Chachas, un paraíso escondido en Castilla (FOTOS Y VIDEO)

La perla de Castilla se alista para aprovechar la inminente llegada de visitantes con la declaratoria del Geoparque

16 de Julio del 2017 - 16:47 » Textos: Nelly Hancco

Si ama la belleza natural, Chachas es el distrito de Castilla que no debe dejar de visitar. De hecho, debe ser su próximo destino. La “Perla escondida de Castilla”, Chachas, está a 3 mil metros sobre el nivel del mar, rodeada de los cerros Jojolloche, Condor Sencca (nariz de cóndor) y Juisha. En el primero de ellos hay un mirador desde donde se puede ver el pueblo y la naturaleza que lo rodea, así como su laguna.

El alcalde, Víctor Huayhuacure, recomienda visitar el lugar y llevar binoculares para observar desde lo alto la zona y las actividades que realizan los comuneros, dedicados principalmente a la ganadería y agricultura.

LA VISTA. Orgulloso muestra el mirador de Jojolloche que se levantó en 40 días y que, el jueves, fue inaugurado en medio de la alegría de los pobladores, quienes inclusive se emocionaron al punto de llorar. Un sueño de la comunidad se hizo realidad.

Detrás del lago, hacia el fondo se hallan 80 cráteres de los volcanes ubicados en el valle de Andagua, tales como Los Mellizos, pero también hay macizos que habrían erupcionado hace 417 años. A su alrededor se pueden ver restos de lava y piroclastos (material volcánico sólido) que fueron expulsados por estos cráteres.

El burgomaestre, señala que hay cierto temor de que los volcanes se reactiven, pero considera que no es el momento.

A las faldas del cerro Jojolloche y la lava petrificada está el río Challahuire, así como la catarata del mismo nombre. El afluente baja desde Orcopampa, Andagua, la laguna de Chachas, para luego continuar su recorrido y perderse en el subterráneo en la zona del Cangrejal. Posterior a ello, el agua vuelve a fluir en la laguna de Mamacocha en el distrito de Ayo, conocida como el manantial más grande.

HISTORIAS. Sin embargo, también hay leyendas alrededor de la laguna de Chachas. El alcalde Huayhuacure narra que la laguna era una planicie donde estaba instalada la población, en una de las fiestas llegó un mendigo pidiendo alimentos, pero nadie le atendió, a excepción de una señora, a quien posteriormente el anciano le invitó a huir del pueblo porque algo malo pasaría, la condición fue que no mirara atrás. Pero en el cerro Juisha, la mujer junto a su hija voltearon la mirada y quedaron petrificadas y convertidas en rocas.

Otra historia, contada por el presidente de Turismo de la Asociación Sumac Llacta Chachas, José Rosas Falcón, señala que, debido a las erupciones, las lavas desviaron el río Challahuire e inundó el pueblo para luego quedarse como laguna de Chachas.

“En los contornos se puede encontrar huellas de las casonas donde vivieron los antiguos pobladores”, precisa.

La historia se puede comprobar al ver los caminos que van desde los cerros hasta el antiguo pueblo. Provienen de Cusco, Orcopampa, Andagua, Ayo y Choco.

Lo cierto es que luego de las inundaciones, el poblado se ubicó en una zona más alta.

EL NOMBRE. Chachas, cuyo nombre hace honor a la hierba Chachacoma, es también un pueblo religioso y su templo San Pedro (1546), levantado a base de piedra está ubicado en plena plaza principal. Ahí se venera a la Virgen del Carmen, la Inmaculada Concepción, San Isidro Labrador, Santa Rosa de Lima y el Señor de la Sentencia. Destaca la pila bautismal (1687), las estatuillas de los 12 apóstoles, el púlpito con pinturas cusqueñas y otros atractivos.

Con toda su identidad y tradiciones, los chacheños tienen mucho que mostrar, por ello ya se alistan para el boom turístico que están seguros tendrán a partir del siguiente año, cuando el circuito del Colca y Valle de los volcanes sea declarado en Geoparque.

Los comuneros ya cuentan con siete casas vivenciales, también hoteles y restaurantes.

El regidor Santos Umaya, está convencido que con el asfaltado de la carretera Ayo, Huambo, el traslado hacia Chachas desde Arequipa se reducirá de 12 a 5 o 6 horas. La obra está en ejecución.

Productos. Uno de los platos típicos del distrito es el caldo de Gañán. Quintina Huamani, una conocida prepradora de estos potajes, cuenta que es elaborado con el maíz que producen, la carne y el chuño. Esta delicia es el alimento de los hombres que aran la tierra con sus yuntas.

La actividad principal de la zona es la agricultura, pero por el cambio climático, se ha notado una reducción considerable en los sistemas de almacenamiento de agua.

  • 160 años tiene Chachas y dio origen a Andagua, Chilcaymarca, Orcopampa y Ayo
  • 8 anexos tiene el distrito, cuyos pobladores se dedican al cultivo de maíz, papa, habas.

FESTIVAL. El último viernes se realizó el III Festival del Valle de los Volcanes, donde niños, jóvenes y adultos mayores participaron del jolgorio que empezó en la plaza de armas con el  canto del himno nacional en quechua y el respectivo pasacalle.

La amena mañana entró en calor con el concurso de danzas, cuyo ganador fue el distrito de Andagua con la danza Señalo de Vaca, el mismo que muestra la tradición de los ganaderos de marcar los animales para reconocer como suyos y evitar robos.
En el festival cuyo objetivo es reconocer el atractivo natural y promover el destino turístico también se realizó el concurso de artesanía y gastronomía donde los comuneros mostraron las prendas personales con diseños de la flora y fauna de los ocho anexos del distrito.

Al término de la festividad, los organizadores del encuentro cultural decidieron que el próximo festival del Valle de los volcanes en el año 2018 se realizará en el distrito de Chilcaymarca.