de carros, esta carretera ya se debía poner en funcionamiento”, comentaron los pobladores.

Indecisión. Según el congresista Miguel Roman Valdivia, existen serias dificultades por la falta de una decisión política y trámites burocráticos.

“El principal retraso fue la liberación de los terrenos que hasta ahora no se termina, por otro lado están las indecisiones respecto al canal de Mejía, el puente está casi terminado, pero no se puede usar porque no hay acceso”, explicó.

El parlamentario comentó que está viendo la habilitación de la vía de Evitamiento en el distrito de Cocachacra, ya que no fue considerada en la Costanera, pero es usada por unidades vehiculares de carga pesada, como las que circulan hacia Bolivia desde el puerto de Matarani.

“Estamos pidiendo que se reclasifique, ya que está considerada como vía nacional, si la pasan a la municipalidad se puede hacer la inversión y luego retornaría a su estado anterior”, dijo.

La empresa Tisur está interesada en hacer la inversión de 6 millones de soles para la ejecución del proyecto, que será asumido por el municipio distrital en la modalidad de Obras por Impuesto.

Román Valdivia finalizó indicando que la carretera Costanera es un proyecto indispensable para el desarrollo nacional, por ello espera que con la visita del Ministro de Transportes a la provincia de Islay se tome en cuenta acelerar los trabajos y pueda ser usada en su integridad, ya que los afectados ahora son los pobladores del Valle de Tambo.

INSEGURIDAD

Otro de los problemas ocasionados por este proyecto son los accidentes, en ese sentido, según el reporte de la Comisaría Sectorial Mollendo, hasta ahora hubo 4 incidentes, de los cuales el suscitado en setiembre del año pasado cegó la vida de 10 personas, todos pobladores del distrito de Punta de Bombón que retornaban de Mollendo (ver cuadro adjunto).

Efectivos policiales de tránsito indicaron que todos los accidentes fueron cerca a la rotonda de ingreso a la ciudad de Mollendo. “La vía está cerrada, esto no es percibido por los conductores por ello pierden el control del volante y terminan inclinándose o impactando”, explicaron.

Esperan que con la apertura del tramo Matarani - Mollendo- Mejía cesen estos sucesos penosos.

Por ahora, recomendaron a las personas que están frente al volante de un vehículo que respeten las señales de tránsito, ya que advierten de la cercanía hacia las rotondas, donde deben disminuir la velocidad.

“Deben recordar en todo momento que están trasladando personas y son responsables de su integridad hasta que lleguen a su destino”, puntualizaron.

La carretera Costanera es muy esperada por la población del sur del Perú, pero su ejecución ha traído una serie de inconvenientes que causa malestar no solo a las autoridades, sino también a los pobladores, por ello el pedido en conjunto fue que el Gobierno central agilice su concretación para beneficio y tranquilidades de todos.

Normatividad

El director de la Autoridad Administrativa del Agua (AAA) Caplina Ocoña, Alberto Osorio Valencia, fue claro al indicar que las fajas marginales no se dan en virtud a un antojo, para ello existe una normativa que siempre se debe respetar.

En el caso de la carretera Costanera, el 13 de abril emitieron la resolución N°570-2018 para el caso del canal de irrigación Ensenada - Mejía - Mollendo. Similar fue la situación del canal de Dean Valdivia.

“En Mejía existe una suspensión por 90 días, el plazo está por cumplirse, por eso esperamos que nos den a conocer la alternativa que van a aplicar en la zona, así daremos la autorización para que continúe la ejecución de la obra”.

Lo más leído