Terremoto en Perú: COEN confirma que hay 1 muerto en Cajamarca

¿Cuál es la verdad sobre el caso del soldado Nick que supuestamente fue abusado?

General del Ejército declara que el cabo padece de un cuadro de esquizofrenia y niega acusaciones de violación
¿Cuál es la verdad sobre el caso del soldado Nick que supuestamente fue abusado?

¿Cuál es la verdad sobre el caso del soldado Nick que supuestamente fue abusado?

09 de Abril del 2019 - 10:00 » Textos: Juan Guillermo Mamani » Fotos: Víctor Sucasaca

Los últimos días de marzo, amigos, compañeros y familiares del joven soldado Nick, salieron a denunciar que fue víctima de abusos, torturas y hasta violación sexual, dentro del cuartel de Tiabaya en Arequipa.

Para hacer sentir su reclamo, realizaron protestas y marchas frente al Ministerio Público, la Corte Superior de Justicia de Arequipa y en la Plaza de Armas.

Por un lado, el padre de Nick, Nicolás Tito, denunció que su hijo se encuentra recluido contra su voluntad en el hospital Militar de Lima, y que incluso le estarían dando medicamentos que no corresponden a su tratamiento, todo con el objetivo de que no pueda recordar las torturas que asegura haber vivido.

Pasado los días, el comandante general del agrupamiento de Comunicaciones José Olaya - Tiabaya, general EP Richard Tineo Quispe, señaló que todas las denuncias son falsas y que el soldado cabo presenta un cuadro de esquizofrenia, el cual tratan con las mejores atenciones médicas, además de desmentir que esté encarcelado en el nosocomio de Lima.

Diario Correo conversó con ambas partes para conocer el estado de Nick, un muchacho que realizaba su primer año de servicio militar.

ABUSOS

Nicolás Tito, entre lágrimas, dijo que solo quiere tener de nuevo a Nick a su lado. Con orgullo muestra las medallas y diplomas que logró durante su etapa escolar y con tristeza no puede creer la pesadilla que está viviendo.

Contó que Nick decidió enlistarse en el Ejército antes de cumplir la mayoría de edad, por eso decidió realizar su servicio militar desde el año pasado.

Sin embargo, todo cambió el 1 de marzo de 2019, cuando Nick regresó al cuartel de Tiabaya tras estar unos días con su familia como parte de sus días de franco.

“Mi hijo estaba asustado, dijo que lo habían torturado, que le tiraron gases lacrimógenos, hasta culpó a su superior”, dijo.

Tres días después, Nick regresó con su familia, al parecer, por su mal estado de salud. Según su padre, ese lapso de tiempo fue suficiente para que el soldado revelara las torturas que sufrió en el cuartel, incluso habló de una presunta violación.

Para el señor Tito lo peor sucedió cuando se llevaron a su hijo a Lima, según él, sin su consentimiento.

“Yo no firmé nada para que lo lleven a Lima, me informaron que podrían llevarlo, pero que al final se quedaría en Arequipa. Mi hijo está encarcelado, está mal de salud, no es justo lo que le está pasando”, indicó su progenitor, refiriendo que Nick no sufre de esquizofrenia y que lo estarían medicando por una enfermedad que no tiene.

El 22 de marzo, la familia de Nick denunció el hecho en la Fiscalía de Hunter, que inició una investigación preliminar. La Fiscalía de Prevención del Delito también tomó conocimiento del caso.

CUARTEL

También conversamos con los representantes del Ejército. Para ello nos dirigimos al cuartel de Tiabaya en donde el comandante general del agrupamiento de Comunicaciones José Olaya - Tiabaya, general EP Richard Tineo Quispe, respondió a las acusaciones. Tineo aseguró que el soldado sí padece de un cuadro de esquizofrenia.

Señaló que el 1 de marzo recibió el reporte de las señoritas de guardia y de su agrupamiento, el mismo que viene de Juli - Puno, de un comportamiento raro en Nick, basado en insultos y acusaciones.

