Temas

Cuidado con el chinche de la cama que puede refugiarse en su colchón

El insecto ataca de noche y es confundido con pulgas, piojos y cucarachas
Cuidado con el chinche de la cama que puede refugiarse en su colchón

Cuidado con el chinche de la cama que puede refugiarse en su colchón

19 de Marzo del 2017 - 11:25 » Textos: Gisela Vilca

¿Alguna vez escuchó hablar del chinche de cama? Se trata de un pequeño insecto poco conocido por la población que se alimenta principalmente de sangre humana. Un chinche recién salido del huevo es semitransparente, de color marrón claro y del tamaño de un grano de azúcar, mientras que un adulto es plano, de cuerpo ovalado, color rojo óxido y del tamaño de una semilla de manzana.

Investigadores de la Universidad Peruana Cayetano Heredia en Arequipa, desde hace 10 años realizan diferentes estudios en control de insectos, y desde hace 5 años han notado la presencia del chinche de cama e investigan para conocer la real magnitud del problema e infestación, por eso, piden a la población informar de ello para apoyar en su control.

INVESTIGACIÓN. El biólogo Carlos Condori Pino, integrante del Centro de Investigación de dicha casa superior de estudios, reveló que este llamado se realiza porque la tendencia va en aumento. Revela que recibieron reportes de infestaciones desde fines de 2014 hasta la actualidad, desde diferentes distritos de la ciudad y cada año aumenta. Por ejemplo, en 2015 recibían una denuncia por mes; el año pasado fueron dos denuncias y este año la tendencia es tres.

En tanto, el biólogo Renzo Salazar Sánchez precisó que la investigación del chinche de cama se inició en 2011. Ese mismo año recibieron una denuncia del Ministerio de Salud.

“Ellos trajeron el insecto para que podamos identificarlo y a partir de ahí empezamos a investigar ”, comentó . La bióloga Amparo Toledo Vizcarra precisa que la mayoría de la gente no distingue al insecto. 

“Lo encuentran en su vivienda y no saben qué es. Por eso, queremos dar a conocer que este insecto está presente, que lo identifiquen y comuniquen para saber dónde está”, dijo. 

Según se conoció, el pasado 2 de enero recibieron la llamada de una señora por la presencia de insectos extraños y no sabía qué hacer, cuando inspeccionaron la vivienda ella había quemado el colchón sobre el que dormía así como su tarima. Ese mismo día, también se propagó un video por Facebook, donde en un bus interprovincial de la ruta Chiclayo- Lima, los pasajeros mostraban picaduras en cuello y brazos. Narraron que todo empezó con una comezón extraña y al revisar el asiento descubrieron los “insectos desconocidos”.

“Cuando vimos el video, identificamos que eran chinches de cama, eso es una clara muestra de que la gente no los conoce”, manifestó. Explicó además, que este insecto ataca de noche y son confundidos con pulgas, piojos y cucarachas jóvenes.

“Nosotros recogemos las denuncias de los pobladores, programamos una inspección a la vivienda, hacemos la búsqueda y les damos las recomendaciones que deben seguir. Esto es un trabajo que se hace a largo plazo”, dijo la bióloga Toledo.

Carlos Condori recomienda no fumigar una vez que se identifique al insecto porque este se encuentra en la cama, el colchón y la tarima. “No podemos fumigar algo que tiene contacto directo con nuestra piel”, refirió.

Precisó además que esta plaga fue mal controlada en otros lugares, y ha conllevado a que el insecto desarrolle resistencia a los insecticidas. Si se usa un producto, se debe comprobar que lo mata.

Renzo Salazar precisó que la plaga de “chinches de cama” es ancestral y desde el 2000, a nivel mundial, aumentó. No solo pueden estar donde una persona duerme sino también podría presentarse en empresas, hoteles, por ello es necesario controlar cualquier infestación.

PREVENCIÓN. El equipo multidisciplinario que investiga el “chinche de cama” del Centro de Investigación de la Universidad Cayetano Heredia lo preside Michael Levy junto a 25 personas quienes trabajan en colaboración de investigadores de la universidad de Pensilvania (EE.UU). 

Amparo Toledo señala que estos insectos son considerados una amenaza para la salud y los riesgos de infestación no van más allá de una molestosa reacción alérgica ante las picaduras (comezón y enrocejimiento); sin embargo, en otros países donde se han reportado infestaciones críticas las personas presentan cuadros severos de anemia y hasta efectos sobre su salud mental como insomnio, ansiedad y depresión. 

Estos insectos pueden estar no solo en la cama, sino en muebles, cuadros, hendiduras, grietas, conexiones eléctricas, zócalos de madera, cortinas y cualquier otro espacio que pueda darle refugio cerca a su fuente de alimento que son los seres humanos o animales domésticos. La bióloga Katty Borrini Mayorí también integrante del grupo de investigación insta a denunciar a: chinchesAQP@gmail. como al teléfono 989279579.

Cómo evitarlos. Nunca lleve a su hogar armazones de cama, colchones, ni muebles comprados de segundo uso. Inspeccione todo mueble usado o alquilado para detectar chinches. Cuando viaje, inspeccione la cama y los muebles. No deje las valijas en el piso ni en la cama y revíselas antes de partir. 

Si sospecha que estuvo en contacto con chinches, lave la ropa inmediatamente y séquela a temperatura alta o guárdela en una bolsa de plástico sellada.

  • 200 a 500 huevos ponen los chinches si se alimentan
  • a 4 meses completan su crecimiento y viven hasta 1 año.