“Nosotros informamos de esto a los familiares, ellos han venido al cuartel y sabían qué estaba pasando, inclusive su comportamiento fue extraño durante el año pasado”, dijo el general.

El lunes 3 de marzo su tío se lo llevó a su casa, declaró el comandante. El 13 de marzo sostuvieron una reunión con los directivos del cuartel, basándose en un informe médico de un especialista psicológico.

Ese día le explicaron a la familia que en el Hospital Militar de Arequipa no hay especialistas de psiquiatría, por lo que lo más factible era trasladarlo a Lima para recibir una mejor atención.

TRASLADO

El general afirma que, por las leyes del Ejército, mientras el soldado se encuentre encuartelado es responsabilidad de la institución tratarlo y curarlo de existir complicaciones en su salud.

“Él decía que lo estaban espiando, que le habían jaqueado su Facebook, que hasta le pusieron un chip para seguirlo, la decisión fue tomada porque necesitaba ser tratado oportunamente”, mencionó el general.

El general Tineo le mostró fotos y videos a Correo sobre el traslado de Nick a Lima, en donde se lo ve sonriente, acompañado de un superior.

También reveló fotografías de las visitas que recibió en Lima, una de ellas de su superior, el técnico Amanqui, a quien acusó de las presuntas torturas.

Del mismo modo, un video de la cámara de seguridad del nosocomio, con fecha del 28 de marzo de este año, muestra a Nick echado en una camilla en compañía de su padre, quien le acomoda la almohada de su cama, mientras el joven usa su celular.

Tineo dijo que todo este material audiovisual lo pondrá a disposición del Ministerio Público para que continúen con las investigaciones.

El general agregó que, a pesar de las pruebas que tienen, investigan si es que otro soldado torturó al muchacho. De ser así, será sancionado penal y administrativamente.

DESTINO

La familia ha presentado dos hábeas corpus para exigir que Nick sea retirado del nosocomio militar.

Ambos recursos no habrían sido aceptados por los magistrados en Lima, por lo que continuaría en el recinto de la institución.

Mientras tanto, Tineo Quispe manifestó que a finales de mes una nueva junta médica se reunirá para analizar el estado de Nick, pues hasta el momento su diagnóstico sería un trastorno psicótico-agudo.

De continuar con el mismo cuadro, no podría regresar al servicio militar, por lo que la junta decidiría su baja recomendada y sería entregado a sus familiares para que pueda continuar el tratamiento.

Lo más importante ahora es comprobar el estado de su de Nick y reconstruir los hechos para llegar a la verdad.

DEFENSORÍA

Dicha institución, al igual que la Fiscalía, ya ha ido al cuartel de Tiabaya a recolectar pruebas y posibles evidencias.

Es una enfermedad que no avisa. El psiquiatra Renato Luz explicó que la esquizofrenia es una enfermedad grave que muchas veces no se detecta a simple vista, mayormente es un trastorno de persecución y delirio.

Dijo que generalmente se presenta a finales de la adolescencia, algunos cambios de comportamiento, problemas en la personalidad, memoria, se van presentando poco a poco. “Sí es tratado a tiempo sí tiene cura, pero sí el soldado dice que hubo una tortura deben realizarse todos los exámenes para comprobar los hechos”, dijo.

Todo ocurrió en menos de un mes

Los hechos habrían ocurrido los primeros días del mes de marzo cuando Nick volvió al cuartel

1 de marzo Nick regresó al cuartel de Tiabaya. La familia afirmó que en esa fecha ocurrieron los abusos, pero el general dijo que el muchacho presentó un comportamiento extraño.

3 de marzo salió del cuartel por estar mal de salud. A su familia le contó de las torturas, pero el general dijo que ese día se informó del cuadro esquizofrénico del soldado

7 de marzo Nick fue enviado a Lima. El 22 de marzo la familia puso la denuncia, afirmando que lo tenían encarcelado en el Hospital Militar de Lima

Lo más leído